El pasado lunes Coca-Cola Co adquiría por 5.6 mil millones de dólares el 100% de la firma de bebidas deportivas Bodyarmor, de la cual ya poseía el 15% en 2018. Con esta adquisición entra al sector para competir con Gatorade de PepsiCo, según Amelia Lucas en CNBC.

Gatorade acapara el 70% del mercado de bebidas deportivas.

Coca Cola en 2018 había comprado una participación del 15% de Bodyarmor, transformándose en el segundo mayor accionistas antes de Kobe Bryant quien era el tercer más grande en 2013.

La compra del 85% no sorprende, ya que la firma de gaseosas tenía pensado en febrero comprar la participación restante a finales de este año según una previa presentación a la adquisición ante la Comisión Federal de Comercio americana.

Bodyarmor supero a Powerade ocupando el segundo puesto después de Gatorade.

Según Coca Cola, se espera que las ventas minoristas de la marca de bebidas deportivas este año superen los 1.400 millones de dólares, un 50% más este año.

Como parte del acuerdo, el cofundador de Bodyarmor, Mike Repole, colaborará en la cartera de bebidas de Coca Cola. Repole también fundó Vitaminwater, Smartwater y Energy Brands, todas las cuales ahora son propiedad de la mencionada empresa. Repole y el presidente de BodyArmor, Brent Hastie, también se quedarán para ayudar a Bodyarmor en su búsqueda para superar a Gatorade.

Curso on.line de Estrategias de Inversión

“Después de hablar con el presidente y director ejecutivo James Quincey, le pregunté si podía ser presidente de la junta. Creo que me silenció después de eso ", dijo Repole a Sara Eisen de CNBC en" Squawk on the Street "el lunes. "Pero no tenía miedo de preguntar, así que haré todo lo posible para subir al tablero".

Repole considera que su puesto como consultar indica que Coca Cola quiere hacer las cosas de forma diferente. Compartiendo ideas sobre marketing, packaging e innovación.

El analista de Consumer Edge Research, Brett Cooper, escribió en una nota publicada el lunes que será difícil cuantificar la participación de Repole, pero parece más probable que sea positiva que negativa, dados sus éxitos pasados.

Antes de la confirmación del acuerdo, el analista de Credit Suisse Kaumil Gajrawala escribió en una nota el viernes que espera que la adquisición sea positiva, citando el valor de marca de Body Armor y el potencial de Coca Cola para distribuir sus bebidas deportivas a nivel mundial, como lo hizo con Monster.

Coca Cola ha estado revisando su cartera de productos tras la pandemia eliminando aquellos productos que no aportan a la firma como Coca Cola Plus que estuvo presente solo en América del Norte durante la primavera.

El acuerdo de Bodyarmor es la adquisición de marca más grande de Coke, superando su compra de Costa Coffee en 2018 por 5,1 mil millones de dólares.

La firma ha iniciado la sesión a la baja en los 55,95 dólares con un gap bajista. Mientras tanto, los indicadores de Ei se muestran mixtos.