Nueva jornada de fuertes bajadas en Europa, arrastradas estas bolsas por la clara debilidad de Wall Street, que se ve sorprendido por la FED, que ahora dice que sí puede haber subida de tipos en junio. El S&P 500 está en HCH, pero tiene muy cerca la media de 200 y el 2000, nada fácil de pasar. Si se pierden esos niveles esto se pone feo, si aguantan tendremos rebote servido. La situación sigue muy confusa en el corto plazo, y la falta de comunicación entre la FED y el mercado va a dar pie a muchos bandazos. 
 
Curiosa esta anécdota que contaba la revista Pronto:

"35 segundos es lo que dura la obra de teatro registrada más corta. Se trata de Respiración de Samuel Beckett, en el que no hay ningún actor ni ningún diálogo. Solo un escenario con cosas tiradas como si alguien hubiera salido corriendo de casa. De pronto, se oye el suspiro de un niño al nacer y el de un anciano al morir"
En fin, se puede considerar a esto como una tomadura de pelo o como un genio del trato, para gustos colores…
 
Bueno, en bolsa últimamente las subidas duran lo mismo que “la obra” Respiración de Beckett, más o menos igual…
 
Enseguida llegan los papelones y las ventas y hoy ha sido otro mal día. La FED se ha demostrado que desde que está al mando de Yellen no comunica bien con los mercados. Los había despistado por completo, ahora resulta que sí puede haber subida de tipos en junio, y las bolsas se ajustan a toda velocidad, y claro, a la baja todos.
 
A Europa le hace falta poco para bajar en cuanto Wall Street se pone nervioso. Ayer nos salvó algo el tipo los bancos, a los que sí les viene bien la subida de tipos pero hoy ni eso, sólo vimos esa reacción por la mañana. En cuanto hemos visto otro buen dato de paro semanal y a Dudley, de la FED, decir que el mercado está equivocado y que en junio o julio hay altas probabilidades de ver  una subida de tipos, Wall Street se vino abajo entero y contra eso no hay correlación que valga.

La situación técnica es clave. El S&P 500 está con un HCH como un piano, pero para confirmar debe perder la media de 200 y los 2.000 psicológicos, cosa que no va a ser nada fácil.  Así que en esas estamos.
 
Vamos con la crónica al completo de la sesión.

Se esperaba una apertura moderadamente bajista en Europa. Estos son los factores a considerar.

1- Ayer la lectura de actas de la FED aumentó el miedo de Wall Street a una subida de tipos muy cercana. Contra lo que se pensaba hasta hace muy poco se vio que la mayoría de miembros del consejo estaban dispuestos a subir los tipos ya en junio si los datos macro acompañaban, dejando claro que la política de comunicación con el mercado desde que está Yellen tiene más vías de agua que el Titanic. El mercado no consigue entender casi nunca que es lo que quiere hacer. La sesión no terminó peor, porque el sector beneficiado por la subida de tipos, y mucho, el bancario limitó pérdidas.

2- Esta cuestión genera numerosas consecuencias, unas buenas para las bolsas europeas, como la bajada del euro, y una mejora del sector bancario por contagio de sus colegas americanos.

Pero otras malas, como por ejemplo la fuerte devaluación del yuan de esta noche, que se ha ido contra el dólar al menor nivel de febrero. Hay que recordar que las dos recientes caídas más fuertes en bolsa, vinieron precedidas de devaluaciones claras del yuan.

3- Otra consecuencia es que al subir el dólar bajan los precios de las materias primas, el petróleo por ejemplo pierde ahora casi dólar y medio desde máximos de ayer. Cotiza a 47,60. También los metales han caído claramente de precio, lo que podría complicar el día a los sectores de materiales básicos.

4- El sector de transporte aéreo podría tener problemas, tras saberse que ha desaparecido en pleno vuelo un avión que iba de París a Egipto.

