Pues sí: lo está.
Esta mañana hasta Weidmann ha considerado las opciones: política monetaria tradicional, pero no en gran medida; tipos en negativo, no es la mejor opción; compra de activos, es una opción. Pero, nada a corto plazo.

Makuch también del ECB no ha sido tan detallado en las opciones existentes de política monetaria como en las razones que le llevarían a la autoridad monetaria europea a actuar: "hay un elevado riesgo de deflación, lo que nos obliga a prepararnos a través de medidas no estandar para combatirla".
Claro que también finaliza rechazando que ahora sea necesario aplicarlas. ¿Y en el futuro? Veremos.

El riesgo de deflación, no el riesgo de crecimiento.

Hoy hemos conocido en la zona la encuesta IFO ligeramente a la baja en marzo.
Y en Francia, en contra a lo que vimos con el  PMI, el sector manufacturero se mantuvo estable y el de negocios marginalmente al alza. Estamos hablando de niveles relativamente estables en los últimos meses.

El Buba espera un fuerte crecimiento de la economía alemana en el Q1 favorecida por unas condiciones climatológicas mejores de lo esperado. Pero ya nos anticipa que los datos del Q2 no serán tan favorables (lo contrari que espera la Fed en USA).

Nosotros no esperamos ya ninguna decisión desde el ECB a muy corto plazo.
Pero, veremos hasta que punto Draghi o el propio Weidmann añaden algo nuevo en las conferencias que mantendrán más tarde en París. No lo creo, aunque preparados están para tomar decisiones. Dicen.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España