El vicepresidente de la entidad financiera estadounidense ha escrito cuáles son los puntos en los que fijarse para alcanzar el éxito en nivel de empresa. 
Jimmy Lee, vicepresidente de JP Morgan, ha escrito sobre una cuestión que interesa bastante al emprendedor. ¿Cuáles son los puntos básicos para alcanzar el éxito empresarial? Para que una compañía se consolide y pueda funcionar bien en todos los terrenos, también en el bursátil, él destaca cinco claves.

1. Trabajar duro.

"El CEO tiene que trabajar muy duro. Sólo de esa manera conseguirá hacer sostenible a la compañía”, explica Lee.

2. Convertirse en un experto.

Desde su punto de vista, lo que debe hacer el empresario es “saber de los principales productos especialmente bien”. Explica que eso es lo que ha llevado en gran parte a JP Morgan a estar en el lugar en el que se encuentra.

“Tienes que conocer la deuda de alto rendimiento de tu negocio”, apunta Lee. Además, uno de los puntos centrales de una buena empresa, en la que debemos invertir, es en aquella cuyo máximo dirigente sabe qué políticas “de fusiones y adquisiciones debe hacer”.

3. No tener miedo de recibir asesoramiento honesto.

"Hay que tener miedo de sólo decir la verdad, sobre todo, con respecto a los directores ejecutivos”, relata el vicepresidente de JP Morgan. Por eso dice que para una compañía es atractiva para la inversión cuando su máximo responsable “se rodea de gente que le está asesorando bien”, lo cual es algo que al largo plazo se termina notando.

4. No subestimar la importancia de la comunicación interna.

"Las personas más exitosas tienden a tener relativamente elevado coeficiente intelectual y relativamente alto cociente emocional, lo cual es vital para que una empresa funciona perfectamente”, señala.

En su opinión una empresa que no tiene buena comunicación interna “finalmente termina reflejando esa circunstancia en sus resultados”.

5. Aprender de los errores.

"Siempre hay errores que se pueden cometer”, dice, pero lo que hay que hacer es en primer lugar reconocerlo, “con el nivel de gravedad que atrae” y después “no volver a cometerlo”. JP Morgan ha tenido “fallos a lo largo de la historia”, pero trabajar en no volver a hacerlo, es lo que hace que la gente termine confiando en la compañía.