No. El Rally que se inició con la victoria de Donald Trump aún no ha finalizado, todavía le quedaría un potencial de un 15%, según uno de los estrategas de Morgan Stanley.

Y eso que el inicio del mes de abril –tradicionalmente un buen mes para comprar en las bolsas antes de dejar los mercados hasta el rally de navidad-, no ha sido especialmente positivo. La incertidumbre política ha vuelto a brotar en el tablero de los mercados, así como algunos datos macroeconómicos en Estados Unidos.

Sin embargo, Michael Wilson y su equipo de estrategia de Morgan Stanley afirman que la economía del país está en una de las últimas fases de una mejora que comenzó el año pasado y que se aceleró con las elecciones. Como consecuencia los índices reflejan subidas.

 

Morgan Stanley estado de la economía

 

En su opinión, “el final de este tipo de ciclos suele ser lo mejor. Piense en 1999 o en 2006-2007. En un mundo de bajas rentabilidades los inversores no pueden permitirse perderse esta fase”, explica en una nota que recogen en MarketWatch. “Nos ha costado ocho años llegar hasta aquí, pero por fin Wall Street y la economía real se empiezan a sentir bien con respecto al futuro”.

En su opinión, hay razones que motivos que justifican este buen tono para los mercados: las valoraciones son poco exigentes en un mundo en el que los tipos de interés están en mínimos, el periodo de bajo crecimiento de la economía global ha pasado, y las políticas monetarias y financieras expansivas han dado lugar a la euforia de los inversores.

En estos momentos, el precio objetivo de S&P 500 en doce meses de 2.700 puntos, lo que implicaría una subida potencial de un 15%. En el mejor de los casos esperan que el selectivo podría llegar a alcanzar los 3.000 puntos.

Y para esta última fase del ciclo estos expertos prefieren sectores como el financiero, el industrial, la energía y las telecomunicaciones. Por el contrario, son menos optimistas en inmobiliarias, telecomunicaciones y consumo básico.  Además, ellos prefieren pequeñas y medianas compañías, tal y como puede verse en el siguiente gráfico.

En cuanto a los riesgos creen que tanto en el sector comercial inmobiliario y el de automoción se pueden ver síntomas de estrés, debido a su exposición al crédito y que podrían comportarse como el canario en la mina durante una corrección.

 

Morgan Stanley sector Heat Map

 

QUIZÁ LE INTERESE LEER:

“El empleo afianzará la subida de tipos”

“Estas compañías tienen un potencial de hasta un 65%”