Día positivo para los mercados a lomos de las consecuencias de las palabras de la presidenta de la Reserva Federal del día de ayer y de no ver subida de tipos de interés en el corto plazo. Esto, junto con una menor producción de crudo de Estados Unidos y un fondo de debilidad del dólar, ha vuelto a hacer que los sectores de materias primas hayan tirado del resto, también animados por tener más perspectivas de dinero barato durante más tiempo.
 
Seguimos lidiando con las consecuencias de las palabras de la presidenta de la Reserva Federal en el día de ayer y del mal dato de creación de empleo que tuvimos el viernes pasado.
 
El fondo del asunto sigue exactamente siendo el mismo que en el día de ayer: un fondo de mayor debilidad del dólar por no ver subidas de tipos de interés en el corto plazo, por lo menos en la reunión de junio, y sigue habiendo muestras de división dentro de la Reserva Federal. Por un lado unos viendo que sigue habiendo caso para subir los tipos de interés porque confían en que los malos datos de empleo que hemos conocido, sean poco más que una anomalía estadística, y otros que creen que se debería esperar algo más de tiempo para tener confianza en que la economía pueda aguantar más subidas de tipos de interés.
 
Por otro lado, ver más lejos las subidas de tipos de interés reduce fortaleza al dólar y eso inmediatamente crea más valor a todo aquello que cotizan en dólares, siendo lo principal las materias primas. Si dentro de las materias primas vemos que la producción de crudo en Estados Unidos sigue bajando y alejándose del máximo de 2015, el crudo se ve apoyado y se acerca otra vez a rondar el área de los 50 $, por lo que el sector del petróleo ha sido el mejor del día tanto en Europa como en Estados Unidos.
 
El lastre lo hemos tenido en el sector de los cuidados de la salud, ya que hay varios valores con recomendaciones negativas, rebajas de previsiones de beneficios y de ventas junto con unos malos resultados de pruebas de medio plazo en nuevos fármacos, por lo que el sector, junto con el de las biotecnológicas, ha apoyado la resistencia en los máximos del año que tiene el Nasdaq, el que ha lastrado totalmente a Wall Street al cierre de la sesión europea.
 
Punto positivo para Europa los datos macroeconómicos porque la producción industrial tanto de Alemania como de España, y además una revisión al alza del producto interior bruto de la zona euro del primer trimestre, nos han dado un empuje extra. Sin embargo, hemos conocido que la revisión de la productividad en Estados Unidos ha sido al alza, pero manteniendo la cifra negativa, todo empeorado con unos gastos laborales que han subido más de lo esperado, representando un punto a favor de la Reserva Federal y su perspectiva de inflación.
 
En resumidas cuentas, Europa mejora, Estados Unidos también, pero ya estamos en zona de resistencias, rondando los 18.000 puntos en el Dow Jones, los 5000 en el Nasdaq y también rondando los 2100 en el SP 500, llegando en algunos momentos a superarlo y tocar niveles no vistos desde julio del año pasado.
 
La incertidumbre no nos la quitamos de encima, pues no queda resuelta la visión de la Reserva Federal con los tipos de interés, no sabemos si el dato de empleo del mes de mayo en Estados Unidos es la avanzadilla de más problemas, y sobre todo tenemos la incertidumbre de las elecciones en España y además el referéndum de salida de la Unión Europea por parte de Reino Unido, así que va a ser un mes realmente complicado para buscar tendencias de medio plazo.
 
Veamos la crónica de la sesión al completo:
 
Se esperaba una apertura moderadamente alcista en Europa. Estos son los factores a considerar:

1- La noche en Asia ha sido favorable con subida del Nikkei del 0,6%.

2- El principal factor es alcista es San Wall Street, que ayer tuvo un buen cierre, llegando a máximos del año 2016.

¿El motivo? La interpretación de las palabras de Yellen. No es fácil, el acotar con claridad cómo reacciona EEUU a todo este proceso de advertencias de la FED sobre subidas de tipos.

Lo importante es que ayer se lo tomaron bien.

Yellen reconoció abiertamente que el dato de empleo no se lo esperaban y que había sido una clara sorpresa negativa. Tomemos nota de esto. Para a continuación decir, que de todas formas la política de la FED se mueve por tendencias de medio plazo, con lo cual no pueden tomar decisiones basadas en un sólo dato.

