Día negativo en Europa en donde hemos replicado el problema de las tecnológicas que tuvo Estados Unidos el viernes pasado con un descenso en las europeas de -3,5%. El de industriales también desciende -1,55% y los bancos -1,25%. El Ibex ha estado penalizado por problemas en los bancos al prohibirse las posiciones cortas en Liberbank, lo que ha ayudado a que se extienda el miedo a que haya más bancos en problemas dentro del sector mediano.

Sesión en Europa claramente bajista desde el propio comienzo al descontar hoy el movimiento bajista que tuvo Wall Street por parte de las tecnológicas el viernes pasado.

Dicho sector es el peor del día con un descenso superior a -3,5% pero las bajadas han sido generales, también bien visibles en el sector industrial y en el bancario.

Dado ese descenso en estos tres sectores, muchos empiezan ya a darle un ojo a la diferencia entre activos de crecimiento y de valor, por lo que todo el mundo se está preparando en cierta manera por si hay algún cambio en el fondo de mercado. Recordemos que esta semana tenemos la decisión sobre tipos de interés por parte de la Reserva Federal donde se descuenta ampliamente que tenemos una subida de tipos y además el viernes nos enfrentaremos al vencimiento trimestral de derivados, por lo que el miércoles podemos tener movimiento importante y ya veremos qué le pasa al mercado una vez metido en el vencimiento de septiembre, donde será algo más libre.

Por lo que respecta a España, la decisión de proteger a Liberbank de las posiciones bajistas durante todo un mes, ha hecho empeorar el sentimiento del inversor con respecto al sector y en concreto con la parte más mediana de todos los valores, pues con la caída de Popular ha quedado ciertamente en entredicho la utilidad de las pruebas de esfuerzo.

Veamos la crónica de la sesión.

Se esperaba una apertura moderadamente a la baja en Europa. 

1- Abrimos a la baja contagiados por la caída del 2,5% del futuro del nasdaq el viernes. El resto de índices no se vio afectado por la fuerte subida de financieras, que descuentan subidas de tipos esta semana, y el sector de energía. 

Pero las tecnológicas tuvieron muchos problemas, debido a la caída de Apple. Este valor es gigantesco y tiene una enorme influencia en todos lados. Sobre las seis y media de la tarde empezaron a correr rumores negativos sobre los microprocesadores de sus iphone de este año, diciendo que tenían menos velocidad de descarga que los de la competencia y el valor empezó a caer. Su caída fue replicada como un clon por todo el Nasdaq. 

Ahora nos contagiamos en apertura de todo esto. 

2- Los activos refugio tradicionales no están activados por el momento, por lo que tampoco parece peligrosa la bajada de momento. 

3- Hay un factor político favorable que podría pesar después y es el hecho de que finalmente Macron también ha tenido buenos resultados en las elecciones legislativas francesas. Tras las presidenciales también ahora le han ido bien las cosas en las legislativas, con lo cual tiene una cómoda mayoría para poder desarrollar su programa, y finalmente no hay partidos extremistas ni de derecha ni de izquierda con demasiada capacidad de influencia. 

4- El petróleo remonta posiciones, aunque nadie tiene muy claro, hasta donde puede llegar, pues cada vez cala más el sentimiento entre los operadores de que con las medidas actuales de la OPEP no hay suficiente para liquidar los grandes inventarios de petróleo existentes. 

Valores y noticias a destacar en la apertura española

La CNMV prohibe, de momento por un mes las operaciones en corto, o similares en Liberbank, que como saben lleva unos días de muy dura caída por contagio de lo que le pasó al Popular. 

Neuron Bio dice que valida su test de diagnóstico del Alzheimer en un grupo de paciente externo

Amper compra el 78,38% en Nervion. 

Solaria dice que arrienda espacio de su factoría en La Rioja a Grupo Perica por 9 millones de euros en 20 años de contrato

Liberbank. Kepler sube recomendación de reducir a mantener. 

Cellnex. Barclays sube precio objetivo de 20 a 22

Según El País podría haber demandas contra Popular, por ampliación de capital de 2016 y emisiones de cocos y deuda subordinada por 1.500 millones. 

Iberdrola. Según ABC sus nucleares pierden 1.000 millones de euros. 

Adolfo Dominguez. Sus ventas suben 3,5% según prensa. 

