Los resultados de Apple han decepcionado y eso a pesar de que la cifra de beneficio neto ha estado por encima de las previsiones. Sin embargo, se han vendido menos iPhones de los previstos en los tres primeros meses del año. ¿Cómo se lo han tomado los analistas que siguen la compañía?

Aunque Apple ha batido las estimaciones de beneficio durante este trimestre, al ascender hasta 63 centavos por acción, frente a 57 de hace un año. El beneficio neto ha aumentado un 4,8% en el segundo trimestre fiscal, hasta 11.029 millones de dólares. Con unas ventas que han crecido  un 5% también, hasta 52.896 millones de dólares.

Pero aunque haya ganado más dinero, la empresa ha vendido menos teléfonos de los que estimaba el consenso. En concreto, ha puesto en el mercado 50,763 millones de unidades, frente a 51,2 millones un año antes. Y eso que ha logrado incrementar los ingresos de esta división.

Las cifras de ventas en China han sido muy débiles, aunque algunos analistas –al igual que el propio CEO de la compañía, Tim Cook, consideran que parte de esta menores ventas se han producido por aquellos usuarios que están retrasando su decisión de compra a la aparición del nuevo iPhone 8, que se espera para este próximo verano.

 

Resultados Apple

 

Como no puede ser de otra manera, los expertos no se han tomado especialmente bien estas cifras. La venta de teléfonos inteligentes es, de lejos, la mayor fuente de ingresos de la compañía al generar más de un 65% de todas las ventas. Por eso una reducción de la demanda preocupa, y mucho.

De las 28 revisiones que han realizado los analistas que siguen el valor y que recoge Facset, 16 han llevado a la baja el precio objetivo. Nueve de ellos lo han elevado y tres han optado por reducirlo. A pesar de todo, ni uno solo de los analistas ha optado por empeorar la recomendación que sigue siendo mayoritariamente de compra. En concreto, 77% optan por comprar o sobreponderar y el 23% aconseja mantener las acciones. Y eso que desde que comenzó el ejercicio Apple se aprecia un 27,3% y lleva acumulada una subida de casi un 55% en los doce últimos meses. El precio objetivo ha quedado situado, según Facset, en 135,31 dólares por acción, por debajo de la cotización actual.

Y es que Apple se ha convertido en una auténtica máquina de generar cash. La caja de la compañía asciende ya a 256.800 millones de dólares. Solo en los últimos tres meses han metido 10.000 millones en tesorería. Es decir, habría que tener en cuenta que de su capitalización una tercera parte es dinero contante y sonante.

Los grandes números solo se entienden si se ponen en perspectiva; un ejemplo, Apple se podría comprar casi una cuarta parte de la bolsa española si quisiera, claro, solo con su caja.

¿Qué van a hacer con ese dinero?

Además de realizar alguna adquisición –la empresa tiene músculo financiero de sobra, Apple ha decidido, como cada vez que le van mal los resultados, elevar la cantidad que destina a recompras  en otros 50.000 millones de dólares. Además, ha elevado el dividendo desde 57 centavos hasta 63 dólares por acción.

Los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión sitúan a la acción en fase alcista, con ocho puntos de los diez posibles.

 

Indicadores Apple mayo