A continuación dejó claro, que su política sigue siendo la misma, es decir, subida gradual de tipos “si los datos se lo permiten”. Pues está claro que los datos no se lo permiten. Además no quiso dar calendario alguno, con lo cual se entiende que de momento no habrá subida.

El S&P 500 está ya dentro de la gran resistencia  mayor de mercado que va desde el 2.100 a los 2.130.

3- El aspecto técnico en Europa, sigue siendo lateral sin mayores novedades.

Vamos con la actualidad corporativa. 

AccorHotels. Hollande deja caer que no ve con buenos ojos las tomas de posiciones de los chinos

AirLiquide, coloca 3.000 millones de euros en obligaciones para financiar la compra de Airgas

Royal Dutch está pensando en vender activos para reducir costes.

Basf dice ahora que retrasa la construcción de una planta en Texas

Daimler anuncia fuertes despidos

Glencore. Tiene problemas legales en EEUU por posible monopolio del mercado del zinc

UBS. S&P le sube el rating de BBB+ a A-, la previsión pasa de positiva a estable

En cuanto a datos macro

Se ha dado ya la producción industrial en Alemania +0,8% cuando se esperaba +0,7%

A las 09h mismo dato en España

A las 09h30 precios Halifax de vivienda en EEUU

A las 11h PIB de la eurozona.

 
Las bolsas europeas están subiendo con fuerza a estas horas.
 
El principal aliciente es Yellen. Aunque unas veces sea usada como excusa para una cosa y otra para la contraria.
 
Ayer Yellen reconoció que el dato de empleo, pésimo por otro lado, le había sorprendido. Unido a la falta de fechas para las subidas, el mercado ha entendido que sigue siendo muy difícil que suban los tipos de forma cercana, aunque la economía no va demasiado mal. Vamos la combinación ideal para las bolsas. Aunque no es favorable para el sector bancario. Pero hoy no toca hacer caso de esto. Por eso digo, que todo esto es muy relativo.
 
 
Al final el dólar sigue débil tras las palabras de Yellen, y esto hace que el euro esté fuerte, pero insisto en que hoy no toca pensar en los aspectos negativos de todo este proceso.
 
Otro factor que está actuando de manera positiva es el hecho de que Alemania haya dado un dato de producción industrial mejor de lo esperado, y también que el PIB de la eurozona del primer trimestre haya sido revisado al alza, hasta el +0,6%. No es una cifra cualquiera, es el ritmo de progresión más sostenido en 12 meses. Y todo ello gracias al consumo de los hogares, y de las inversiones del sector privado. Sólo Grecia ha presentado contracción en la eurozona, con una caída del 0,5% en el primer trimestre.
 
El sectorial bancario, a pesar de que los vientos de no subida de tipos en EEUU, no les favorecen demasiado, está bien hoy. Y ello gracias a los bancos italianos, que están al alza tras saberse que los accionistas de fondo de Veneto Banca están a favor de entrar en la ampliación de capital de esta entidad que está mírame y no me toques… Además hay alguna recomendación a favor de brokers que está haciendo subir a valores importantes del sector.
 
Mientras, Wall Street sigue pegado a la zona de resistencias. Hay unos indicadores que suelen ser muy buenos para seguir la marcha de fondo del S&P 500. Se los comento a continuación.
 
El primero es el indicador BPSPX, que es un indicador muy usado en EEUU y poco conocido aquí que muestra el número de valores del índice S&P 500 alcistas por el estudio clásico de punto y figura. Si aplicamos al gráfico una variante el MACD, que es el PPO, tenemos un arma de trabajo muy poderosa.
 
Lo pueden ver aquí:

El gráfico se puede conseguir gratis, en este enlace: http://stockcharts.com/freecharts/gallery.html?$BPSPX 
 
s1


Como vemos, ahora mismo el S&P 500 está llegando a máximos del año con bastantes valores alcistas el 70%, pero con menos que en ocasiones anteriores.
 
Cuando el PPO de este gráfico pasa por encima de 0 o cuando está por debajo suele dar buenas indicaciones.  Dio una señal clara cuando el S&P 500 estaba como a 1.880, y dio la salida luego en marzo a casi 1.2920. Ahora está ya por encima pero aún no hay una entrada clara. Pero hay que vigilar podría darla.
 
