La siguiente estrategia la utiliza Warren Buffet a menudo para comprar acciones de empresas más baratas que sus actuales niveles. También veremos algún caso en concreto de cómo realiza esta operativa.
 
Esta estrategia es empleada con frecuencia entre grandes inversores como Buffet , bancos y gestoras, la realizan de forma muy discreta dado que no les conviene que los pequeños retailers utilicen esta misma forma de operar. Sin embargo, es una estrategia que vemos de vez en cuando en OptionElements ya que puede proporcionar unas enormes ventajas de cara al trader. 
 
Bajando el precio de compra de  Coca-Cola y Burlington Northen Santa Fe vendiendo Puts

El que compra una put tiene el derecho de vender las acciones de una empresa a un nivel determinado en una fecha determinada. Vamos a ver el ejemplo de una put con un precio de ejercicio de $10  con una fecha de vencimiento dentro de 30 días. Supongamos que el precio de las acciones están en $12 en el momento de la compra de la put. Si en 30 días las acciones bajan a $8, nosotros, como compradores de la put, podemos vender las acciones al precio de $10. La estrategia nos sale bien. Y en efecto, lo que hacemos comprando la put es ‘cubrirnos’ frente a posibles caídas en el mercado durante 30 días. Actúa como una especie de seguro.
 
Ahora vamos a ver qué sucede si vendemos una put. Es algo más complicado de entender porque lo que estamos haciendo es vender el derecho de venta de las acciones a cambio de ingresar una cierta cantidad de dinero (prima). Si las acciones se encuentran por encima de $10 dentro de 30 días nos quedamos con la prima ingresada. Ganamos. Sin embargo, si las acciones están a $5, estaríamos obligados a comprar las acciones (ya que el comprador de la put vende las acciones) a $10 menos la prima que hemos ingresado por la venta de la put. Aquí las cosas no nos salen tan bien ya que estamos comprando algo a un precio más alto que el actual.
En esencia, la venta de una put es como la venta de una póliza de seguro. Nos pagan por asumir unos riesgos que pueden, o no, aparecer. Y si nos pagan suficiente (prima), el trato puede ser muy favorable para nosotros, los vendedores.
 
Ejemplo de Buffet comprando Coca-Cola

Veamos cómo Warren Buffet utilizó esta misma estrategia de venta de puts para bajar el precio de compra de Coca-Cola. En Marzo de 1994, Buffet vendió 50.000 puts (equivale a 5 millones de acciones) muy fuera del dinero (en unos precios de ejercicio muy por debajo de donde se encontraba el precio de Coca-Cola en ese momento). Vendió las puts a $1,5 cada una. Las opciones vencían el 17 de Diciembre de ese mismo año y el precio de ejercicio (Strike Price) era $35. Le pagaron en prima un total de $7,5 millones (el multiplicador del valor de las opciones es 100) por la venta total de las 50,000 puts.
Entonces, si para el día 17 Diciembre Coca-Cola se encontraba por encima de $35 él se quedaría con el ingreso entero de la prima, es decir, la totalidad de los $7,5 millones. Si Coca-Cola se encontraba por debajo de $35 para semejante fecha compraría las acciones por $33,50 ($35-$1,5 de prima ingresada por la venta de cada put) que sería un buenísimo precio de compra. Con esta estrategia Warren Buffet sólo podía ganar.
 
Ejemplo de Buffet comprando Burlington Northern Santa Fe

Buffet realizó exactamente la misma operación con Burlington Northern Santa Fe. En Agosto del 2008 vendió 5,5 millones de puts de Burlington con fecha de vencimiento 8 de Diciembre del 2008 y con un precio de ejercicio de $80. El timing de la operación coincidió con la alta volatilidad (crash) de los mercados en el 2008. Volatilidad alta incrementa el precio de las opciones y Buffet ingresó unas primas muy elevadas al vender estas puts. De esta manera ahorró muchos millones de dólares en el proceso de compra de la empresa Burlington Northern Santa Fe.
Y en los últimos años Buffet en repetidas ocasiones ha replicado la misma estrategia una vez tras otra. Primero espera que las acciones de una empresa que le interesa comprar bajen de forma considerable. (Porque cuando los precios de un valor bajan incrementa la volatilidad -‘pánico’ e incertidumbre - y los precios en general de las opciones suben. Este es el momento de venderlas, con primas altas y cada vez más posibilidad de una recuperación –rebote- en el precio de las acciones). Y después vende las puts de un strike todavía más bajo desde donde se encuentra el precio en ese instante. La estrategia le proporciona muchos factores a favor de él. 
-           Venta de opciones con primas muy elevadas
-           Probabilidades cada vez más altas de un rebote/recuperación en precio ya que el precio no estará toda la vida bajando
-           Y si esto no sucede y siguen bajando, entonces compra las acciones el día del vencimiento de las opciones al precio del strike, un nivel más bajo desde donde estaba el valor ya después de las primeras caídas. O sea, compra las acciones de una empresa que, ya le interesaba, a un precio mucho más barato.
 
Ricardo Sáenz de Heredia