Apple es la compañía más grande del mercado estadounidense, mientras que en Europa, con premiso de Nestlé, en el EuroStoxx 50 reina AB Inveb. Es curioso cómo durante años las cotizaciones de estas dos empresas, con negocios totalmente distintos, han corrido parejas, aunque Apple se ha desmarcado para reforzar su liderazgo.


Apple, compañía que presenta sus cuentas del primer trimestre al cierre de la sesión de hoy, ha revalidado su título de empresa más grande del mercado estadounidense con el fuerte tirón que ha experimentado desde finales de 2016, el cual, también le ha llevado a situarse en subida libre.

Curiosamente, AB Inveb, la compañía más grande del EuroStoxx 50, ha hecho el movimiento contrario, pues a finales de 2016 se descolgó y en el último mes ha lateralizado su movimiento.

Si tomamos un gráfico comparativo del desempeño de ambos valores desde el verano pasado, observamos que su cotización se distanció y tomó caminos contrarios, cuando llevaban más de tres años con movimientos parecidos, aunque exponencialmente más elevados en el caso de Apple. De hecho, mientras que en los últimos cuatro años Apple se ha revalorizado un 241%, la cervecera belga lo ha hecho un 143%.

La gran diferencia se observa en el gráfico comparativo de una década. Ahí  la compañía europea no le hace sombra al gigante tecnológico pues, mientras que Apple ha subido un monumental 1006%, AB Inveb no ha llegado al 300%.

Los indicadores técnicos Premium también reiteran la mejor situación técnica de Apple en el medio y largo plazo, pues con una puntuación de 8 puntos no cabe duda de su tendencia alcista. El problema es que el volumen está empezando a cojear, lo que debilita las subidas recientes y podría dar lugar a una consolidación de éstas.

AB Inveb se encuentra justo en el limbo, pues los indicadores técnicos Premium le conceden una puntuación de 5 puntos. si bien conserva la tendencia alcista porque el precio se impone a las medias de 14 y 40 sesiones, a largo plazo es bajista porque la caída experimentada en el último trimestre de 2016 hundió el precio por debajo de la media de 200 sesiones y aún no ha logrado situarse por encima de ésta.