El PPO es muy parecido al MACD y tiene los mismos parámetros de configuración, pero afina más, porque en lugar de calcular la diferencia entre medias móviles como hace el MACD en valores abolutos, el PPO lo hace en valores relativos.  Su fórmula es
 
PPO = (EMA(12) – EMA(26) / EMA(26)) x 100
 
Mientras que la del MACD es:
 
MACD=PME(12)-PME(26)
 
Como decía es gratis, y tiene mucho grado de anticipación sobre lo que hace el S&P 500.
 
Pasemos a otro tema. ´
 
Recomiendo leer este artículo de la reivsta Funds People, sobre el sesgo psicológico de la aversión a las pérdidas en los mercados financieros:
 
Sesgo de aversión a las pérdidas
 
http://es.fundspeople.com/news/sesgo-de-aversion-a-las-perdidas 
 
Vean esta cita:
  
Que proporcionalmente es mayor el dolor por las pérdidas que la satisfacción por las ganancias es un hecho conocido. Gracias al desarrollo de una teoría financiera y una función de la utilidad que concretara este diferente tratamiento de pérdidas y ganancias, entre otros hallazgos, se concedió el Premio Nobel en economía a Amos Tversky y Daniel Kahneman en 2002.

La teoría prospectiva por ellos desarrollada es un modelo descriptivo de la toma de decisiones en régimen de incertidumbre y la función de utilidad que se desprende de tiene la siguiente forma:
 
s2


Pasemos a un interesante estudio que han publicado diferentes medios durante los pasados meses, por ejemplo el Financial Times, entre otros. Es realmente muy interesante y a nivel básico tiene una gran utilidad.
 
Está realizado por la London Business School, bajo el patrocinio de la entidad bancaria ABN Amro.
 
Los que se preguntaron es si era mejor comprar los valores que han bajado mucho, porque se supone que tienen más margen, o en cambio los que han subido mucho aunque parezca que están más caros, por aquello de que están en tendencia alcista.
 
¿Se imagina el resultado? Pues es contundente... efectivamente... la tendencia es la amiga del inversor...
 
En el estudio observaban en un período de 12 meses cuáles eran los valores que más habían subido y cuáles eran los que menos, manteniendo entonces la inversión un mes, y al cabo de un mes se volvía empezar con la misma táctica y así sucesivamente.
 
Pues bien, desde 1956 a 2007, la compra en los mejores dio 10,8% anual más que la compra de los peores.
Pero si nos vamos a un período más largo, por ejemplo en los últimos 108 en la bolsa de Londres, las cifras son escalofriantes:
 
En los últimos 108 años una libra que se hubiera invertido con esta táctica cada mes, en los que más habían subido en una lista de 100 valores, se habría convertido en ¡4,25 millones de libras!
 
Pero una libra comprando los peores valores cada mes en las mismas condiciones se habría convertido en 111 libras.
 
Sin comentarios... comprando en tendencia se ganan 4,25 millones de libras, comprando contra tendencia se ganan 111 libras.
 
Creo que podemos obtener importantes enseñanzas de este estudio. Es estupendo que un valor esté barato, mejor para él, pero... la tendencia es la tendencia y seguir la tendencia da mejores resultados que calentarse la cabeza en otras cosas... otra cuestión es que un valor que estaba barato, pase a tendencia alcista, eso sí que es miel sobre hojuelas, pero jamás debe irse contra tendencia.
 
Se puede hacer un análisis por fundamentales impecable, pero de nada servirá si no usamos el análisis técnico para encontrar el timing correcto. Un valor que por técnico esté en tendencia bajista por muy barato que esté por fundamentales, debe ser intocable. Los números que acabamos de ver lo demuestran con total claridad.
 
El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue siendo completamente neutral y la actividad ha subido un poquito más. Todavía estamos muy lejos de los niveles de actividad que vimos en enero de 2016 o en marzo de este año.

El mercado respira aliviado en Europa tras ver que Estados Unidos puede aguantar unas semanas más sin subir los tipos de interés
 
Siguen las consecuencias del muy mal dato de creación de empleo del mes de mayo que conocimos el viernes pasado en Estados Unidos. El mercado no se equivocó y sólo hay que ver cómo se debilitó el dólar el viernes para saber lo que estaba pensando prácticamente todo el mundo: que la Reserva Federal no se vería capacitada para subir los tipos de interés en la reunión de la semana que viene. No se descarta que lo haga en julio, pero ya se abre la posibilidad de la subida de tipos en septiembre, por lo que poco a poco se va retrasando.
 
