Cuando Jerome Powell, presidente de la FED, habla de inflación transitoria se refiere a algo que no dejará huella permanente en el proceso inflacionario. Los datos de julio avalan esta teoría, según Myles Udland en Yahoo Finance.

"El concepto de transitorio es realmente este: es que los aumentos sucederán", dijo Powell. "No estamos diciendo que se revertirán. Eso no es lo que significa transitorio [...] lo que quiero decir con transitorio es simplemente algo que no deja una marca permanente en el proceso de inflación. Una vez más, no queremos decir.... los productores van a recuperar esos aumentos de precios. Esa no es la idea. Es solo que no continuarán indefinidamente".

Y el informe de inflación de julio nos dio algunos ejemplos claros de lo que está hablando el presidente de la Fed.

El miércoles por la mañana, la Oficina de Estadísticas Laborales publicó el Índice de Precios al Consumidor de julio, que mostró que los precios subieron un 0,5% con respecto al mes anterior y un 5,4% con respecto al año pasado en base a los titulares. En una lectura "básica", que excluye los alimentos y la energía, los precios subieron un 0,4% con respecto al mes anterior y un 4,3% con respecto al año pasado.

Pero la publicación de los datos de junio, la conversación sobre inflación en este momento gira en torno a dos dinámicas diferentes: aumentos de precios que podrían resultar transitorios y aquellos que podrían ser más duraderos.

Y sobre el primer punto, julio ofreció algo de claridad.

"Este mes reveló un enfriamiento significativo en la inflación transitoria", dijeron economistas de Bank of America Global Research. La firma citó tanto los precios de los automóviles usados, que aumentaron solo un 0,2% mes a mes, como las tarifas de las aerolíneas, que cayeron un 0,1% con respecto al mes pasado, como ejemplos de categorías afectadas por factores de reapertura que se enfriaron notablemente en julio.

En otras palabras, los aumentos de precios en estas categorías registrados en meses anteriores están demostrando ser temporales.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

"El aumento más suave de los precios subyacentes reflejó principalmente aumentos de precios mucho más pequeños en la mayoría de los sectores afectados por la pandemia que habían impulsado ganancias más fuertes en los meses anteriores", dijo Andrew Hunter, economista senior de Capital Economics para Estados Unidos.

"Los últimos datos sobre los precios de las subastas al por mayor sugieren que los precios de los vehículos usados caerán rotundamente en agosto, lo que, si se mantiene, podría convertirse en un lastre más significativo para la inflación subyacente en los próximos meses", agregó.

Y como vemos en el siguiente gráfico, ambas categorías vieron un aumento en los precios a medida que la demanda de vehículos y la demanda de viajes aéreos se dispararon durante el verano. Pero con los altos precios que sacan a algunos compradores del mercado de autos usados, y la propagación de la variante Delta impactando algunos comportamientos de viaje, estas presiones han disminuido.

Pero tanto Hunter como el equipo de Bank of America notaron que las fuentes de inflación más persistentes se mantuvieron firmes en julio, lo que podría complicar la vida de la Reserva Federal en los próximos meses.

El alquiler equivalente de los propietarios, que representa un poco más de una quinta parte de los precios al consumidor en general, aumentó un 0,3% mes a mes y un 2,4% respecto al año pasado. El costo total de la vivienda, que incluye el alquiler equivalente de los propietarios, representa alrededor de un tercio de la inflación y aumentó un 2,8% en julio en comparación con el año pasado.

Hunter también señaló que los precios en restaurantes y bares subieron un 0,8% mes a mes en julio, después de un aumento del 0,7% y del 0,6% en los dos meses anteriores, respectivamente.

"Los funcionarios de la Fed sin duda verán estas cifras como una validación de sus afirmaciones de que la mayor parte del aumento anterior de la inflación subyacente resultaría transitoria", escribe Hunter, "pero también hubo señales en el informe de julio de que se siguen acumulando presiones de precios más duraderas".

"En general, los datos de julio sugieren que el estallido inicial de una inflación más fuerte ahora se está desvaneciendo, pero aún es demasiado pronto para descartar los riesgos de un período más prolongado de mayor inflación en los próximos años", agregó el economista.