Disney anunció ayer  durante su presentación de resultados que quitará todos su contenidos de Netflix, básicamente películas, básicamente para lanzar su propio servicio de streaming.  Una ruptura que se materializará en 2019. 

El movimiento no es inmediato, de hecho, el contenido de Disney en Netflix se mantendrá hasta finales de 2019, el año en el que la cadena ha planificado sacar su propio servicio de “emisión en directo” para el contenido de Disney y Pixar. Netflix continuará recibiendo los derechos de estreno de las películas de Disney durante el resto de este ejercicio y 2018, aunque las películas lanzadas en 2019 – como Frozen 2 – se mantendrán en Disney.

“Los miembros de Netflix en Estados Unidos tendrán acceso a las películas Disney en el servicio hasta finales de 2019, incluyendo las nuevas películas que se emitirán a finales de 2018”, según ha  recogido Market Watch en declaraciones de un portavoz de Netflix. “Continuamos haciendo negocios con Walt Disney Company globalmente en muchos frentes, incluyendo nuestra colaboración en curso con Marvel TV”

Más allá de Disney y Pixar, la creadora de Mickey Mouse todavía está considerando qué hacer con el otro contenido más popular, especialmente con las producciones de las divisiones de Marvel, creadora de las películas de superhéroes y Lucasfilms, productora de la saga Star Wars. El CEO de Disney, Robert Iger, dijo el pasado martes que Disney está todavía considerando qué hacer con estas propiedades, que todavía podrían aterrizar en Netflix o en un servicio similar.

Netflix mantendrá el control sobre los superhéroes televisivos de Marvel – léase "DareDevil", "Jessica Jones" y el próximo debut de “The Defenders” – que es considerado un contenido original de Netflix. Pero películas como “Moana”, “Buscando a Dory”, “Rogue One” o “Doctor Strange” es previsible que desaparezcan del servicio a finales de 2019 “a menos que se negocie un nuevo acuerdo de contenido con Marvel y Lucasfilms”

La compañía también dijo que pagará 1.580 millones de dólares por una participación del 42% en Bamtech, la compañía de streaming de video que está desarrollando un servicio independiente para el canal de deportes ESPN. Este nuevo servicio debutará a principios de 2018. Disney ya poseía una participación del 33% en Bamtech, una compañía creada por la Major League Baseball (MLB), en agosto de 2016.   El acuerdo de colaboración entre Netflix y Marvel llegó en 2012, pero no se cerró completamente hasta el año pasado. En este tiempo, Disney se ha visto desfasado por la nueva forma en que se visualizan los contenidos en streaming.

Los títulos de Disney cayeron ayer en bolsa en torno a un 4%, hasta los 103 dólares.