Tal como ha dicho 1000 veces la Reserva Federal, la subida de tipos depende de los datos y es verdad que un dato no hace tendencia, pero es un dato que no viene a cuento cuando se esperaba que se alcanzase cierta velocidad de crucero en la economía de Estados Unidos, sobre todo en el segundo trimestre que pudiese compensar la debilidad que tuvimos el primer trimestre. Cierto es que hemos tenido algunos datos que invitaban al optimismo, pero el dato de creación de empleo ha pillado a todo el mundo contrapié.
 
En estos momentos la vigilancia más fuerte que tenemos está en un incremento de la debilidad del dólar, que de momento no se está dando en exceso, pero sí está encima de la mesa, por lo que las materias primas están intentando sacar algo de tajada de esta situación y de amanecer con descensos, poco a poco se está intentando pasar a positivo en el precio del crudo y también en los metales preciosos, aunque se mantienen todavía en negativo.
 
En estos momentos prácticamente todos los súper sectores de Europa se mantienen en positivo en donde el de recursos básicos vuelve otra vez a ser el protagonista con un incremento del 2%, (recuerden el gráfico que ya les mostramos ayer en donde teníamos un enorme hombro cabeza hombro invertido), las petroleras también están subiendo fuertemente con 2,42%, las químicas mejoran 1,6%, automoción y recambios sube 1,9% y el súper sector bancario 1,34%.
 
Parece que hay relaciones que no deberían darse, ya que un aumento de la fortaleza del euro debería ser negativo para automoción y recambios, y además posponer la subida de tipos de interés daña al sector bancario porque no tiene esa esperada más maniobrabilidad para subir sus márgenes, pero es que hay otros factores que son positivos para ellos.
 
Recordemos que el sector bancario, por ejemplo, está metido en todas las salsas, ya que si hay una mejora de la economía, también habrá una mejora en el uso de las tarjetas de crédito, peticiones de préstamo, etcétera. Por lo tanto, que se mantenga los tipos de interés bajos, que es algo que apoya la economía en Estados Unidos, tiene un efecto en la economía del resto. Además, automoción y recambios también se ve beneficiado por un mantenimiento de los bajos tipos de interés, que es lo que al final se necesita para poder comprar sus artículos. Total, que el que no se consuela es porque no quiere.
 
De todas formas, hemos ganado unas cuantas semanas de respiro en cuanto al peligro las subidas de tipos de interés por parte de Estados Unidos, así que el mercado en general está respirando y casi no hay que buscar motivos específicos para que el mercado suba. Recuerden que en gráficos de días con nocturno tanto del Ibex 35, el índice de alemán y el europeo, habíamos bajado por el dato de creación de empleo hasta una zona de soportes y en este momento estamos rebotando al alza.
 
Además, tenemos que la producción industrial de España ha quedado mejor de lo esperado y no se ha reducido demasiado con respecto a la lectura del mes de marzo. La producción industrial de Alemania ha quedado mejor de lo esperado y tenemos un incremento tras el mes anterior, marzo, tener un descenso, así que son datos macroeconómicos que también son positivos para Europa y eso se debe notar.

El mercado norteamericano en estos momentos está dividido en dos partes:
 
La primera de ellas es la que más afecta al Nasdaq, que está luchando contra los máximos de este año creados en abril pasado pero lastrado por el sector tanto de las biotecnológicas como de cuidados de la salud por malos resultados de pruebas de nuevos fármacos y además en recorté de previsiones en algunos valores, haciendo que en general el sector del SP de Cuidados de la Salud sea el mejor con un descenso cercano al 1%.
 
Sin embargo, está consiguiendo compensar esa debilidad del dólar que viene por tener un poco más lejos la primera subida de tipos de interés, algo que está haciendo que se retome otra vez la fortaleza del dólar una vez hemos visto que la producción en Estados Unidos sigue bajando con respecto al pico que conseguimos a finales de 2015. Por lo tanto, si ayer el sector de la energía fue el mejor del SP 500, ahora vuelve a ser otra vez, así que la participación de las petroleras en la mejora del Dow Jones y el SP 500 está siendo fundamental para poder atacar en el caso del SP la zona de máximos anuales y en el Dow Jones intentar acercarnos a dichos máximos.
 
