Wall Street cotiza a la baja en su apertura y se contagia de las correcciones de las bolsas europeas y de la crisis turca. El Dow Jones cae un 0,6%, el Nasdaq corrige más de un 0,7% y el S&P 500 un 0,6%.

Los valores tecnológicos caen después de que la china Tencent, propietaria de la aplicación de mensajería WeChat, haya anunciado una caída interanual del 2% en su beneficio del segundo trimestre, la primera bajada trimestral de esta partida en más de doce años, debido al impacto negativo de la industria de videojuegos. Alphabet se deja más de un 1% como Amazon, Netflix un 2,3%, y Facebook un 0,8%.

El resto de plazas europeas también cotizan con retrocesos, del 0,8% en el caso de Londres, 0,7% se deja Lisboa, 0,4% París y 0,2% Frankfurt. El Ibex 35 español cae más de un 1% y pierde los 9.400 puntos.

Wall Street cerró este martes con ganancias moderadas en torno al medio punto porcentual. La lira turca se apreció un 7% frente al dólar y esto lo recogieron los índices en positivo: el Dow Jones con un alza del 0,45%, el S&P 500 un 0,64% y el Nasdaq un 0,65%. Los inversores apostaron por los valores de consumo, los industriales y los financieros, estos últimos aprovechando la debilidad de los bonos y el consiguiente repunte de las rentabilidades.

 

Fachada de la Bolsa de Nueva York.

 

La lira turca se aprecia este miércoles un 2,6% frente al dólar y se cambia en este momento a 6,2 'billetes verdes'. Sin embargo, el regulador turco apuntó que estaba limitando las transacciones de intercambio de divisas de los bancos. El movimiento probablemente tenga como objetivo frenar la venta en corto contra la lira, apuntan los analistas de la CNBC.

El Gobierno de Recep Tayyip Erdogan ha anunciado nuevos gravámenes sobre automóviles estadounidenses, tabaco y alcohol estadounidenses y en la jornada de ayer amagó con aplicar sanciones a productos tecnológicos de EEUU. Por su parte, los diplomáticos turcos abandonaron Washington sin avances aparentes en la liberación del pastor estadounidense retenido en Turquía Andrew Brunson, lo que muchos analistas apuntan que puede ser un nuevo foco de sanciones por parte de Donald Trump a Turquía.

La producción industrial de EEUU subió en julio, impulsada por una mayor producción manufacturera en un signo positivo de crecimiento económico. La Reserva Federal explicó que la producción industrial subió un 0,1% el mes pasado después de un aumento revisado al alza del 1% por ciento en junio.

A nivel macroeconómico, las referencias también pasan por las ventas minoristas de julio y el cambio en las reservas de petróleo, además del índice del mercado inmobiliario NAHB de agosto, los inventarios de negocio de junio, la producción industrial del mismo mes, los costes laborales del segundo trimestre y el índice manufacturero Empire State de agosto.

A nivel empresarial, presentan sus cuentas Cisco, NetApp y Castle Brands. Macy's presentó ganancias mejores de las esperadas, aunque sus acciones caen un 6,5% hasta los 39,09 dólares.

Las bolsas asiáticas cayeron esta madrugada a sus niveles más bajos en un año ante indicios de una desaceleración del crecimiento en China, ignorando el avance registrado anoche en Wall Street. 

El Nikkei 225 de Japón se ha dejado un 0,66%, el Hang Seng de Hong Kong un 1,69%, el índice de Shanghai un 1,89% o SZSE un 1,97%, mientras que el Kospi surcoreano ha cerrado con un alza del 0,5%.

El euro se cambia a 1,1317 dólares y cae un 0,24% y continúa en mínimos de trece meses.

El precio del petróleo baja por segundo día, presionado por el aumento de los inventarios en EEUU y el empeoramiento de las previsiones de crecimiento de la economía global. El Brent se deja un 1% hasta los 71,72 dólares, mientras que la referencia estadounidense, el crudo West Texas, cae un 1,3% hasta los 66,15 dólares.