Los principales índices de la bolsa de Nueva York se dividen entre pérdidas y ganancias en la apertura de la última sesión de la semana, debido al descenso de las compañías tecnológicas. Con la atención puesta en la posible votación de la reforma fiscal en el Senado después de que ayer fuera pospuesta, el Dow Jones sigue adentrándose en terreno desconocido.

Apertura mixta en Wall Street con el Dow Jones por encima de los 24.000 puntos y el S&P 500 cerca de máximos, mientras que el Nasdaq retrocede ante los descensos de las compañías tecnológicas.

En la sesión de hoy, la atención vuelve a centrarse en la votación en el Senado la reforma fiscal, después de que ayer fuese pospuesta. Los analistas de Renta 4 explican que “si se aprueba, el siguiente paso sería reconciliar las propuestas de Senado y Congreso, muy diferentes. El objetivo es que Trump pueda aprobar la reforma antes de Navidad”.

A pesar del retraso, el senador John McCain ha comprometido su apoyo, lo que gustó a los inversores. Los mercados norteamericanos volvieron a las alzas con claridad, cerrando noviembre con avances (Dow Jones +3,8%, S&P 500 +2,8% y Nasdaq Composite +2,2%). El volumen negociado en Wall Street en la sesión del jueves fue casi un 30% superior a la media de los últimos 20 días y el mayor desde junio.

Desde CMC Market consideran que a pesar de que John McCain mostró su apoyo, los republicanos tomaron la decisión de retrasar la votación sugiriendo que aún había problemas para obtener los votos necesarios. “La demora por el momento no parece haber afectado el sentimiento, pero eso podría cambiar si el proyecto de ley no obtiene los votos necesarios, cuando los senadores vuelvan a reunirse hoy”, indican.

En el frente macro destaca el ISM Manufacturero de noviembre “para el que se espera un leve retroceso (58,3 vs 58,7 anterior). Pero se encuentra en niveles muy elevados y consistentes con una economía cuyo PIB crece a un ritmo del 3,3%”, señalan desde el departamento de análisis de Bankinter.

En cuanto a los miembros de la Reserva Federal que hoy tomarán la palabra, el presidente de la Fed de Dallas, Robert Kaplan, el presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, el presidente de la Fed de Filadelfia, Patrick Harker, hablarán a lo largo de la jornada de hoy.

En una entrevista publicada el viernes por el diario Wall Street Journal, el presidente de la Reserva Federal de Nueva York, William Dudley, ha señalado que existen motivos razonables para un aumento de las tasas este mes en EEUU, al tiempo que ha considerado que los incrementos de los tipos de interés en el 2018 dependerán de cómo se desempeñe concretamente la economía y cómo varíe el panorama.

En el frente macro destaca el ISM Manufacturero de noviembre “para el que se espera un leve retroceso (58,3 vs 58,7 anterior). Pero se encuentra en niveles muy elevados y consistentes con una economía cuyo PIB crece a un ritmo del 3,3%”, señalan desde el departamento de análisis de Bankinter.

Con todo, en la apertura de la sesión el Dow Jones sube un 0,14%, mientras que el S&P 500 baja un 0,06% y el Nasdaq, un 0,41%.

Con el índice industrial en los 24.288,56 puntos, Verizon encabeza las subidas, al avanzar un 0,59%, por delante de Chevron y de Caterpillar, que ganan en ambos casos un 0,53%.

Apple lidera los descensos, al ceder un 1,08%, seguida de Microsoft, que se deja un 0,56%, y de Visa, que retrocede un 0,47%.

En la apertura de Wall Street, el euro retrocede frente al dólar y se cambia a 1,186 billetes verdes.

El precio del petróleo Brent avanza un 1,52%, hasta los 63,29 dólares, al tiempo que el West Texas sube un 0,80%, hasta los 57,86 dólares por barril. El analista de Alphavalue, Alexandre Andlauer, comenta en el seno de la reunión de la OPEP desde Viena que Libia y Nigeria han sido incluidas para los recortes de producción, mientras que Rusia pide otra reunión para junio. La organización, junto a otros 10, acordaban por unanimidad la extensión de los recortes de producción de 1,8 millones de barriles por día hasta cerrar 2018.