Por otro lado, las tecnológicas también están apoyando muchos porque Apple vuelve a despertar otra vez.
 
Los bancos tampoco nos están ayudando nada porque el sector bancario del SP 500 está muy ligeramente negativo, -0,04%, ya que al final se nota que se esfuma la posibilidad a corto plazo de poder subir los márgenes por tener un poco más lejos la subida de los tipos de interés.
 
Las palabras de ayer de la presidenta de la Reserva Federal son el principal apoyo del día de hoy en los mercados
 
Evidentemente, la expectación era mucha para saber si la presidenta de la Reserva Federal hacía referencia a la política de subidas de tipos de interés tras el mal dato de creación de empleo del mes de mayo que conocimos el viernes. Evidentemente, hubo referencias a este dato y sí que generó cambios en el vocabulario propio de la Reserva Federal al que nos tiene acostumbrados últimamente.
 
La conclusión final del discurso de Yellen es el párrafo que lo resume todo:
 
“Para resumir, he explicado porqué espero que la economía de Estados Unidos siga mejorando y porqué espero que probablemente sean apropiados mayores incrementos graduales en los tipos sobre fondos federales para promover de la mejor manera los objetivos del FOMC del máximo empleo y estabilidad de precios. Además también he plasmado las considerables e inevitables incertidumbres que pueden aplicarse a tanto la perspectiva de la economía como al camino apropiado de los tipos sobre fondos federales. Mis colegas y yo tomaremos las decisiones sobre nuestra política basadas en las implicaciones de las informaciones que nos lleguen para la perspectiva económica y los riesgos para la misma. Lo que es cierto es que la política monetaria no está situada en un curso predefinido, y que el Comité responderá a los nuevos datos y riesgos para poder alcanzar nuestros objetivos de la mejor manera.”
 
Durante el discurso, se volvió a mencionar que espera que la economía lo haga bien pero se ha desestimado ya por completo que haya una subida de tipos en julio, lo que significa que tenemos un poco de tiempo más para poder disfrutar de un dinero más barato, así que este punto es apoyo para los activos de riesgo. También es favorable para los bonos, lo que pasa es que si los activos de riesgo se ven favorecidos, algo de dinero que entró en la deuda como factor refugio, podría salir ahora, así que no se ven tan apoyados en el cómputo total.
 
Con respecto al empleo, ella dijo que veía buenas razones para esperar que las fuerzas positivas que apoyan al crecimiento del empleo y una mayor inflación sigan superando a las fuerzas negativas. En este punto hay que decir que algunos miembros de la Reserva Federal han dicho, y criticado, en una entrevista en Bloomberg la semana pasada, que subir los tipos de interés parece ser lo único que interesa a la Reserva Federal, y no el Estado de la economía, pues hay algunos que siguen pensando que hay necesidad de esperar un poco más a seguir subiendo los tipos de interés, ya que los riesgos de subir los tipos demasiado pronto son mayores que de subirlos demasiado tarde.
 
Arabia Saudita sigue preparándose para un futuro lejos del crudo
 
Mientras mantiene la guerra de precios con el resto de competidores para mantener la cuota de mercado y así tener bajo control el mercado y también a su directo competidor en todos los sentidos, Irán, ha desvelado los planes que tiene para el futuro.
 
Recordemos que ha aumentado los impuestos para poder compensar los ingresos y ahora ha puesto encima de la mesa un plan llamado programa de transformación nacional que pretende que se tripliquen los ingresos que no vienen de la venta de crudo en los próximos cuatro años. Es una especie de versión a la Arabia Saudita de la transformación que está viviendo China, que está pasando de las manufacturas baratas a la innovación y el consumo interno, pero lo que deja claro es que tenemos por delante una época de crudo barato que tiene pinta de ser muy larga.
 
Según el plan, su intención es la de potenciar el turismo y la minería entre otros, manteniendo cierta atención a las materias primas, pero que no sean crudo.
 
Pero también hay medidas que van a acertar al país a los problemas que tiene muchos países de occidente, ya que la deuda pública se incrementará hasta alcanzar un 30% desde el 7,7% actual. Además, habrá impuestos a los frutos que consideren que sean dañinos para la salud pública o dañinos en algún sentido para la sociedad.
 
La organización mundial del comercio, también contra la salida de Reino Unido de la Unión Europea
 
El jefe de la Organización Mundial de Comercio ha advertido acerca de que la competitividad de las empresas británicas tendrá problemas si deciden salir de la Unión Europea.
 
