Facebook fue la pionera de las redes sociales en donde podíamos compartir con el mundo entero los eventos que tenían lugar en la vida real. La tecnología ha evolucionado tanto que ha sacado su propio código y además proliferan en las compañías que crean videojuegos para dentro de ese ecosistema.

En un movimiento que ha descolocado a muchos, la marca del "me gusta " se ha hecho con la firma Oculus, una empresa que estaba adquiriendo cada vez más protagonismo por empezar a desarrollar cascos y equipamiento de realidad virtual que esta vez sí podría hacerse con un hueco en el mercado bastante jugoso.

Tanto es así, que la propia Sony lleva años desarrollando un periférico parecido para su video consola PlayStation 4. Precisamente, los de Oculus dejaron de lado el mundo de las video consolas porque decían que no tenían potencia suficiente y se centraron en el mundo de los ordenadores PC, algo que de rebote está siendo muy vigilado por las grandes marcas por si resulta ser un estímulo para la nueva venta de estos ordenadores que están siendo sustituidos por tabletas.

Hay que decir que ninguno de los productos de Oculus ha salido al mercado y como mucho se puede adquirir kits de desarrollo que poco a poco se van mejorando hasta llegar a una versión final, que todavía no está en el horizonte.
La tecnología parece que ha gustado a muchos y en las ferias de tecnología acaparaba muchísimas visitas, pero el punto álgido tuvo lugar cuando el muy famoso en el mundo de los videojuegos John Carmack (creador del famoso Doom), abandonó su empresa para añadirse a este proyecto.

Nadie sabe qué quiere hacer Facebook con esta tecnología, explotarla de manera tradicional o empezar a crear un ecosistema dentro de Facebook de videojuegos cuyo componente social y masivo sea el mayor atractivo.

En cualquier caso, está subiendo preapertura algo más del 1% y recordemos que el SPDR de tecnológicas es uno de los que mejor se ha comportado y no está lejos de los máximos anuales.

fb


tech