En el primer trimestre el índice Global Dividend Index tocó techo de forma temporal. Los pagos de dividendos a escala mundial aumentaron un 3,6% de forma general, hasta una cifra de 275.400 millones de dólares (253.726 millones de euros) récord para un primer trimestre del año, el equivalente a un crecimiento subyacente del 4,3%.

EEUU y Canadá marcaron récords históricos trimestrales, mientras que Japón, Hong Kong y Rusia rompieron los récords del primer trimestre. El índice de pago de dividendos mundiales ascendió a un nivel récord de 196,3.

Los dividendos mundiales disminuirán al menos un 15% en 2020

Para evaluar el impacto de la pandemia en los dividendos de 2020, Janus Henderson ha analizado los dividendos que distribuyen las 1.200 empresas más importantes por capitalización de mercado, que representan más del 75% de los dividendos globales. Sus expertos han tenido en cuenta las compañías que ya han cancelado o suspendido los pagos de dividendos, aquellas cuyos dividendos considera vulnerables y a las que probablemente se verán menos afectadas. El efecto varía considerablemente de una región a otra y de un sector a otro.

Por diferentes motivos, Norteamérica y Asia serán probablemente las regiones menos afectadas. La primera tiene una diversidad sectorial favorable (por ejemplo, un gran peso de la tecnología) y los esfuerzos de las empresas para preservar su liquidez se centrarán principalmente en la reducción de las recompras de acciones, más que en los dividendos. En China y el resto de Asia, las empresas ya han estipulado sus repartos de dividendos en 2020 de acuerdo con los beneficios de 2019, por lo que el impacto probablemente será mayor en 2021.

Europa y el Reino Unido serán las regiones peor paradas. Los reguladores han obligado a los bancos a suspender dividendos y las grandes petroleras, así como otras grandes empresas, ya han recortado sus dividendos.

Desde el punto de vista sectorial, bancos, consumo discrecional y algunas industrias y sectores, como el aeroespacial, son los que corren más riesgo. Los sectores del petróleo y minería, finanzas en general y construcción presentan también debilidad, mientras que las compañías tecnológicas y los sectores defensivos, como la salud, la alimentación y la mayoría de compañías de consumo básico (excepto el sector de bebidas, muy dependientes del negocio de bares y restaurantes) presentan un mayor grado de seguridad.

Ante tanta incertidumbre, los analistas de Janus Henderson han retirado sus previsiones para 2020 al afirmar que "todo pronóstico sobre dividendos tendría poco valor". En su lugar, los analistas de la firma británica ofrecen un intervalo orientativo sobre lo que podría suceder en 2020.

En el mejor de los casos, los expertos de Janus Henderson sostienen que "sólo se producirán los recortes de dividendos ya anunciados o que probablemente se van a anunciar (en el corto plazo)".  Esto, calculan supondrá una caída de los dividendos globales del 15% para este año, una disminución de 213.000 millones de dólares (196.236 millones de euros), hasta los 1,21 billones.

En el peor de los escenarios posibles del coronavirus, los analistas de Janus Henderson apuntan que las empresas más vulnerables, con un nivel de endeudamiento elevado, tampoco podrán hacer frente a los pagos a sus accionistas. En este caso la potencial reducción de los dividendos alcanzaría un porcentaje del 35% respecto a las cifras repartidas en 2019, bajando hasta los 933.000 millones de dólares (859.572 millones de euros) .

La amplitud del intervalo se debe a la rápida evolución de la crisis y la probabilidad de que muchas empresas simplemente reduzcan sus dividendos en lugar de suspenderlos totalmente, ya que buscan conservar su liquidez y reforzar sus balances.

El impacto se prolongará en parte hasta 2021, cuando los pagos de dividendos probablemente serán inferiores a los esperados antes de la pandemia. Varios sectores podrían retomar el pago de dividendos en 2021, siempre y cuando el crecimiento de casos alcance su pico, los confinamientos actuales impuestos por los gobiernos finalicen y la economía global empiece a funcionar y a recuperarse.

Martina Álvarez, directora de ventas de Janus Henderson para Iberia, destaca que “si bien los repartos de dividendos hicieron gala de resiliencia en el primer trimestre de 2020, sabemos que los futuros pagos se verán afectados por las medidas de confinamiento actualmente en vigor. Al igual que el resto de homólogos europeos, las acciones españolas se verán afectadas por los recortes de la remuneración al accionista en 2020. Esto recuerda a los inversores centrados en la percepción de rentas periódicas la importancia de adoptar un enfoque global y diversificado a la obtención de rentas sostenibles”.

Por su parte, Ben Lofthouse, codirector de Global Equity Income de Janus Henderson, señala que "en 2019, los sectores defensivos supusieron más del 40% de los dividendos mundiales, sectores que están relativamente protegidos de la recesión. Otro 40% de los dividendos son más sensibles a la economía y se enfrentan a recortes, aunque en la mayoría de los casos no prevemos cancelaciones totales, sino reducciones".

"Esta crisis parece muy pronunciada, pero el respaldo de los gobiernos y los bancos centrales no tiene precedentes, lo que esperamos que provoque una rápida recuperación. Las suspensiones de dividendos son inevitables debido al parón repentino y sin igual de la actividad económica en muchos países. En cuanto a 2020, los dividendos del primer trimestre ya se han pagado, por lo que el impacto probablemente se notará aproximadamente en los próximos doce meses", arguye Lofthouse.

Herramientas y análisis independientes

En Estrategias de Inversión hemos desarrollado una serie de herramientas y análisis independientes con los que podrás  beneficiarte en tus inversiones  mejorar tu operativa y ayudarnos a seguir siendo independientes.

En el área Premium, encontrarás la selección que nuestros analistas han hecho sobre los sectores y acciones más cistas en bolsa y que se comportan mejor en este momento. Además de Herramientas para invertir a corto, medio y largo plazo.
 

Suscríbete ahora  por menos de 5 euros al mes  y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente y nos ayudarás a seguir siendo independientes.

Quiero Colaborar