Amazon y Alibaba presentaron la semana pasada sus resultados empresariales. Los gigantes del comercio electrónico mejoran sus cuentas, aunque cada uno lo hace a su manera. En común: ambas compañías suben en bolsa y disfrutan del respaldo de los analistas. Tanto es así, que las dos tienen recomendación de compra, con un potencial en torno al 10%.

El jueves, al cierre de la sesión en EEUU, Amazon presentó sus resultados. El gigante del comercio electrónico estadounidense ganó 3.000 millones de dólares a lo largo de 2017, un 20% más que en el año anterior.

En el último trimestre del pasado ejercicio, la compañía obtuvo unos ingresos de 1.900 millones, frente a los 749 millones del mismo periodo de 2016, gracias al efecto de la reforma fiscal que se aprobó en EEUU en diciembre.

Así, el beneficio por acción se impulsó hasta los 6,15 dólares, muy por encima de los 4,9 dólares de 2016.

De cara al próximo trimestre, Amazon prevé alcanzar unos ingresos trimestrales entre 47.750 y 50.750 millones de dólares, lo que supondría un incremento entre el 34% y el 42%.

Así, entre las FAANG (Facebook, Apple, Amazon Alphabet y Netflix) y en lo que resultados se refiere, el ganador indiscutible es Amazon, que rompe la barrera de los 1.000 millones de beneficios por primera vez en su historia.

Y también podría romper otro récord, ser la primera empresa del billón de dólares, honor que disputa con Alphabet y Apple.  Eso sí, algo rezagada, ya que mientras que la compañía de Jeff Bezos tiene una capitalización de 669,8 billones de dólares, la matriz de Google alcanza los 816,12 y la compañía de la manzana los 861,43 billones.

El precio de las acciones de Amazon subió más de un 50% en 2017, impulso que en gran parte se debe al desarrollo de la compañía, como los servicios que ofrece en la nube: Amazon Web Services. Solo una muestra de las inversiones que realiza Amazon para continuar con su crecimiento.

 

 

Y es que Amazon es la propietaria de la cadena de supermercados Whole Foods, mientras que destinará 4.000 millones de dólares más en la creación de contenido para su portal Prime TV, al tiempo que sigue trabajando en uno de sus productos estrella: Alexa, un asistente virtual que pretende hacer más fácil la vida cotidiana en el hogar.

Pero aquí no termina la cosa. La semana pasada, antes de que presentar sus resultados, la empresa de Jeff Bezos informó que, junto a Berkshire Hathaway y JP Morgan, creará una compañía independiente de cuidados de salud que tiene como objetivo reducir los costes de la atención médica y mejorar los servicios ofrecidos a sus empleados en Estados Unidos.

En lo que va de año, Amazon sube en bolsa casi un 17%, mientras que el avance de Alibaba se queda por debajo del 5%.

 

 

Si la mejora del beneficio neto de Amazon es del 20%, Alibaba supera dicha subida, con un crecimiento del beneficio neto del 70,8%, hasta alcanzar los 8.672 millones de dólares durante los primeros nueve meses de su año fiscal, es decir, entre abril y diciembre. El gigante chino del comercio electrónico alcanzó unos ingresos de 28.946 millones, un 57,3% más que en los tres primeros trimestres del 2016.

El incremento del beneficio del gigante chino se debe una vez más a las ventas, la mayoría de ellas la mayoría de ellas realizadas a través del portal Taobao, que entre abril y diciembre tuvieron una subida interanual del 59%, hasta los 25.012 millones de dólares.

El crecimiento de la economía China, con la consiguiente mejora de la situación de la clase media y, por lo tanto, del consumo, también se sienten en las cifras de Alibaba. Y es que la compañía alcanzó los 515 millones de consumidores activos anuales en el país asiático, lo que supone un aumento de 27 millones en el último trimestre.

Otro de los datos que dejan patente la dependencia de Alibaba a las compras asiáticas es la festividad del Día del Soltero. En su última edición la compañía batió un récord de ventas con 25.386 millones de dólares obtenidos en solo 24 horas, el 42,6% más.

Así, el negocio de Alibaba se basa en las ventas a través de la red al mercado chino. Sin embargo, la compañía intenta buscar otras formas de expansión, como la reciente adquisición del 33% de Ant Financial, la empresa que gestiona Alipay, el sistema de pago a través del cual los usuarios de sus portales realizan las transacciones.

Como gigantes del comercio electrónico, los analistas recomiendan comprar ambas compañías.

En el caso de Amazon, de las 50 casas de análisis que siguen a la compañía, 46 aconsejan comprar, tres, mantener y solo una vender.

Respecto a Alibaba, de los 47 broker que siguen su día a día, 46 aconsejan comprar y solo uno, vender.

Según el consenso de Reuters, Amazon tiene un precio objetivo de 1.525,62, lo que teniendo en cuenta los actuales 1.390 a los que cotiza, supone un potencial del 9,76%. Superior es el recorrido de Alibaba. Con un precio objetivo de 217,8 dólares, debería subir un 13,32% para alcanzarlos, desde los actuales 192,2 dólares por acción.

En cuestión de PER, el de Amazon alcanza las 350,84 veces, muy superior al de Alibaba, que se sitúa en las 51,52 veces. Ambas compañías cotizan muy por encima de su valor en libros. El ratio entre el precio al que cotizan las acciones con el valor de sus fondos propios en el caso de Amazon es de 27,17 veces, también por encima de las 9,47 veces de Alibaba.

La buena evolución de Amazon se refleja en sus indicadores técnicos, que le dan a la compañía una puntuación de 10, al considerar que se encuentra en fase alcista, con dicha tendencia tanto a medio como a largo plazo y una volatilidad decreciente en ambos periodos.