Amazon y Alibaba son dos gigantes del comercio electrónico cuya cotización se encuentra en máximos históricos, ambas con recorrido alcista. Sin embargo, en este Black Friday la mejor compra posiblemente sea la de las acciones de la compañía china, que dobla su valor desde enero y todavía tiene un potencial de casi el 10%, superando así a su rival estadounidense.

Desde que comenzó el año, los títulos de Amazon suben un 54,18%. Solo el día 27 de octubre, tras presentar sus resultados al cierre de la sesión anterior, la compañía fundada por Jeff Bezos subió un 13,225, recibiendo el visto bueno del mercado a unas cuentas que fueron mejor de lo esperado.

En el tercer trimestre del año, las ventas de Amazon alcanzaron los 43.700 millones de dólares., lo que supone un incremento del 33,6% respecto al año anterior. El beneficio neto subió un 1,5%, hasta los 256 millones.

El mercado esperaba unos ingresos de 41.600 millones, tras la adquisición de los supermercados Whole Foods. En el año, las ventas de la compañía de Jeff Bezos ascendieron hasta los 117.413 millones de dólares, un 27% más. Sin embargo, los beneficios se redujeron un 27%, hasta 1.176 millones de dólares por el aumento de costes.

El pasado verano, Amazon adquirió la cadena de supermercados estadounidense Whole Foods en una operación valorada en 13.7000 millones de dólares, para continuar así con su estrategia de expansión, que incluye la venta de productos frescos, o la oferta de televisión y de música.

La imparable subida en bolsa del gigante estadounidense del comercio electrónico está respaldada por los analistas. El consenso de Reuters aconseja comprar las acciones de Amazon con un precio objetivo de 1.227,32 dólares, lo que le da a la empresa de Bezos un potencial de subida del 6,2% De las 48 casas que siguen a Amazon, 44 firmas recomiendan comprar; tres vender y solo una, vender.

Con un precio de 1.156,16 dólares el coste de oportunidad al adquirir acciones de Amazon es más elevado que el de Alibaba, cuyos títulos cotizan a 189,84 dólares.

 

 

Pero es que además, la compañía asiática se revaloriza un 116,19% desde enero. Y todavía tiene recorrido alcista porque el consenso de analistas de Reuters le da un precio objetivo de 207,9 dólares por título, lo que supone un potencial del 9,5%.

Si las cuentas de Amazon son buenas, las de Alibaba registran un crecimiento mayor. En los seis primeros meses de su año fiscal, es decir, entre abril y septiembre, la compañía obtuvo unos beneficios netos de  4.862 millones de dólares, un 113 % más que en el mismo período del ejercicio anterior.

El gigante chino del comercio electrónico alcanzó una cifra de ingresos por valor de unos 15.828 millones de dólares,, el 58 % más que en los dos primeros trimestres fiscales de 2016.

Si Amazon tiene a Whole Foods, Alibaba tiene a Sun Art,  una cadena china de supermercados que ha adquirido recientemente por 2.450 millones de euros, también como parte de su estrategia de estar cada vez más presente en las tiendas físicas.

En favor de Alibaba juega su presencia en China, donde es el principal jugador. El país asiático es la segunda mayor economía del mundo, con casi 1.400 millones de habitantes con un potencial enorme para el consumo. En una entrevista con EI, César Muro, responsable de gestión pasiva de Deutsche Asset Management, subraya que solo en el Día del Soltero en China, Alibaba consiguió unos ingresos de 25.000 millones de dólares, cuando el año pasado sus ingresos llegaron a los 19.000 millones, un aumento del 40% en las ventas.