El día después de la comparecencia de Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), los analistas repasan los resultados de las medidas históricas y opinan sobre su efectividad.
Estas medidas son para mejorar el acceso al crédito
Draghi ha dejado un claro mensaje que la intención del BCE es asegurar el acceso a crédito: “Queremos estar seguros de que se aplica el programa de compras de bonos al aumento del crédito”. Además, afirma que los tipos de interés han tocado suelo, precisamente para “asegurar a los bancos que los tipos no bajarán más para que participen en las TLTROs” (operaciones condicionadas de refinanciación a largo plazo) destinadas a aumentar los niveles de liquidez con préstamos.

LOS BANCOS SE BENEFICIAN

“Esto ha sido una sorpresa que muestra cuánto quiere el BCE animar a los bancos a prestar otra vez”, afirman los analistas de FXTM.

Se traspasa el riesgo de los bancos al BCE
Los expertos de Natixis AM explican que el BCE quiere relajar el crédito para aumentar la demanda interna y consideran que los bancos se beneficiarán de estas medidas. “Habrá un traspaso del riesgo de los balances de las entidades al BCE”, comentan.

Los estrategas de Saxo Bank aplauden el programa ABS porque consideran que el problema de crédito no es sólo la demanda, sino que “los crecientes requisitos de capital y otras regulaciones obligan a los bancos europeos a poner límites sobre el suministro de crédito que no son suficientemente atractivos para los prestamistas. El programa ABS cambia esto”.

Estos analistas también hablan del traspaso del riesgo y afirman que la creación de liquidez en el mercado ABS ayuda a los bancos a evitar la los límites impuestos por la regulación y, por lo tanto, relajar el acceso a crédito.

¿SERÁN SUFICIENTE PARA LA ZONA EURO?

Los expertos de Bank of America Merrill Lynch recuerdan que Draghi ha vuelto a insistir en que el BCE no puede arreglar las cosas solo y pide reformas estructurales y fiscales. “El BCE ha cumplido y probablemente ha comprado tiempo para que otros cumplan también”, comentan.

El BCE se queda sin munición
Sin embargo, estos analistas advierten que “seguimos siendo escépticos con lo que ocurre en los frentes fiscales y estructurales y el BCE se está quedando sin munición”.