En titulares de todas las crónicas de hoy de Wall Street tenemos que el S&P 500 cerró ayer por debajo de la media de 50 días, por primera vez desde que Trump ganó las elecciones

Y esto nos deja claro, como veremos luego en el gráfico del S&P 500 que seguimos sin mayor novedad dentro de una fase correctiva de mercado. 

Las palabras de ayer, por sorpresa, como casi siempre, diciendo que quiere un dólar débil y unos tipos de interés bajos, no prometen nada bueno para el sectorial bancario, que suele reaccionar con bajadas a las menores expectativas de subidas de tipos. 

No obstante habrá que poner en el cóctel de los bancos otro ingrediente. El de los resultados de tres grandes, que se han dado antes de la apertura. De momento no están reaccionando bien, porque Wells Fargo baja casi el 2,5% en preapertura, Citi que se los había tomado bien, se ha dado las vuelta y baja también algo, y JP Morgan es el único que sube, pero nada espectacular. 

No debemos olvidar que mañana es fiesta en EEUU, y que los mercados no abrirán por lo que dado el gran número de incertidumbres geopolíticas que hay, no es un día favorable para grandes cambios del escenario de fondo en estas bolsas, ni mucho menos. El lunes si que abrirá sus puertas aunque Europa no. Forex sí estará abierto en todo momento, en sus horarios habituales. 

Se espera que el volumen sea mucho más bajo de lo normal. 

En los datos macro del día, hemos tenido un dato de paro semanal bastante mejor de lo esperado, en niveles no vistos desde los años 70 mostrando que el mal dato de empleo general dado hace pocos días, tiene más de enredo estadístico del Departamento de trabajo que otra cosa. La fortaleza del mercado laboral sigue siendo muy clara. 

Por otro lado hemos tenido dato de precios de producción, que han quedado algo por debajo de lo esperado, quitando hierro a los miedos inflacionistas. 

El dólar es protagonista durante la sesión, por su caída reciente frente al yen. Una bajada que de momento se ha parado por motivos técnicos, ya que durante la noche este par ha tocado la media de 200, que como suele ser habitual ha presentando batalla en el primer intento de pasada. 

Como decíamos aquí está el gráfico del S&P 500.