La rueda de prensa de hoy del presidente del Banco Central Europeo (BCE) ha deparado muy pocas sorpresas. Lo más novedoso, las expectativas de inflación y PIB de la Zona Euro, que incluyen algunos cambios. A saber:

- PIB 2013: sin cambios, -0,4%.
- PIB 2014: revisado al alza en una décima, hasta el 1,1%.
- PIB 2015: 1,5%.
- IPC 2013: revisado a la baja en un 0,1%, hasta el 1,4%.
- IPC 2014: revisado al alza en un 0,2%, hasta el 1,1%.
- PIB 2015: 1,3%

El organismo ha repetido que va a mantener una política monetaria acomodaticia el tiempo necesario y que los tipos seguirán en estos niveles o más bajos por un periodo prolongado de tiempo. También ha reiterado que su previsión económica pasa por un periodo largo de baja inflación que posteriormente girará al alza pero que seguirá por debajo de niveles del 2%.

Draghi ha tenido que responder a preguntas sobre el tipo de depósito negativo, medida que se especulaba que el BCE podía poner en marcha en este encuentro. El máximo dirigente del banco central le ha quietado importancia y ha dicho que se ha discutido del tema “brevemente”. Eso sí, ha recalcado que la idea que debía sacarse de esta reunión es que “estamos preparados para actuar” y ha dicho que tienen una “poderosa artillería” de herramientas para aplicar.

“No fue una sorpresa que el BCE optara por mantener los tipos sin cambios en el 0,25%, aunque el banco sigue bajo presión para hacer más para apoyar la frágil recuperación de la Zona Euro”, señalan los expertos de Capital Economics.

N.A.