5- La situación técnica sigue siendo muy confusa e invita a la neutralidad tanto en Europa como en EEUU, donde el S&P 500 sigue dibujando un posible hombro cabeza hombro, aunque con soportes muy fuertes pegados a la línea clavicular.

Vamos con la actualidad corporativa.

Atención a los valores aéreos por la desaparición del avión egipcio.

Bayer confirma haber lanzado una oferta no solicitada sobre Monsanto. Ojo a como se lo tome el mercado que podría influir mucho en la bolsa alemana.

Merck da ebitda al alza

Credit Agricole, Credit Suisse y Deutsche Bank, ven como algunos de sus traders son acusados en EEUU de manipulación de la horquilla de precios en determinadas clases de bonos.

Julius Baer dice que sus activos bajo gestión suben 2% hasta abril.

JCDecaux dice que renueva concesión con aeropuertos de la Costa Azul

En datos macro europeos un dato destacado, el de ventas al por menor en UK a las 10h30.


Fuertes caídas de nuevo en las bolsas europeas, que siguen haciendo alarde de lo mismo de siempre, que no tienen fuerza alguna para subir, salvo que San Wall Street obre un milagro, y de momento con el nuevo lío de los tipos de interés no está por la labor.
 
La lectura de actas de la FED de ayer que aumenta aún más las posibilidades de subidas de tipos, pone a todos de los nervios, pese a que favorece al menos a un sector como es el bancario de EEUU. Muchos bancos como Barclays están empezando a decir que en junio o julio, tendremos subidas de tipos ya.
 
 
El sectorial de materiales básicos lo está pasando muy mal, y en el stoxx 600 el sxpp baja nada menos que el 3%, destacando por ejemplo a Arcelor Mittal que baja alrededor del 3,5%. La subida del dólar a raíz de esas expectativas más altas de subidas de tipos, están haciendo bajar con fuerza a las materias primas, de ahí el mal día que tiene este sector.
 
Otro factor muy negativo para Europa, es el desplome que sufre Bayer. Uno de los grandes del sector químico y con mucho peso en la bolsa alemana, tras anunciar que está dispuesto a comprar Monsanto. Está claro que al mercado le parece que está comprando demasiado caro. Bayer baja más del 6% y es una losa para el Dax, que al caer arrastra a los demás índices europeos.
 
El sector de transporte aéreo y turismo otro factor más negativo en el día, tras la desaparición de un avión en vuelo de París a Egipto.
Con todo esto las bolsas europeas se pegan de nuevo a soportes. Consideraríamos con técnicamente muy negativo un cierre del futuro del dax por debajo de 9732, véase gráfico sería la líneas roja horizontal
 
s1


No obstante hay que dejar claro que aquí manda el jefe. Y el jefe es el S&P 500, y las cartas a jugar están muy claras.
 
El S&P 500 está en una clarísima figura bajista de HCH. Meridiana y clara, aún sin confirmar porque no ha roto el Nick o línea clavicular. Pero no muy lejos de ese Nick está el nivel psicológico de 2000 y la media de 200 en 2005. Por lo tanto si pierde eso confirma el HCH y Europa puede caer de forma severa y grave, dada su propia debilidad intrínseca que se vería fomentada por este factor.
 
Mientras el S&P 500 aguante en esos niveles Europa, lo podría hacer también.
 
Un ojo echado también a la devaluación del yuan chino, los chinos prometieron estabilidad para el yuan, pero en realidad era un cuento chino, su moneda se devalúa de forma sibilina a cada descuido. No hay nadie como los chinos… para… los cuentos chinos.
 
Con todo este panorama muchos vuelven los ojos al BCE y a su burbuja, de tipos de interés negativos. Una burbuja cuyo estallido, que puede tardar años, causará sin duda un período muy duro. Pero es que tiene toda la pinta de que esos tipos negativos no solo no los va a parar, sino que los va a fomentar.
 
Y muchos analistas creen que una señal muy clara, y a mí me parece que también, es el intento de quitar los billetes de 500.
 
