A los expertos de Deutsche Asset Management no les preocupan las valoraciones de la bolsa estadounidense, que no hace sino construir un nuevo máximo sobre otro casi sin tomar impulso. En opinión de la gestora alemana, “teniendo en cuenta la tendencia histórica de los beneficios, las acciones estadounidenses parecen bien respaldadas”.

La mayor parte de las firmas apuestan porque las compañías estadounidenses van a batir las expectativas del mercado. Algo que podría ayudar a mantener las subidas de Wall Street, que lleva 15 meses sin experimentar una corrección. Y eso preocupa.

Los expertos de Deutsche AM señalan que “siempre que los mercados alcanzan nuevos máximos históricos, surgen las preguntas en relación con la sostenibilidad del mercado alcista. ¿Cómo tan alto pueden subir los precios de la renta variable? ¿Qué rentabilidad a largo plazo pueden esperar los inversores?”.

En la firma han preparado un gráfico en el que se relacionan los resultados de las empresas y el precio  de las acciones en Wall Street. Apuntan que “teniendo como referencia 1945, los beneficios después de impuestos del sector empresarial han aumentado un 7,5% anual (de acuerdo con las estadísticas de flujo de fondos de la FED, para evitar discusiones sobre el impacto de recompra de acciones en el beneficio por acción). Durante el mismo periodo, las acciones representadas por el S&P500 han aumentado un 7,3%. Es decir, un resultado similar. Esto, no obstante, no debería ser una gran sorpresa: Después de todo, comprar una acción implica adquirir un derecho a beneficios futuros”. Las bolsas seguirán subiendo durante la temporada de resultados del tercer trimestre

Pero estos analistas afirman que quieren ir más allá y afirman que “una mirada más profunda al gráfico de la semana revela que hay momentos en los que el precio de las acciones sube mucho más de los niveles consistentes con los beneficios empresariales, como, por ejemplo, sucedió en el 2000. Estos periodos a los que el anterior responsable de la FED, Alan Greenspan, calificó de “exuberancia irracional” suelen finalizar en lágrimas”.

En este sentido, reconocen que los índices ahora también han subido por encima de los beneficios históricos correspondientes a los beneficios empresariales, eso sí, dicen que por un “pequeño margen”.

Así, afirman que “mientras los beneficios corporativos continúan subiendo, nos mantenemos en nuestra visión constructiva para el mercado de renta variable”. Eso sí, indican que “por supuesto, eso no significa que uno pueda o deba extrapolar al futuro las tendencias pasadas de crecimiento. Por ahora, sin embargo, los precios de las acciones en Wall Street parecen bien respaldados por los beneficios empresariales”. Lo mejor estará en multinacional del sector tecnología y salud

Gráfico Detusche Bank