El índice sobre el mercado de la vivienda que elabora la Asociación Nacional de Fabricantes de viviendas junto con Wells Fargo llegó a 54 el mes de noviembre. En el mes de octubre la cifra se revisó a la baja a 54 desde un dato inicial de 55, mientras que el consenso de analistas había estimado que el informe estaría en torno a 55. (Ver comunicado)

Sin embargo, el índice se ha mantenido por encima de 50 puntos por sexto mes consecutivo. Una lectura por debajo de 50 significa que más constructores ven las condiciones del mercado más débiles que favorables.

“El hecho de que la confianza de los constructores se mantenga por encima de 50 es una señal alentadora, teniendo en cuenta que el problema de la deuda está sin resolver y que la situación del presupuesto del país hace que los constructores estén más al margen”, aseguró el economista jefe de NAHB, David Crowe, en el comunicado.

El índice de la encuesta sobre las opiniones de los constructores de viviendas "en las condiciones de venta actuales” se mantuvo estable por segundo mes consecutivo en 58, dijo el grupo.

El indicador de las expectativas de ventas de viviendas unifamiliares para los próximos seis meses cayó por tercer mes consecutivo a 60 desde una lectura revisada de 61 en octubre.

El tráfico de posibles compradores descendió a 42, que fue el más bajo desde junio, desde una cifra revisada de 43 el mes pasado.