El BCE ha quedado de maravilla con la medida, porque es la medida demagógica número uno, para supuestamente terminar con el dinero de la gran evasión fiscal a gran escala, que eso lo veo francamente difícil. No es tan fácil como eso.
 
Lean este interesante artículo de Funds people, donde se habla de las para mí, verdaderas causas del tema de los billetes de 500.
 
Las verdaderas razones por las que el BCE quiere suprimir los billetes de 500 euros
 
http://es.fundspeople.com/news/las-verdaderas-razones-por-los-que-el-bce-quiere-suprimir-los-billetes-de-500-euros
 
En especial vean esta cita:
 
“En pocas palabras, necesitas un espacio mucho más pequeño para guardar de manera segura los billetes de mayor valor. Por lo tanto, asegurando que los billetes de mayor importe que se impriman son los de 100 euros, se puede argumentar que el BCE está tratando de regular la cantidad de dinero que los ahorradores pueden guardar”.Analizándolo de manera extrema, lo que trata de explicar Ahmed es que una sociedad sin dinero en efectivo permite unos tipos de interés negativos sin límite, ya que el activo con rendimiento cero deja de existir. “Gradualmente esto se puede conseguir incrementando los costes de almacenaje, lo que se consigue claramente prohibiendo los billetes de importe alto”, asegura.
 
Ahí está la clave. Al margen del tema de la evasión fiscal, que también hay mucho de eso con esos billetes, con tipos surrealistas negativos, con los bancos que no dan nada, y te cobran por las cuentas, el dejar el dinero en metálico guardado puede ser una alternativa para muchos. El BCE está intentando complicar este almacenamiento posiblemente.
 
Veamos ahora un interesante artículo de psicología del trading del doctor Steenbarger.
 
Aumentar el tamaño de sus operaciones: cómo asumir más riesgo

Un trader en desarrollo recientemente me hizo una de las preguntas más habituales – e importantes – con que me encuentro: ¿Cómo me acostumbro a aumentar el tamaño de mis operaciones y a asumir más riesgo?
 
Una ventaja de comenzar a operar con un tamaño pequeño es que tiene tiempo para cometer todos sus errores sin arruinarse. Muchos traders asumen unos niveles imprudentes de riesgo al comienzo de su desarrollo y nunca sobreviven sus curvas de aprendizaje.

Pero aprender a operar con un tamaño pequeño también tiene sus desventajas. Una vez que nos habituamos a un determinado nivel de riesgo y recompensa, nos puede resultar difícil ajustarnos a la volatilidad mucho mayor en dólares de los resultados cuando operamos con un tamaño mayor. No hay nada que resulte más desalentador que ganar dinero a lo largo de un extenso periodo de tiempo operando con posiciones pequeñas, para perderlo todo en unas pocas operaciones perdedoras una vez que aumentamos el tamaño de las posiciones.

Ese mayor tamaño, al aumentar el impacto en dólares tanto de las pérdidas como de las ganancias, puede magnificar además las respuestas emocionales al rendimiento. Irónicamente, esto puede ser igual de problemático tras las grandes ganancias como tras las grandes pérdidas.

Hay tres principios que deberían dictar su desarrollo de trading en cuanto al tamaño y al riesgo:

Si un aumento en el tamaño de las posiciones le hace *sentirse* de forma muy distinta, es más probable que impacte negativamente su operativa. Los aumentos graduales a los que se adapte plenamente antes de aumentar su riesgo de nuevo pueden ayudarle a convertirse en un gran de posiciones grandes de forma natural.

Si no es rentable y no opera bien con un tamaño/riesgo ligeramente mayor, no siga aumentando el tamaño/riesgo. Asegúrese de que está operando bien a su nivel actual antes de expandir su negocio.

