McDonalds venderá su negocio en Rusia a Alexander Govor

Parece que la salida de Rusia de McDonald's tendrá un buen fin, al menos para los empleados, en medio de la partida de muchas firmas occidentales tras el inicio del conflicto con Ucrania. La cadena de restaurantes americana anunció que venderá toda la cartera de restaurantes que operarán bajo otro nombre a Alexander Gorov, quien es licenciatario de la firma desde 2015 operando 25 locales en Siberia según Michael Dabaie en The Wall Street Journal.

Los términos financieros del acuerdo no fueron revelados. McDonald's dijo en marzo que tiene 847 restaurantes en Rusia y emplea a 62.000 personas allí.

“El acuerdo de compra y venta prevé que los empleados se mantengan durante al menos dos años en términos equivalentes”, dijo McDonald's. Govor también acordó financiar los salarios de los empleados corporativos que trabajan en 45 regiones del país hasta el cierre, así como financiar las obligaciones existentes con proveedores, propietarios y servicios públicos, dijo la compañía.

McDonald's dijo que espera que el acuerdo se cierre en las próximas semanas. La empresa posee y opera el 84 % de sus restaurantes en Rusia, y el resto está a cargo de franquiciados.

Las acciones de McDonald's cayeron un 0.6% en las operaciones del jueves por la mañana a 229,61 dólares; la acción ha bajado un 14% en 2022.

A principios de esta semana, McDonald's dijo que saldría del mercado ruso después de más de 30 años de operaciones en el país. McDonald's dijo que la crisis humanitaria provocada por la guerra en Ucrania y el precipitante entorno operativo impredecible lo llevaron a concluir que la propiedad continua de su negocio en Rusia ya no era sostenible.

En marzo, McDonald's cerró restaurantes en Rusia y detuvo las operaciones en el mercado.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

La salida de McDonald's de Rusia es particularmente notable dado que su llegada fue emblemática de una carrera entre las empresas occidentales en la década de 1990 para ingresar al país, buscando sacar provecho de su paso del comunismo al capitalismo. McDonald's abrió su primer local en Rusia en la plaza Pushkin de Moscú en 1990, cuando miles de lugareños hicieron fila para probar por primera vez las hamburguesas y papas fritas de la cadena estadounidense.

En relación con la salida, McDonald's ha dicho que espera registrar un cargo contable de entre 1.200 y 1.400 millones de dólares y reconocer una pérdida significativa por conversión de moneda extranjera.

Rusia y Ucrania representaron alrededor del 9% de los ingresos de McDonald's el año pasado, dado el alto porcentaje de restaurantes propiedad de la empresa en esos mercados. Los países representaron el 2% de las ventas de restaurantes en todas las ubicaciones de McDonald's, incluidas las de los franquiciados, y menos del 3% de los ingresos operativos, dijo la compañía.

Estrategias de Inversión

Los analistas dijeron que las tiendas propiedad de la empresa tienden a ser menos rentables para McDonald's, en comparación con las ubicaciones franquiciadas.

A largo plazo, la medida podría tener sentido financiero para McDonald's, dijeron analistas de Wall Street. McDonald's había dicho que desde que cerró sus restaurantes en Rusia en marzo, sus operaciones seguían costando a la compañía unos 55 millones de dólares al mes en salarios de empleados, pagos de arrendamiento y costos de la cadena de suministro.

La empresa de comida rápida posee alrededor de 100 restaurantes en Ucrania que permanecen cerrados.

McDonald's cotiza en los 229 dólares a la baja y el último cruce de medias móviles, la de 70 periodos por debajo de la de 200 periodos, nos daría una señal bajista. Mientras, los indicadores de Ei se muestran prácticamente bajistas.