Frontier Group acuerda comprar a Spirit Airlines por 2.900 millones de dólares

Frontir Grop Hld y Spirit Airlines son aerolíneas de ultra bajo costo. Ambas firman han llegado a un acuerdo este lunes de que la primera adquirirá a la segunda por un total en efectivo de 2.9 billones de dólares, según Alison Sider y Will Feuer en The Wall Street Journal.

Según ambas aerolíneas, este acuerdo les permitiría competir de forma más agresiva con compañías más grandes.

“Esta transacción se centra en la creación de un competidor agresivo de tarifas ultrabajas para servir a nuestros huéspedes aún mejor, ampliar las oportunidades de carrera para los miembros de nuestro equipo y aumentar la presión competitiva. Lo que da como resultado tarifas más amigables para el público que vuela”, dijo Ted Christie, presidente y director ejecutivo de Spirit.

Las empresas valoraron el acuerdo en 6600 millones de dólares, incluida la asunción de deuda neta y arrendamientos operativos.

La consolidación se produce a medida que la industria de viajes continúa abriéndose paso hacia los niveles previos a la pandemia a pesar de los costos más altos, la escasez de mano de obra y las interrupciones causadas por Covid-19.

¿Cómo le está yendo al sector de bajo costo tras la pandemia?

Las aerolíneas que se enfocan en ofrecer tarifas económicas a los viajeros de placer, como lo hacen Spirit y Frontier, han vuelto a agregar capacidad más rápidamente que los rivales más grandes que se han visto frenados por una recuperación más lenta en los viajes de negocios e internacionales, y han regresado a ambiciosos planes de crecimiento. Pero enfrentan competencia adicional de aerolíneas más grandes como American Airlines Group Inc., que buscan cada vez más el mismo grupo de clientes.

¿Cómo quedará la nueva firma?

Tras el cierre del acuerdo, Frontier poseerá aproximadamente el 51,5 % de la compañía combinada, y su presidente, William Franke, se convertirá en presidente del directorio. Las acciones de Spirit subieron más del 12% en las operaciones previas a la comercialización el lunes después de que se anunciara el acuerdo, mientras que las acciones de Frontier cayeron más del 2%.

Una propuesta de hace años

Franke ha estado interesado en una combinación entre Spirit y Frontier durante años. Era el presidente de Spirit cuando Frontier estuvo a la venta en 2013, e invitó a otros directores de Spirit a comprar la aerolínea. Terminó renunciando a Spirit, e Indigo Partners LLC, su firma de capital privado, compró Frontier a Republic Airways Holdings ese año por 36 millones de dólares en efectivo, además de deudas asumidas y arrendamientos.

Franke y Barry Biffle, director ejecutivo de Frontier, transformaron a la aerolínea en un competidor de ultra bajo costo para Spirit. Desde entonces, analistas, inversores y banqueros han especulado sobre una fusión entre las dos aerolíneas. Antes de la pandemia, en 2019, Spirit y Frontier eran la séptima y octava aerolínea más grande de EE. UU. por tráfico, según cifras del gobierno de EE. UU.

Las dos aerolíneas dijeron que juntas podrán crecer más rápido de lo que lo harían separadas, lo que les permitirá brindar un servicio económico adicional a rutas desatendidas en los EE. UU., América Latina y el Caribe y contratar a 10.000 trabajadores adicionales para 2026.

El escollo de los reguladores

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Aún así, el acuerdo debe superar a los reguladores, que han adoptado una postura agresiva sobre la aplicación de las leyes antimonopolio bajo la administración de Biden. El Departamento de Justicia presentó el año pasado una demanda antimonopolio desafiando una asociación entre American Airlines Group y JetBlue Airways Corp., describiendo su cooperación como un intento de puerta trasera para consolidar la industria y alegando que la cooperación de las aerolíneas suprimiría la competencia y conduciría a tarifas más altas.

El Departamento de Justicia durante años ha estado preocupado por una reducción en la competencia de las aerolíneas y ha estado bajo la presión de los defensores antimonopolio para hacer más para evitarlo. La administración Obama inicialmente cuestionó la fusión de American con US Airways en 2013, pero luego resolvió el caso y permitió el trato a cambio de concesiones de las aerolíneas.

En 2016, el departamento permitió que Alaska Airlines adquiriera Virgin America Inc. en un acuerdo de 2.6 mil millones de dólares, pero requirió que Alaska redujera significativamente una asociación con American para continuar.

Biffle, director ejecutivo de Frontier, dijo en una llamada con analistas e inversionistas que la fusión anunciada el lunes beneficiará a los consumidores, un argumento que las empresas planean presentar ante los reguladores antimonopolio.

“No se trata de reducir la competencia y subir las tarifas”, dijo.

El equipo directivo, la marca y la sede central de la compañía combinada serán determinados por un comité dirigido por Franke antes del cierre del trato. Se espera que el acuerdo se cierre en la segunda mitad de este año, en espera de la aprobación regulatoria.

¿Qué pasará con las acciones?

Los accionistas de Spirit recibirán 1,9126 acciones de Frontier además de 2.13 dólares en efectivo por cada acción de Spirit que posean, dijeron las compañías. Al precio de cierre de las acciones de Frontier el viernes de  12.39 dólares, eso implica un valor de 25.83 dólares por acción para Spirit, lo que representa una prima del 19% sobre el precio de cierre de las acciones el viernes.

Además del acuerdo, tanto Spirit como Frontier también publicaron sus últimos resultados trimestrales el lunes. Al igual que otras aerolíneas, dijeron que la variante de Omicron afectó sus resultados del cuarto trimestre.

Los viajes de vacaciones ayudaron a las aerolíneas de EE. UU. a generar más ingresos a fines del año pasado que en cualquier trimestre desde que la pandemia comenzó a devastar la demanda de viajes en 2020. Pero las principales aerolíneas perdieron dinero y han dicho que la nueva variante y una oleada de casos han atenuado temporalmente sus perspectivas. .

Spirit dijo que las interrupciones en diciembre debido a la escasez de personal y la variante Omicron llevaron a un impacto de alrededor de 30 millones de dólares en sus ganancias ajustadas antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización.

El cierre del viernes para Frontir Grop Hld podríamos interpretarlo como un soporte y la posición de las medias móviles, la de 70 periodos por debajo de la de 200 periodos, nos estaría dando una señal bajista.

Por el lado de Spirit Airlines, cerraba la última sesión de la semana en los 21,73 dólares y las medias móviles nos presentan el mismo escenario que en la anterior. Además podemos ubicar un soporte en los 20 dólares. Los indicadores de Ei para la aerolínea se muestran todos bajistas.