El Ibex 35 ha arrancado el año con alzas acumuladas superiores al 4% tras el severo castigo que recibió en 2018 del 15%. El entorno marcado por la ralentización económica de la que alertan todos los organismos internacionales y las incertidumbres políticas en Europa y EEUU invita a muchos inversores a buscar compañías con una fuerte rentabilidad por dividendo y que en bolsa acumulen un período de subidas continuado.

Más allá de los nombres clásicos del Ibex 35 en cuanto a la retribución al accionista como Endesa, Repsol, Naturgy o Telefónica en el mercado continuo hay compañías que también apuestan por una política de reparto de capital generosa, como el caso de Naturhouse, OHL o Atresmedia. Sin embargo, estas tres compañías, por ejemplo, sufren pérdidas constantes en bolsa en el medio plazo, lo que distorsiona su rentabilidad por dividendo.

El rendimiento por dividendo es un ratio que muestra, en porcentaje, la relación entre los dividendos por acción repartidos por la compañía en el último año frente a su precio de cotización actual. Un precio más bajo de las acciones frente a un dividendo estable aumenta el porcentaje; por lo que se pueden ver casos como un retorno por dividendo de DIA del 41% o del 46,5% en el caso de OHL.

El banco de inversión Alantra tiene una rentabilidad por dividendo del 6,3% tras repartir en 2018 un dividendo en diciembre de 0,5 euros y otro pago de 0,37 en mayo. La sociedad que lidera Santiago Eguidazu incrementó su dividendo un 3,5% frente a los 0,84 euros por acción distribuidos como dividendo a cuenta el año pasado. La firma especialista en empresas de mediana capitalización a nivel global cuenta con un ‘pay-out’ (ratio de dividendos sobre los beneficios) del 100%. Alantra se revalorizó en el mercado continuo un 2,5% en 2018.

Las ‘joyas’ del mercado continuo: pequeñas pero con dividendo y rentabilidad en bolsa en 2018

La sociedad de servicios financieros obtuvo un beneficio neto atribuido de 20,4 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 4,9% más respecto al mismo período del año anterior gracias al incremento del 51,5% del beneficio de su cartera. El beneficio neto del negocio de asesoramiento y gestión se redujo un 12%.

Logista es otro de esos ejemplos de compañías con altos dividendos y subidas en bolsa: se revalorizó en bolsa un 14% y cuenta con un retorno vía retribución al accionista del 4,9%. La distribuidora de productos y servicios para minoristas mantiene una política de remunerar al accionista distribuyendo como dividendo ('pay-out') al menos el 90% del beneficio neto consolidado, con un dividendo el 28 de marzo de 0,75 euros y de 0,35 euros el 30 de agosto.

Logista logró en su último ejercicio fiscal (cerrado en septiembre) un beneficio neto de 156,7 millones de euros, el 1,8% más que un año antes, mientras que los ingresos se mantuvieron prácticamente estables y sumaron 9.476,5 millones (-0,2%).

En el caso de Faes Farma cuenta con un retorno vía dividendos del 4,45% y se revalorizó en 2018 un 4,5%. En enero de 2018 dio 0,10 euros y en julio 0,02 euros brutos por acción como dividendo complementario. Faes Farma ofrece el pago en efectivo de 0,118 euros dentro del programa de dividendo flexible

Faes Farma abonó 0,118 euros el 2 de enero a los accionistas que optasen por recibir el dividendo flexible de la compañía en efectivo o una acción nueva por cada 29 de derechos de asignación gratuita, según la información remitida por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Renta 4, por su parte, se revalorizó en bolsa en 2018 un 15,5% y su dividendo renta un 4% con un ‘pay-out’ en el entorno del 49%. El banco de inversión liderado por Juan Carlos Ureta obtuvo durante los primeros nueve meses de 2017, un beneficio neto atribuido de 10,6 millones de euros frente a 8,3 millones de euros en el mismo período del año anterior, lo que supone un 27,3% más.

La entidad apuntó en un comunicado tras sus resultados que continuará “la apuesta por un crecimiento rentable, compatible con unos elevados ratios de solvencia y un elevado retorno sobre el capital, que permite incrementar de forma progresiva la retribución por dividendo”.

Pay-out del 100% en Euskaltel

Euskaltel, que está inmersa en un cambio de sus accionistas mayoritarios por los planes del fondo de inversión británico Zegona, se revalorizó en 2018 un 2,8%, tiene un dividendo del 3,7% y un ‘pay-out’ del 100%. Los accionistas de la operadora vasca de telefonía frustraron la OPA de Zegona en diciembre, pero el fondo realizó una ampliación de capital con el objetivo de convertirse en el accionista mayoritario del grupo. El objetivo del grupo pasan por situar al frente de la compañía a José Miguel García, el exconsejero delegado de Jazztel, y ampliar su presencia en España.

En el mercado también se rumorea que Orange estudia lanzar una OPA sobre Euskaltel después de haber contratado a Credit Suisse para analizar una operación superior a 1.300 millones de euros. La operadora francesa captó 4.000 millones en bonos el 8 de enero. Orange ya es el principal proveedor mayorista de Euskaltel, puesto que usa la red móvil de la francesa.

La firma especializada en oftalmología Clínica Baviera, por su parte, logró una alza en el mercado continuo del 56,8%, con un retorno por dividendo del 3,6% y ‘pay-out’ del 80% con un importe bruto del 0,48 euros abonado el pasado 25 de mayo.

 

 

Iberpapel, por su parte, tiene un rendimiento por dividendo del 3,06% y se anotó en bolsa un 17,6%. La papelera vasca abonó en un sólo pago un dividendo a cuenta de 0,4 euros el pasado 11 de diciembre. Obtuvo un beneficio neto de 17,6 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que representa un incremento del 15,7% con respecto a las ganancias del mismo periodo de 2017.

En el caso de Coca-Cola European Partners se disparó cerca de un 21% en bolsa en el ejercicio que acaba de terminar y cuenta con un rendimiento vía dividendos del 2,6%. En septiembre la embotelladora europea de la conocida bebida refrescante anunció una recompra de acciones por 1.500 millones y el aumento del ‘pay-out’ del 45% al 50%.