Siga sus beneficios y pérdidas en porcentaje, no en dólares. Acostúmbrese a pensar en puntos básicos (centésimas de un uno por ciento), no en cantidades en dólares. De esa forma, cuando vaya perdiendo 50 puntos básicos en una cartera de $5.000.000, no le resultará muy distinto de ir perdiendo 50 puntos básicos en una cartera de $500.000.

En términos de porcentajes, operar con un tamaño mayor no quiere decir asumir más riesgo. La clave es arriesgar un porcentaje fijo del valor de su cartera en cada operación, cada día e ir aumentando su tamaño a medida que crece su cartera. Esto también hará que reduzca su tamaño cuando esté teniendo pérdidas.

Tan sólo recuerde: en algún momento, *se encontrará* con una racha de operaciones perdedoras. Asegúrese de que su mayor tamaño no le meta en un gran agujero cuando se produzca la inevitable mala racha. Demasiados traders se centran en convertirse en operadores de gran tamaño, cuando se deberían centrar en ser grandes operadores.

El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue siendo de baja actividad y completamente neutral, por lo que siguen dejando que el mercado se mueva por si mismo.

Los efectos secundarios de un movimiento alcista de la inflación siguieron generando correlaciones por la mañaña
 
Sólo hacía falta un pequeño vistazo a cómo estaba el mercado europeo por dentro para darnos cuenta de las piezas que se están colocando encima de la mesa por parte de los inversores.
 
Por la mañana, antes del paro semanal y de los comentarios Hawkish de Dudley,  la mayoría de los sectores europeos estaban en negativo y solamente tres en positivo: los bancos mejorando 1,43%, las aseguradoras que hacen lo propio 0,22% y los servicios financieros +0,06%.
 
En la parte negativa, teníamos al de recursos básicos bajando -3,06%, al de petroleras bajando -2,23% y el de químicas -2,8%.
 
Tal como hemos comentado en multitud de ocasiones, una subida de la inflación provoca un encarecimiento del dólar y además un aumento de las perspectivas de las subidas de tipos de interés por parte de la Reserva Federal. Con esto encima de la mesa, tenemos que las utilities están muy dañadas en Estados Unidos y en Europa están bajando -0,93%, porque su dividendo tiene menos atractivo y el que puede aumentar los márgenes es el sector bancario, tal como paso ayer en Estados Unidos y en Europa, yo y vuelve a pasar otra vez en Europa.
 
Las aseguradoras, exactamente igual que los bancos, también pueden beneficiarse de esa subida de tipos de interés, lo que explica que hoy estén subiendo.
 
Otro sector que estaba a punto de pasar al alza es el de automoción y recambios, ya que un fuerte descenso del valor del euro mejora las exportaciones y es el factor positivo que se saca de este asunto, pero que en cierta manera es compensado con un posible crecimiento de los tipos de los préstamos que podrían hacer menos accesibles sus productos, por lo que más o menos se compensan el uno con el otro.
 
El sector químico estaba cayendo -2,75% porque se confirma ese movimiento corporativo que hace que una de las químicas más importantes de Alemania, Bayer, que cae -7,54%, haya puesto encima de la mesa una oferta por la norteamericana Monsanto para poder introducirse todavía más en el sector agroalimentario. El problema está en que el mercado descuenta esa operación pero hay muchas voces que piensan lo contrario, debido a que el gigante que se crea domina tanto esa parte del mercado que probablemente tenga unos requisitos por parte de las autoridades que quizá no estén dispuestos a aceptar.
 
Tal como comentamos, un aumento del precio del dólar encarece las materias primas y encima el yuan sigue debilitándose y las materias primas en la bolsa de China siguen cayendo, por lo que tiene bastantes factores en contra. Lo mismo pasa con las petroleras y el crudo.
Una vez con Wall Street abierto, todo abajo con bancos -0,02%, recursos básicos -2,55%, químicas -2,94%, petroleras -2,50 y 3%, telecomunicaciones -1,35%, servicios y bienes industriales -1,03% y utilities -1,28%.
 
