Lo que parecía evitable hace unos meses, se ha dilatado tanto en el tiempo que se ha hecho inevitable, así que Popular pasa a ser parte de la historia.

Lo cierto es que ya parece entrar dentro de la categoría de las pesadillas, de las vividas pero ya no presentes, así que hay que vigilar muy de cerca el comportamiento del sector bancario español una vez cerrado este episodio.

Recuerden que tenemos figuras bajistas muy importantes en valores como por ejemplo el BBVA o Bankinter, en concreto hombro cabeza hombros con movimientos bajistas en algunos indicadores como por ejemplo la acumulación distribución, algo que venimos vigilando desde hace ya tiempo por si se ejecuta dicha figura y nos metemos en problemas bastante serios.

Sin embargo, la pesadilla de popular ha desaparecido, y debemos estar muy atentos al comportamiento del mercado por si la reacción es la contraria, acabar rompiendo esas figuras para iniciar una recuperación.

En el BBVA, debemos vigilar la directriz bajista del RSI además la directriz bajista del precio que viene desde los máximos de la figura.

En Bankinter tenemos una situación similar, lo que pasa es que la bajada del día de hoy nos está colocando en ese primer soporte que tenemos en la zona de los ocho euros y mucho cuidado si acabamos dejando alguna figura alcista en el diario y además el volumen es superior al de ayer, cosa que sería de vigilar por si acabamos dejando una muestra de interés comprador junto con un acumulación distribución que se está recuperando algo. El RSI también tiene su parte de protagonismo porque si rompe al alza, también deberemos buscar roturas alcistas en las directrices bajistas del precio.