Dice que el comercio continuará, pero tendría peores condiciones. Considera que lo más probable es que el coste de comerciar para Reino Unido fuese más alto, lo que tendría repercusión directa en la competitividad de sus empresas.
 
Hay que recordar que todo el mundo da por hecho que si se da una salida de Reino Unido de la Unión Europea se deberían renegociar otra vez todos los tratados de comercio, lo que podría llevar décadas para volver a ser establecidos de nuevo, por lo que el daño es muy importante.
 
Los datos de Europa de hoy:
 
Francia:
 
- Balanza comercial de Francia del mes de abril nos deja un déficit de -5.200 millones de euros, aumentando desde los -4200 del mes pasado y mucho peor de lo esperado que era una reducción a -4.000 millones.
 
Con respecto a las importaciones, aumentan a 42.300 millones de euros desde los 40.600 el mes pasado.
 
Para las exportaciones, tenemos también un aumento a 37.100 millones de euros desde los 36.400 anteriores.
 
- El déficit por cuenta corriente de Francia del mes de abril aumenta hasta colocarse en -2.800.000.000 de euros desde los -1800 anteriores, mucho peor de lo esperado que era una fuerte reducción hasta -0,5 millones.
 
Además, el déficit presupuestario de Francia del mes de abril se dispara desde -27.500 millones a -56.500.
 
Alemania:
 
Producción industrial de Alemania del mes de abril mejora 0,8%, compensando en parte la bajada del -1,1% del mes anterior y queda mejor de lo esperado que era un incremento del 0,7%.
 
España:
 
Producción industrial de España del mes de abril nos deja un incremento interanual del 2,7%, reduciéndose un poquito desde el 2,8% anterior y muchísimo mejor de lo esperado que un frenazo más notable hasta alcanzar un crecimiento del 2,1%.
 
Reino Unido:
 
Precio medio de las viviendas calculado por Halifax en el mes de mayo nos deja un incremento mensual del 0,6%, eliminando en parte la bajada del -0,8% del mes anterior, un resultado que es mucho mejor de lo esperado que era un crecimiento del 0,3%.
 
En cifras inter mensuales tenemos un crecimiento del 9,2%, estable desde la misma cifra del mes anterior y mejor de lo esperado que era una reducción hasta el 8,9%.
 
Noruega:
 
Producción industrial de Noruega del mes de abril nos da un susto con un descenso de -0,7%, eliminando parte del incremento del 0,9% del mes anterior y peor de lo esperado que era meterse en cifras negativas de -0,5%.
 
Eurozona:
 
Producto interior bruto de la zona euro del primer trimestre nos deja un crecimiento del 0,6%, superior a lo esperado que era del 0,5%, que es la lectura preliminar. En la interanual también tenemos buenas noticias pues el crecimiento es del 1,7% cuando se esperaban del 1,5%, que es la lectura preliminar.
 
Los datos de EEUU de hoy:
 
La productividad de Estados Unidos del primer trimestre nos deja un descenso de -0,6%, lo esperado, manteniéndose en cifras negativas desde la reducción del -1% del mes anterior.
 
Con respecto a los costes laborales del primer trimestre, tenemos un incremento del 4,5% desde el 4,1% anterior, superior a lo esperado que era una ligera rebaja hasta el 4%.
 
La cifra anterior va a favor de Reserva Federal, porque un aumento de los costes laborales es al mismo tiempo un punto a favor de la inflación, pero lo que no gusta es que la productividad se mantenga en negativo, así que tenemos un fuego cruzado entre ambas cifras que lo mantienen en territorio neutral con respecto a la Reserva Federal, pero la bajada de productividad no es positiva a lomos de un mal dato de creación de empleo, así que el conjunto de las dos es ligeramente negativo para el mercado, ligeramente positivo para los bonos y neutral para el dólar.
 
Resumiendo la sesión: día positivo para los mercados a lomos de las consecuencias de las palabras de la presidenta de la Reserva Federal del día de ayer y de no ver subida de tipos de interés en el corto plazo. Esto, junto con una menor producción de crudo de Estados Unidos y un fondo de debilidad del dólar, ha vuelto a hacer que los sectores de materias primas hayan tirado del resto, también animados por tener más perspectivas de dinero barato durante más tiempo.