Crudo-Inflación-materias primas, la cuadratura del círculo
 
El mercado se ha metido en una zona de arenas movedizas, simplemente porque se están dando los efectos y correlaciones por los que se ha estado apostando en los días de atrás, pero cuando dichos efectos ya tienen lugar, la situación se complica y mucho.
 
Todos tenemos en la cabeza que ya sabíamos desde hace tiempo, cuando se confirmó que el crudo tenía un suelo en la franja que va desde los 27 $ a los 30 $, que las perspectivas de inflación empezarían a subir porque este decisivo factor dentro del IPC, empezaría a estabilizarse y quizá, a incrementarse.
 
Con el factor anterior dentro de los posibles, el dólar empezaría a ganar potencia alcista porque el aumento del precio del crudo empujaría la inflación, pero es que el dólar es, al mismo tiempo, un factor decisivo para la inversión en materias primas. Una cosa es mirar al mercado de materias primas y al dólar desde el punto de vista de los compradores del producto y otra muy distinta desde los productores del mismo. Si los productores se ponen de acuerdo y empiezan a recortar o congelar la producción, el precio sube, apoya la inflación y ésta apoya un encarecimiento del dólar. Si el dólar incrementa su precio, todas aquellas materias que están cotizadas en dólares, pierden valor porque una misma cantidad de dinero en otra moneda, puede comprar menor cantidad de producto. Por lo tanto, si el precio del producto empieza a incrementarse visto desde otra moneda, la demanda no será la misma, por lo que el precio de la materia prima empezar a sufrir. Esto, que si se dice muy rápido parece más un trabalenguas que otra cosa, es lo que nos está pasando en el día de hoy.
 
Ayer el dólar tuvo una subida muy fuerte y en estos momentos se está tomando una pausa porque prácticamente está descendiendo muy poquito en todos los cruces, pero el efecto de ese encarecimiento del día de ayer lo estamos viendo y en las materias primas ya que la plata está cayendo más del -2,5%, el oro cerca de -1,5%, el crudo -1,6%, el Brent -1,5%.
 
En definitiva, el súper sector de recursos básicos vuelve otra vez a ser el peor con un descenso de -3% y además las petroleras también están dañadas con una caída de -1,38%
 
Resumiendo, este triángulo de amor odio entre las materias primas, el crudo y la inflación, que tiene como nexo de unión el precio del dólar, es parecido a buscar la cuadratura del círculo, porque las relaciones no serán siempre de la misma manera, porque el mercado primero juega con unas expectativas y después unas realidades.
 
Lo que hemos venido teniendo hasta hace bien poco eran unas expectativas y lo de hoy son unas realidades, y sabemos que son una realidad porque la lectura de las actas de la Reserva Federal apuntaba claramente a que una subida de tipos de interés en junio es totalmente posible. Las palabras anteriores han venido siempre subrayadas y potenciadas por comentarios de miembros de la Reserva Federal que estaban diciendo que el mercado estaba leyendo mal las intenciones de la FED, algo que dice poco de la capacidad de comunicación de la entidad. Además, hemos tenido un repunte de las ventas minoristas en el primer mes del segundos trimestre, y el componente de las gasolinas en la inflación también se disparó, otro apoyo para subir los tipos de interés. Sin embargo, lo que va a modular la inflación, va a ser precisamente el dólar, ya que si las expectativas sobre el dólar hacen que suba demasiado, simplemente corta las expectativas sobre crecimiento del precio del crudo, algo que pone la llave de la inflación y de ese precio en manos de los productores, porque será ese posible acuerdo sobre la producción de la OPEP el que tiene la llave del precio del crudo para que pueda superar el efecto negativo de la subida del dólar. Pero es que también hay un segundo componente, ya que cuanto más alto es del precio del crudo, mas instalaciones petrolíferas en Estados Unidos pueden ser rentables, por lo que probablemente la OPEP esté haciendo muchísimos cálculos para saber en dónde está el punto justo entre aumentar los ingresos de la OPEP por la venta de crudo, no tocar demasiado las expectativas de inflación sobre el dólar, y además tener a raya la producción fuera de la OPEP, en concreto la de Estados Unidos.
 
