Alemania, España, Italia, Francia…
 

España:
 
Índice de directores de compra de España del sector servicios del mes de marzo sube de 57 a 57,4, mejor de lo esperado quiera subir una décima.
 
Como se puede observar el gráfico adjunto, tenemos una estabilidad muy potente en los últimos años en el entorno de los 55 puntos, pero el repunte reciente augura más crecimiento económico.
 

 
Italia:
 
Índice de directores de compra de Italia del sector servicios del mes de marzo pasa de 54,1 a 52,9, peor de lo esperado que era incrementarse hasta 54,2.
 
Un paso atrás que no es positivo pues debería seguir el mismo camino que España. Si se fijan en el gráfico adjunto, no llegamos a la zona de máximos de 2015 y no debería ser positivo para el crecimiento que perdiésemos la estructura de mínimos alcistas desde la zona de los 50 puntos a comienzos de 2016.
 

 
Francia:
 
Índice de directores de compra de Francia del sector servicios pasa de 57,6 a 56,8, peor de lo esperado que era mantener ese nivel.
 
El nivel sigue siendo alto, pero todo paso atrás implica un crecimiento menor de lo esperado, pero lo cierto es que sube con respecto al de febrero que quedó en 56,4, así que la lectura sigue siendo positiva, aunque menos eufórica:
 

 
Dado que ya tenemos el de manufacturas, el compuesto pasa de una preliminar de cinco de 7,6 a un final de 56,8, peor de lo esperado que era mantenerse en ese nivel. Sin embargo, sube desde el 55,9 del mes de febrero, así que seguimos teniendo incremento, pero menor de lo esperado.
 

 
Alemania:
 
Índice de directores de compra final del mes de marzo de Alemania del sector servicios confirma la preliminar en 55,6 y sube con respecto al final de febrero en 54,4.
 

 
Para el compuesto, queda en 57,1, por encima del 57 preliminar y sube desde el 56,1 final de febrero.
 
Los dos se incrementan con respecto al mes anterior, así que mas perspectivas de crecimiento.
 

 
Eurozona:
 
Índice de directores de compra final de la zona euro del sector servicios del mes de marzo deja una lectura de 56, peor que la preliminar que era 56,5 pero mejora desde la lectura de 55,5 final de febrero.
 

 
Para el compuesto, deja la cifra final en 56,4, bajando desde la preliminar en 56,7 pero subiendo desde la lectura final de febrero en 56.
 
Misma situación que la mayoría de países, incremento con respecto a la lectura final del mes de febrero, lo que apoya más crecimiento, aunque menos fuerte de lo que se pensaba en la lectura preliminar.