Apple lanza un programa para que repares tu iPhone y Mac tú mismo

Apple lanzó ayer un programa de reparación de autoservicio para que los usuarios de iPhone y Mac puedan comprar los componentes de sus dispositivos móviles para repararlos por ellos mismos. Una medida que podría reducir los costos de reparación y extender el ciclo de vida de los mismos, según Eleanor Olcott y Patrick McGee en Financial Times.

El servicio estará disponible por primera vez en los EE. UU. a principios del próximo año para las gamas iPhone 12 y iPhone 13, lo que permitirá a los clientes reparar sus pantallas, baterías y cámara en casa. El servicio se extenderá a otros mercados a lo largo de 2022 y cubrirá computadoras Mac con chips M1.

La empresa no reveló el precio de las piezas de repuesto.

El mes pasado los accionistas luchaban para que los usuarios puedan reparar sus dispositivos por ellos mismos, mientras desde la firma afirmaban que sus propios expertos son los indicados para resolver los problemas que pudieran surgir en sus equipos.

¿A qué se debe este cambio?

Esta medida se produce después de una orden ejecutiva de la administración de Biden en julio, que ordena a la Comisión Federal de Comercio que aborde las "restricciones anticompetitivas injustas sobre la reparación por parte de terceros o la autorreparación de artículos".

“Este es un movimiento importante de Apple. Demuestra que es posible fabricar repuestos para los consumidores, algo que se han negado a hacer durante muchos años”, dijo Ugo Vallauri, cofundador y líder de políticas del grupo de defensa del derecho a reparar Restart Project.

Esta sería la segunda victoria para los consumidores después que Microsoft haya acordado hacer más fáciles las reparaciones de los dispositivos.

Apple siempre ha sido criticada por su extrema protección hacia su monopolio en lo que respecta a la reparación de sus equipos al punto de que al intercambiar piezas entre equipos, los mismos dejan de funcionar correctamente.

Los consumidores se han visto obligados a buscar técnicos externos que utilizan piezas compradas a proveedores no autorizados o pagar reparaciones oficiales en las tiendas de Apple que suelen ser sumamente costosas. Lo que conlleva a que terminen comprando un móvil u ordenador portátil nuevo.

Por ejemplo, el costo de reemplazar el vidrio trasero en un iPhone 13 Pro Max fuera de garantía puede ascender a 599 dólares, aproximadamente la mitad del precio de un modelo nuevo.

Una medida a favor del medio ambiente y de los consumidores

Estrategias de Inversión

Los defensores del derecho a reparar dicen que cuando un cliente compra un equipo nuevo le sirve a los resultados de la firma, pero no al medio ambiente. Por lo que este paso pueda ser bien recibido, asumiendo que las piezas son de fácil acceso y asequibles.

"Dependiendo de cómo lo manejen, esto podría ser lo más respetuoso con el medio ambiente que Apple haya hecho", dijo Zack Nelson, quien revisa los dispositivos desmontándolos e inspeccionando los componentes en su canal de YouTube JerryRigEverything.

En el Reino Unido, que es el segundo mayor productor per cápita de desechos electrónicos a nivel mundial, el 30% de los británicos tiraron sus dispositivos después de no poder repararlos ellos mismos, o porque las opciones de reparación profesionales no estaban disponibles o eran demasiado costosas, según una encuesta reciente de YouGov.

“Existe el riesgo de que Apple esté tratando de aumentar el costo de las piezas de repuesto congelando a terceros fabricantes”, dijo Vallauri. "La regulación debe obligar a los fabricantes a fabricar productos que sean más fáciles de reparar a un precio asequible para que los dispositivos puedan estar en uso durante más tiempo, lo que limita el impacto ambiental".

Apple cerraba la sesión del miércoles en positivo en los 153,49 dólares. Mientras los indicadores de Ei se muestran prácticamente alcistas.