Dudley (FED), comentarios a favor de una subida de tipos en junio o julio
 
Dice que la reunión de junio va a ser definitivamente muy importante. Dice que claramente hubo una fuerte sensación en la última reunión de que los mercados estaban subestimando la probabilidad de una nueva subida de tipos. Además dice que está convencido de que su propia previsión económica se está cumpliendo así que es esperable que tengamos subida de tipos bien en junio o bien en julio.
 
Con respecto a la salida de Reino Unido de Europa, dice que por supuesto es una variable en la mezcla para pensar en una subida de tipos en junio, porque esa votación podría tener consecuencias en las condiciones del mercado financiero y todavía tienen que sopesar ese riesgo. La probabilidad de una salida de Europa de Reino Unido será lo que influenciará la toma de decisiones en la Reserva Federal.
 
Volviendo a la economía, espera que el segundo trimestre del año sea más fuerte que el primero y también espera un crecimiento alrededor del 2% anualizado en el segundo trimestre. Lo anterior se apoya en esa cifra del 1,3% de mejoría de las ventas minoristas que vimos el viernes pasado.
 
Estos comentarios no va a gustar nada mercado.
 
Los resultados empresariales destacados hoy en EEUU:
 
- Urban Outfiters presentó ayer tras el cierre un beneficio de 0,25 $, justo lo esperado, y además exactamente lo mismo que presentó el año pasado. Sin embargo, en dólares totales, sin tener en cuenta el número de acciones, ha bajado bastante, ya que hay menos acciones el mercado que el año pasado.
 
Las ventas aumentaron un 3% hasta alcanzar los 762,6 millones de dólares y los obtenidos en centros con más de un año mejoran el 1%. Son mejores de lo esperado. El margen bruto mejora el 1% hasta alcanzar el 34,3%.
 
El mercado se lo ha tomado bastante bien está subiendo más del 5% en el fuera de horas.
 
- Limited Brands presentó ayer tras el cierre resultados de beneficios de 0,52 $, peor de lo esperado que eran 0,55 $ y también bajando fuertemente desde los 0,84 $ del año pasado.
 
Las ventas totales quedan en 2610 millones de dólares, muy ligeramente por debajo de lo esperado.
 
Por si no fuera poco, el problema lo tenemos en que ha recortado la perspectiva para todo el año y en beneficios ajustados por acción baja hasta una horquilla de 3,6 $ a 3,8 $ cuando anteriormente estaba situada nada menos que en 3,9 $ a 4,1 $, muy por debajo de lo esperado.
 
- Wal Mart presenta resultados de 0,98 $, bajando desde los 1,03 dólares del año pasado, mejores de lo esperado que eran beneficios de 0,88 $.
 
Las ventas en el primer trimestre suben a 115.900 millones de dólares desde los 114.830 del año pasado, bastante por encima de lo esperado. Las ventas en centros con más de un año dentro de Estados Unidos mejoran el 1%, el doble de lo esperado.
 
Dentro de las perspectivas, espera que las ventas en el segundo trimestre dentro de Estados Unidos mejoren el 1%, algo más de lo esperado.
 
El mercado se esta tomando muy bien los resultados y esta subiendo fuertemente en el fuera de horas, recuperando algo de la pérdida generada una vez perdida la tendencia desde los mínimos de noviembre.
 
Los datos de Europa de hoy:
 
Francia:
 
Tasa de desempleo de Francia del primer trimestre de 2016 se mantiene estable en el 10,2%, mejor de lo esperado que era un ligero repunte hasta el 10,3%.
 
