Jason Warnick, director financiero del bróker minorista Robinhood Mkts Rg-A, ha señalado durante la Cumbre de la red CFO de The Wall Street Journal que la firma no planea invertir gran cantidad de efectivo en cripto activos en el corto plazo según Nina Trentmannn del mencionado medio.

"No hay razones convincentes estratégicamente para que nuestro negocio ponga una cantidad significativa de nuestro efectivo corporativo en criptomonedas", señalo Warnick. Sus comentarios se hacen eco de los de otros jefes de finanzas, incluido el director financiero de Twitter Inc., Ned Segal, quienes han dicho que les preocupa la naturaleza volátil de algunos de estos activos o las limitaciones en torno a las políticas de inversión de las empresas.

Robinhood, que reportó 51 millones de dólares en ingresos por intercambios de criptomonedas durante su último trimestre, tenía alrededor de 6160 millones de dólares en efectivo y equivalentes de efectivo a fines de septiembre, frente a los 1400 millones de dólares a fines de 2020. Algunas empresas como Tesla y Block han invertido efectivo corporativo en bitcoin u otros activos virtuales, mientras que, hasta ahora, muchos otros CFO se han mantenido al margen.

“Mientras tanto, los clientes de Robinhood están ansiosos por tener más opciones de inversión en criptomonedas”, destacó Warnick.

Dijo que Robinhood está atento a los comentarios de los reguladores sobre cómo tratar los criptoactivos. Es por eso que Robinhood no ha agregado nuevas monedas o monedas además de las que ya ofrece, incluidas bitcoin, dogecoin y litecoin.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

“No se nos escapa que a nuestros clientes y a otros les gustaría vernos agregar más monedas”, indicó Warnick, respondiendo a una pregunta sobre cuándo agregaría Robinhood la moneda Shiba Inu a su plataforma.

“Somos una empresa altamente regulada en una industria altamente regulada, y creemos que es importante que obtengamos un poco más de claridad de los reguladores”, afirmó Warnick.

El CFO, que fue designado en noviembre de 2018, refutó las afirmaciones de que la plataforma juega con la inversión. “El titular de la gamificación a menudo se asocia con Robinhood. Pero la conversación nunca va más allá del ejemplo del confeti, que ya no existe”, señaló Warnick, refiriéndose a una función que rociaba confeti virtual cuando los usuarios completaban ciertas transacciones o hacían un depósito. “Creo que la conversación fue exagerada”.

Warnick dijo que la compañía se beneficia al enviar órdenes de acciones, opciones y criptomonedas de sus clientes a firmas comerciales de alta velocidad, una práctica conocida como pago por flujo de órdenes. “El pago por el flujo de pedidos realmente ha ayudado a traer a los inversores individuales al frente y participar como nunca antes”, indicó Warnick.

Robinhood cerraba la sesión el viernes en los 15,17 dólares.