La sesión europea está marcada por los problemas de las tecnológicas y las dudas en el sector bancario

A estas horas tenemos una sesión negativa en Europa con una clara influencia del giro negativo que pudimos ver en Wall Street el viernes pasado. El primero de los puntos de atención está situado en el sector tecnológico, ya que Apple el viernes tuvo un descenso de casi -3,9% pues se puso encima de la mesa que el posible y nuevamente revolucionario iPhone en su versión 10º aniversario, va a tener aspectos que están por debajo de la competencia actual, por lo que todo el mundo que estaba muy esperanzado en ver otra nueva revolución por parte de la marca de la manzana, se llevó una desilusión bastante importante.

La cuestión no es tanto perder la sensación de que va a romper en cuanto a ventas, sino que poco a poco Apple está perdiendo esa magia que tenía cuando vivía Steve Jobs. Hay que reconocer que tiene millones de seguidores y que compran cualquier cosa que presenten, pero poco a poco ese brillo desaparece al ver que en China las marcas con precios inferiores están comiendo cada vez más terreno, así que la batalla se tiene que ganar a base de innovación, algo que poco a poco está desapareciendo.

Como es de imaginar, una sensación de ventas peores de lo esperado se traslada directamente a la cotización de los proveedores, lo que afecta prácticamente a todas partes.

Ahora mismo, dentro del índice alemán tenemos como peor comportamiento a Infineon con una caída de -4,34%, SAP cae -3,19%, Siemens -1,93%.

Pero la cosa no termina aquí, ya que las ventas se está generalizando en toda Europa y el sector bancario tiene parte de la culpa con un descenso de -1,28%.

La cuestión aquí toca directamente a España. Recuerden los fuertes descensos que ha tenido Liberbank en las últimas sesiones y hoy nos hemos despertado con que la Comisión Nacional del Mercado de Valores ha prohibido la operativa en corto, protegiendo al valor durante un mes. Lo que siempre suele pasar en estos casos es que se protege al valor, pero se desprotege al resto, mandando la idea equivocada a los operadores. Si el banco no tiene problemas, no tiene sentido protegerle. La verdadera razón de todo esto es que hay miedo a que la situación del Popular sea más común de lo que puede parecer en un principio, ya que se ha demostrado que los test de estrés no han valido para nada y nos hemos tenido que comer otra vez un marrón importante. Por lo tanto, el sector bancario vuelve a presentar miedo por parte de los inversores y las ventas son generalizadas.

Ahora mismo tenemos descensos muy comunes superiores a -1%, el Deutsche Bank cae -1,87%, la banca mediana española está teniendo caídas superiores al -2% y los grandes españoles caen más de -1,5%.

Por lo pronto, hay mucha precaución y se empieza a atisbar una diferencia de comportamiento entre la banca europea y la banca americana, aunque debemos estar atentos al comportamiento de ambas piezas en el mercado porque el calvario de Donald Trump no ha terminado. Parece que salió más o menos de pie de la comparecencia del ex director del FBI, pero siguen los ataques y las acusaciones de tener relación con países extranjeros, lo que pone más piedras en el camino para poder tener un rendimiento político a la altura de lo que se espera, aunque en estos momentos ya la esperanza es muy pequeña.

El saldo de las instituciones al cierre del viernes sigue siendo ligeramente comprador y la actividad ha repuntado un poco. No hay cambios destacables.

Los datos de Europa de hoy:

Italia:

Producción industrial de Italia del mes de abril da un brusco giro a la baja y se come el incremento del 0,4% del mes anterior al tener un descenso de -0,4%. La cifra es peor de lo esperado que era un incremento del 0,2%.

En la interanual también tenemos un frenazo considerable pues pasamos de un crecimiento de casi el 3% a tener uno de sólo el 1%, muy por debajo de la subida del 2,4% esperado.

Resumiendo la sesión: día negativo en Europa en donde hemos replicado el problema de las tecnológicas que tuvo Estados Unidos el viernes pasado con un descenso en las europeas de -3,5%. El de industriales también desciende -1,5 de 5% y los bancos -1,25%. El Ibex ha estado penalizado por problemas en los bancos al prohibirse las posiciones cortas en Liberbank, lo que ha ayudado a que se extienda el miedo a que haya más bancos en problemas dentro del sector mediano.