Reino Unido:
 
Ventas minoristas de Reino Unido del mes de abril sube 1,3% y eliminan el descenso del -05% anterior, muchísimo mejor de lo esperado que era un incremento del 0,5%. En términos interanuales suben nada menos que 4,3%, superando el incremento del 3% anterior y mucho más de lo esperado que era una subida del 2,5%.
 
Las ventas subyacentes suben 1,5%, también compensan y de sobra el descenso de -0,7% del mes anterior y sube mucho más de lo esperado que era un crecimiento del 0,6%. En la interanual tenemos un crecimiento del 4,2% que casi dobla el 2,6% de subida del mes anterior y mucho más de lo esperado que era 1,9%.
 
Ayer la libra tuvo una buena sesión porque la perspectiva de subidas de tipos en Reino Unido va paralela a la de Estados Unidos, y con este dato más apoyo todavía.
 
Los datos de EEUU de hoy:
 
- Paro semanal de Estados Unidos de la semana que termina el 14 de mayo nos deja una lectura de 278.000, un poco más alto de lo esperado que era una bajada a 275.000 desde los 294.000 de la semana anterior.
 
La media de cuatro semanas sube a 275.750 desde los 268.250 de la semana pasada.
 
El total de perceptores baja a 2,152 millones de personas, mejor de lo esperado que eran 2,163 millones, desde los 2,165 millones de la semana anterior.
 
El dato vuelve a tener un toque alcista para la economía porque ha descendido con respecto a la semana pasada, pero sigue demasiado cerca de esa zona de los 300.000 que es donde puede empezar a haber peligro. Sin embargo, nos mantenemos por debajo y eso sigue apoyando al mercado laboral, por lo que es un aliado para la inflación y para la Reserva Federal. Por lo tanto, tal como están las cosas y combinándolo con los datos que hemos conocido sobre la inflación, es ligeramente negativo para el mercado, ligeramente negativo para los bonos y positivo para el dólar.
 
- Indicador de negocios de la reserva Federal de Filadelfia se mantiene en negativo y nos deja la lectura de mayo en -1,8, empeorando desde el -1,6 del mes anterior. La lectura es muchísimo peor de lo esperado porque se esperaba un repunte hasta alcanzar cifras positivas en 3,5.
 
El índice de nuevos pedidos también empeora hasta -1,9 desde quedar plano el mes anterior.
 
El índice de gastos de capital a seis meses se dispara hasta 23,6 desde el 12,7 anterior y es una muy buena noticia de futuro.
 
Además, el índice de empleo reduce las cifras negativas hasta -3,3 desde el -18,5 anterior.
 
El índice de precios pagados también sube hasta 15,7 desde el 13,2 anterior.
 
Hablando de futuro, las condiciones de negocios vistas a seis meses bajan a 36,1 desde 42,2.
 
El dato es de difícil interpretación porque tenemos unos datos encima de la mano actuales que han empeorado, sin embargo los indicadores de futuro han mejorado como por ejemplo el índice de gastos de capital.
 
Sumándolo todo, y combinándolo con la lectura de la inflación, el dato es ligeramente negativo para la economía, lo que es ligeramente negativo para la Reserva Federal y eso nos da un punto positivo para el mercado, un punto positivo para los bonos y un punto negativo para el dólar. El problema está en esos indicadores de medio plazo que aumentan, por lo que si el mercado lo ve y se centra en el medio plazo, acabará siendo negativo para la bolsa.
 
Resumiendo la sesión, nueva jornada de fuertes bajadas en Europa, arrastradas estas bolsas por la clara debilidad de Wall Street, que se ve sorprendido por la FED, que ahora dice que sí puede haber subida de tipos en junio. El S&P 500 está en HCH, pero tiene muy cerca la media de 200 y el 2000, nada fácil de pasar. Si se pierden esos niveles esto se pone feo, si aguantan tendremos rebote servido. La situación sigue muy confusa en el corto plazo, y la falta de comunicación entre la FED y el mercado va a dar pie a muchos bandazos.