En estos momentos la mayoría de sectores del Stoxx 600 está en negativo con el de telecomunicaciones perdiendo -1,02%, los medios de comunicación -1,15% y el súper sector de recursos básicos otra vez es el mejor con un incremento del +0,87%, teniendo como apoyo del índice alemán el de automoción y recambios que sube +0,3%.

Dentro de todo lo anterior, debemos poner la vista otra vez en el súper sector bancario que ahora mismo está descendiendo solo -0,07%, pero si miramos por dentro, los dos únicos puntos positivos que tenemos son unos buenos resultados dentro del sector italiano, con valores que están subiendo más del 3%, y también otra ligera mejora del Banco Popular tras una fortísima bajada de las rentabilidades implícitas en el día de ayer una vez que la cúpula directiva parece que va a orientar sus pasos hacia una fusión.

Podría parecer en un principio que el mercado debería descontar de forma positiva las previsiones económicas tanto para la Unión Europea como para la zona euro de la Comisión Europea, pero hay un detalle que es el que está preocupando mucho dentro de esas previsiones.

Prácticamente hay subidas de perspectivas de crecimiento para todo el mundo, incluso para Reino Unido, pero lo que consideramos más importante es que la previsión de crecimiento de la inflación se ha reducido tanto para este año como para el que viene, dejando las cifras bastante lejos del objetivo establecido por el BCE. Recuerden que ya llevamos unas cuantas veces en las que Mario Draghi está insistiendo en que es necesaria la intervención de la política monetaria para sostener el grado de mejora económica. Considera que la situación sigue fortaleciéndose pero no ha llegado el momento de retirar los estímulos y que tienen muy poca confianza en que la inflación alcance el objetivo. Además, ayer supimos de un informe del BCE en donde apuntaban a que la ausencia crecimiento de los salarios era uno de los principales motivos por el que la inflación subyacente no pudiese subir, algo que es necesario para empezar a pensar en la retirada de los estímulos.

Por lo tanto, se nos está dibujando un entorno en donde las esperanzas que había depositadas sobre el sector bancario beneficiándose de un cambio de tono del BCE, se están difuminando y recordemos que los futuros sobre índices principales que vigilamos en gráficos de semanas están en sobrecompra, se están intentando alejar de esa zona y además los gráficos semanales de los principales valores bancarios del Ibex 35 en gráficos semanales tienen abierta la posibilidad de crear figuras bajistas como por ejemplo envolventes bajistas o cubiertas de nube oscura, por lo que todas las piezas empiezan a dibujar una situación negativa.

Además, el Ibex 35 tiene un problema hoy en telefónica que está descendiendo -3% al ver que su mercado principal está fuera de la Unión Europea y además ha aumentado su endeudamiento.

De momento, el foco técnico está situado en el gráfico de 30 minutos porque los futuros sobre índices principales no consigue superar los máximos del mes y la media de 200 en este plazo empieza a atacar desde la parte de abajo, por lo que la pérdida de dicha media es el primer paso para empezar a ver aumento de presión bajista y enfatizar lo que comentábamos antes de los gráficos semanales.

Con lo comentado sobre el BCE y la inflación, empieza a haber miedo a que el BCE no cambie de tono en el mes de junio.