¿Cómo Tesla ha superado la escasez de chips?

La pandemia no solo trajo al virus, sin que también trajo escasez de chips al mercado. Muchos sectores se vieron duramente golpeados por ello como el sector automotriz. En medio de este problema, Tesla supo aprovechar la experiencia interna en ingeniería de software para reescribir el software necesario e integrar chips alternativos a sus vehículos. Con ello, mejorar sus pronósticos de producción según Rebecca Elliott en The Wall Street Journal.

El fabricante de vehículos eléctricos está preparado para fabricar aproximadamente un 80% más de vehículos este año que en 2020, indican los pronósticos de los analistas, en camino de su crecimiento de producción anual más rápido desde 2018.

Mientras se espera que la industria a nivel global produzca un 1% más que el año pasado y un 15% menos que en 2019, según IHS Markit.

Tesla ha podido mantener las líneas de producción en funcionamiento apoyándose en la experiencia interna en ingeniería de software que lo ha hecho más hábil que muchos fabricantes de automóviles rivales para adaptarse a una escasez global de semiconductores, dijeron ejecutivos y consultores de la industria.

“Frente a la escasez a principios de este año, por ejemplo, Tesla pudo reescribir rápidamente el software necesario para integrar chips alternativos en sus vehículos”, dijo el director ejecutivo de la compañía, Elon Musk.

Los ejecutivos y consultores de semiconductores dijeron que Tesla, como una compañía de automóviles aún relativamente joven, tenía la ventaja de diseñar sus vehículos desde cero, en lugar de agregar piezas de manera fragmentada durante décadas, como lo han hecho muchos fabricantes de automóviles heredados. Eso permitió a Tesla consolidar sistemas, dijeron algunos de ellos.

En el sedán Model 3 de Tesla, un solo grupo de semiconductores habilita funciones como el control de los altavoces y el reconocimiento de voz y gestos que en muchos otros vehículos se controlarían por separado utilizando más chips, según un estudio de Bain & Co. basado en un Model 3 de 2019.

Ganesh Moorthy, director ejecutivo del proveedor de semiconductores Microchip Technology Inc., dijo que los productores centrados en vehículos eléctricos se benefician de estar más arraigados en la tecnología que los fabricantes de automóviles tradicionales.

“Están más conectados, en muchos casos, y creo que como resultado también han podido ser más flexibles en lo que han construido”, señaló Moorthy.

En manos de los proveedores

Los fabricantes de automóviles tradicionales a menudo han dejado que los proveedores de piezas se encarguen de la compra de chips. La preferencia de Musk por fabricar componentes de vehículos internamente significó que Tesla tenía una mayor visibilidad de la cadena de suministro en algunas áreas, habiendo forjado relaciones estrechas con compañías de semiconductores antes de que golpeara la crisis, dijeron algunos ejecutivos y analistas de semiconductores. Tesla, por ejemplo, diseñó la computadora que habilita su tecnología avanzada de asistencia al conductor en vehículos más nuevos.

"Cualquier cosa en la que decidieran hacer algo por sí mismos, bueno, entonces tenían que tener una relación directa con el proveedor de semiconductores", dijo Nakul Duggal, quien dirige el negocio automotriz de Qualcomm Inc., que diseña chips y suministra a Tesla.

La escasez de chips se remonta a finales de 2020, cuando la demanda de vehículos se recuperó más rápido de lo esperado de los mínimos pandémicos, sorprendiendo a los fabricantes de automóviles.

“Sin suficientes semiconductores, las compañías automotrices están en camino de fabricar aproximadamente 77 millones de vehículos en todo el mundo este año, alrededor de un 9% menos que las expectativas en enero”, según la consultora AlixPartners LLP.

El director financiero de Tesla, Zachary Kirkhorn, dijo en octubre que la experiencia de Tesla en la industria de los chips y la mensajería constante a los proveedores había ayudado a la empresa a gestionar los desafíos de la cadena de suministro.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

"Nunca redujimos nuestro pronóstico de producción con nuestros proveedores, ya que estamos agregando capacidad lo más rápido posible", indicó Kirkhorn a los analistas.

No totalmente inmune

Tesla no ha sido inmune a los problemas de la cadena de suministro. La compañía ha operado fábricas por debajo de su capacidad y, en febrero, cerró brevemente su planta de Fremont, California, debido a la escasez de piezas. También solucionó las deficiencias construyendo autos a los que les faltaban partes que debían agregarse más tarde, dijo Musk a los empleados, según una persona familiarizada con el asunto.

Musk ha citado la escasez de chips para retrasar el lanzamiento de nuevos modelos. La tan esperada camioneta pickup eléctrica y la camioneta semirremolque de Tesla, que estaban programadas para entrar en producción este año, ahora entrarán en producción en 2022 y 2023, respectivamente.

Hacia la producción de chips

Los fabricantes de automóviles tradicionales ahora se están enfocando más en chips. Ford Motor Co. y General Motors Co. anunciaron el mes pasado pactos con empresas de semiconductores para desarrollar chips de computadora.

La firma de investigación Gartner Inc. pronostica que para 2025, la mitad de los 10 principales fabricantes de automóviles por capitalización de mercado diseñarán al menos algunos de sus propios chips.

Mientras tanto, la adopción mundial de los vehículos eléctricos y la creciente valoración de Tesla han convertido a la empresa en un cliente más atractivo para algunos proveedores de repuestos, dijeron ejecutivos y abogados.

Dan Sharkey, un abogado del área de Detroit que representa a los proveedores de automóviles, dijo que algunos de sus clientes están dispuestos a hacer cosas por Tesla que no están por otros fabricantes de automóviles. "Creen que están atrapando una estrella en ascenso", comentó Sharkey, y agregó que la producción relativamente pequeña de Tesla a veces puede funcionar a favor de la empresa. "Es fácil decir, está bien, solo nos ocuparemos de estos pequeños".

Tesla está en camino de superar fácilmente su objetivo de aumentar las entregas de vehículos en un 50% con respecto al total del año pasado de casi medio millón. Puso más de 627.000 vehículos en manos de los clientes durante los primeros nueve meses del año. El tamaño relativamente pequeño de la empresa y el aumento de la demanda de vehículos eléctricos han facilitado el sostenimiento de un rápido crecimiento. También dio prioridad a llevar vehículos a los clientes, incluso si les faltan algunas piezas.

Ejemplo de un cliente

Mo Siddiqui, que vive en Hamburgo, Alemania, dijo que recibió un mensaje de texto de Tesla a principios de este mes informándole que, debido a problemas en la cadena de suministro, el vehículo utilitario deportivo compacto Model Y de aproximadamente 70.000 dólares que había comprado podría entregarse sin algunos Puertos USB o capacidad de carga de teléfonos inalámbricos.

 Siddiqui, de 39 años, pudo programar la actualización del vehículo dentro de las dos semanas posteriores a su recogida. "Puedo vivir con eso".

Tesla cerraba la sesión del miércoles en los 1.086 dólares y los indicadores de Ei se muestran prácticamente alcistas.