Lo que comenzó como un gran escándalo reputacional para Facebook hace una semana, la brecha de seguridad generada por Cambridge Analytic, va camino de convertirse en una china en el zapato para el sector tecnológico que parece va a dificultar su paso.

El sector de las tecnologías se ha convertido en el auténtico líder de las bolsas en los últimos meses. El acrónimo FAANG (Facebook, Apple, Amazon, Netflix y Google) concentra a las compañías que han tirado del mercado en los últimos meses.   Una importancia que se explica en solo unos cuantos datos. Por ejemplo, sólo cinco de ellas, Amazon, Alphabet, Facebook, Apple y Microsoft concentran un tercio de la capitalización del Nasdaq y el 10% del S&P 500. Es más, en 2017 estas compañías generaron el 40% del incremento de la capitalización del Nasdaq. Unas subidas que se produjeron por las fuertes ventas y el crecimiento de sus beneficios. En opinión de los analistas de Barclays, esto ha provocado que las valoraciones no sean tan caras.

Durante muchos meses, las tecnológicas han sido la industria que más interés despertaba entre los inversores. Como explica Juan Enrique Cadiñanos, director de Admiral Markets en España, en su última entrevista en Estrategias de inversión, “en Estados Unidos no hay un sector al que podamos aferrarnos y que sea alternativo a la tecnología y es lógico que el inversor determine acudir a la renta variable de la mano de este sector”, señalaba el experto.

Sin embargo la filtración de datos de 50 millones de usuarios estadounidenses de Facebook que podrían haber sido utilizados en las campañas electorales que hicieron salir adelante el brexit o la victoria de Donald Trump, ha hecho de una brecha de seguridad algo más.  

Michael Hewson, director de análisis de CMC Markets en el Reino Unido, “el foco creciente en la forma en la que Facebook ha gestionado los datos de sus usuarios ha generado que los inversores centren su atención en otras empresas del sector como Alphabet, Twitter, Microsoft y Apple”. En su opinión, “si los legisladores ponen su atención en el resto del sector, lo que parece probable, es difícil que otras compañías escapen al escrutinio sobre su uso de los datos y esto, a su vez, eleva la posibilidad de que este análisis se centre en otros aspectos”, afirma Hewson.

Pero la situación de Facebook no ha sido la única que ha pesado sobre el sector de la tecnología. Como explican los analistas de Link Securities “el accidente mortal sufrido por un vehículo sin conductor de Uber, que ha hecho saltar muchas alarmas en relación a los proyectos en marcha de conducción autómata. Ayer se supo que el Gobernador de Arizona prohibía todas las operaciones de vehículos sin conductor en el Estado y que la fabricante de semiconductores NVIDIA, pionera en este campo, suspendía momentáneamente su programa de conducción autómata. Además, se está investigando otro accidente fatal de un vehículo Tesla”.

En opinión de estos analistas, “hay que tener en cuenta que muchos valores tecnológicos, entre ellos Nvidia y Tesla, basan una parte importante de sus exigentes valoraciones en este proyecto, por lo que la noticia de que la primera se retiraba de momento del mismo provocó fuertes caídas en sus respectivas valoraciones, arrastrando al resto del sector y a la bolsa estadounidense en su conjunto”.

Tampoco fue positivo que Canadá anunciase que está considerando imponer un impuesto sobre las ventas locales a Amazon y Netflix, ni que el Gobierno de EEUU estudie aprobar de urgencia una ley prohibiendo inversiones chinas en cierta tecnología, como semiconductores y comunicaciones móviles 5G. Toda esta tormenta perfecta provocó ayer la mayor caída para las tecnológicas desde la corrección de febrero. El martes Nvidia cayó un 7,8%, Twitter cedía un 12% y Facebook cedía un 4,9%, tal y como se puede ver en el siguiente gráfico.

Faang martes

Sin embargo desde enero la mayor parte de las FAANG siguen estando en positivo desde enero, salvo excepciones como Alphabet, Facebook y Apple. Sin embargo, Netflix mantiene alzas de casi un 50% desde principios de año.

Faang desde enero

Los analistas apuestan por comprar las acciones de todas ellas aunque es Facebook la que presenta un mayor potencial, de casi un 50% desde los niveles actuales.

Los  Indicadores Premium de Estrategias de Inversión sitúan a todas ellas en fase alcista, aunque la empresa de Mark Zuckerberg es la que presenta una menor puntuación, 7,5.

Facebook