Justo cuando el mercado ya empieza a albergar ciertas esperanzas acerca de que la OPEP y sus socios en el acuerdo de recorte de la producción empiezan a ser conscientes del peligro para el precio del crudo supone el incremento de la producción en Estados Unidos, nos encontramos con un fuerte aumento de las instalaciones en activo.

El precio ahora mismo se está por encima de los 51 dólares, con los ojos puestos en la reunión de la OPEP para ver si existe un apoyo definitivo a alargar el acuerdo de recorte de la producción, pero fíjense en las cifras de este cuadro, durante la semana tenemos 16 instalaciones nuevas y la diferencia con el mismo período del año pasado está casi rozando ya las 500 nuevas.

AreaLast CountCountChange from Prior CountDate of Prior CountChange from Last YearDate of Last Year's Count
U.S.19 May 2017901+1612 May 2017+49720 May 2016
Canada19 May 201785+512 May 2017+4120 May 2016
InternationalApril 2017956+13March 2017+10April 2016

Si miramos las cifras más específicas de Estados Unidos, y sólo las de crudo, veremos que la mejora no es tanta, ya que tenemos sólo un incremento de ocho instalaciones nuevas y la diferencia con respecto al año pasado está en 402.

U.S. Breakout InformationThis Week+/-Last Week+/-Year Ago
      
Oil7208712402318
Gas18081729585
Miscellaneous10101
      
Directional660662442
Horizontal75917742445314
Vertical76-1772848

Independientemente de las cifras, este indicador sigue subiendo y Estados Unidos mantiene la presión sobre la OPEP. Ahora mismo, si la organización no moviese pieza, el alto número de instalaciones en Estados Unidos sería perjudicial para el precio, descendería otra vez de forma brusca y empezaría a ser preocupante para los propios productores en Estados Unidos, pero si la OPEP mueve pieza, podemos tener un equilibrio en una zona bastante importante que permita a los americanos seguir intentando arañar cuota de mercado a la OPEP. Parece que el equilibrio de la balanza puede ser descompensado por la demanda si es que se acelera de cara al verano.