Sesión negativa en Europa en donde se ha cerrado lejos de mínimos del día gracias a los datos macroeconómicos de Estados Unidos y una segunda lectura del producto interior bruto del primer trimestre en donde ha aumentado un poco más la inversión de las empresas, lo que ha hecho que la cifra final esté muy por encima del de la primera lectura y ha dado algo más de ánimos a los operadores.

Sin embargo, los pesares en Europa se mantienen con cierta debilidad del sector bancario y un precio del crudo que sigue con problemas pues los operadores no se acaban de creer que la extensión de la reducción de la producción sirva para levantar el precio, cosa que se ha visto con revisiones a la baja de bancos importantes de la proyección del precio del crudo tanto para este año como para el que viene.

Con respecto sector bancario, Italia sigue emanando algunas malas vibraciones porque no se acaba de ver luz al final del túnel del gigantesco problema que existe en el país con los préstamos en problemas.

Además, también tenemos algo de incertidumbre sobre lo que pueda pasar con las subidas de tipos de interés y cambios de tono de los bancos centrales principales, el BCE y la Reserva Federal, de aquí a fin de año. Esto último, se une a malos movimientos en el sector bancario norteamericano que empiezan a dar mucha energía a la idea de que la correlación seguida por el mercado tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, se está debilitando demasiado.

Por si fuera poco, en Estados Unidos el fin de semana va a ser largo porque el lunes es festivo por el día de los caídos, así que no habido muchas ganas de asumir riesgos.

Vamos con la crónica de la sesión al completo:

Se espera apertura moderadamente a la baja

1- Ayer Wall Street cerró bien, rompiendo máximos históricos y con el S&P 500 intentando pasar la gran resistencia 2,400. Los resultados de algunas minoristas, como los de Best Buy fueron clave. Lo curioso es que según datos de Lipper dados ayer por la noche, esta fortaleza reciente, a pesar de los líos de Trump (que ayer parece siguió defendiendo en la OTAN a Rusia) se produce con fuertes salidas de dinero de los fondos en renta variable de EEUU, casi 11.000 millones. En cambio siguen las entradas en los fondos europeos de renta variable y van 13 semanas. 

2- El Nikkei ha cerrado con bajadas

3- El yen está fuerte contra los demás cruces, y hay que recordar que tiene correlación inversa en los últimos tiempos en las bolsas. 

4- La libra está débil, tras verse en sondeos, que May, estaría perdiendo terreno en las elecciones que ella misma anticipó porque pensaba que iba a ganar escaños. Ahora se estaría viendo que esto no está tan claro. 

5- El protagonista indiscutible de la sesión es el petróleo. Las bolsas se están moviendo, en Europa, no tanto en EEUU, muy correlacionadas con el petróleo, y este lleva una caída durísima desde ayer. Ha perdido la media de 200 sin pararse, y la cota psicológica de 50. Tras esto subyace el comentario de muchos operadores, de que el acuerdo al que finalmente se está llegando no es suficiente, ni en tiempo ni en cantidad, y de ahí las ventas. Habría que estudiar bastante a fondo si esto es correcto, pero el caso es que el que manda es el mercado y como no remonte rápido corre el riesgo de estar formando un canal bajista y dirigirse a la parte baja en la zona de 44. Habrá que seguir sus evoluciones con cuidado. 

Valores y noticias a destacar en la apertura española

Abengoa va a proponer contra split de 1 x cada 100 anteriores

Sniace dice que su insolvencia ha sido calificada de fortuita por las autoridades competentes

Según prensa quien compre al Popular tendrá una ventaja, 1.250 millones por las emisiones de convertibles. 

La OPA de Altantia sobre Abertis sigue recopilando noticias, y por las mismas no parece que sea del gusto ni del gobierno ni del propio Abertis

Hoy hay junta de Grifols

Hoy se inicia la cotización de las nuevas acciones de Indra que vienen de la ampliación de capital por la opa sobre Tecnocom. 

Europa se ve arrastrada a la baja por bancos y petroleras, por lo que hay que dar dos pasos atrás para intentar ver algo

Hoy es uno de esos días en donde los factores encima de la mesa tienden a contradecirse, por lo que lo único que se puede hacer para intentar tener algo claro es dar dos pasos atrás y buscar una imagen más amplia del mercado.

El dinero sigue saliendo de Estados Unidos y entrando en Europa, algo que debería ser positivo para los mercados bursátiles, pero es que también lo es para el euro.

Aquí tenemos el primer problema, ya que cuanto más se encarezca el euro, más problemas vamos a tener a la hora de exportar, siendo favorecidas las importaciones desde otros países. Si tenemos en cuenta que en el índice alemán la exportación está muy presente, notaremos que hay un punto de daño en el sector de automoción y recambios que últimamente está de capa caída porque vuelven a resurgir con fuerza los problemas derivados de la manipulación de emisiones, con esa investigación a Daimler y los problemas de Fiat. De momento el supersector está descendiendo -0,72%.

El problema más importante lo tenemos en el supersector bancario que desciende -1,27%, los servicios financieros que bajan el -1% y las petroleras con un descenso de -1,15%.

Los bancos hoy tienen problemas y este nuevo bajón está muy ligado a todo el movimiento que se inició cuando Donald Trump llegó a la Casa Blanca. Cada día que pasa se tienen más dudas de los efectos de todas las promesas electorales que se realizaron en la campaña, pero es que incluso la Reserva Federal está analizando muy a fondo el impacto de esa reforma fiscal y Williams, presidente de la Reserva Federal de San Francisco, acaba llegando a la conclusión de que es un apoyo de corto plazo pero muy poco de largo plazo. Por lo tanto, todo ese movimiento de reflación está perdiendo fuelle, así que los bancos, que están metidos justo en la mitad de todas las correlaciones de ese movimiento, están teniendo problemas.

Recuerden que el gráfico a meses del sector bancario en el SP 500, está bajo la influencia de una especie de cubierta de nube oscura o envolvente bajista que se creó en sobrecompra y desde ese momento estamos teniendo problemas. Cierto es que se ha dicho por activa y por pasiva que si el dinero sale de Estados Unidos, suele buscar los valores bancarios en Europa, pero es que el daño de un lado del océano, se está replicando en el otro, precisamente porque tiene como punto de epicentro las expectativas que se ponen en los bancos centrales.

Cierto es que las actas de la reunión de la Reserva Federal fueron tomadas de forma positiva porque por un lado dijeron que pensaban que la economía del país iba a repuntar dentro de poco, pero es que hubo otro 50% de operadores que pensó que lo que estaban dejando claro es que volvían otra vez a poner condicionantes económicos para seguir subiendo. De hecho, más de uno y de dos dentro de la Reserva Federal piensan que no hay presión alguna para aumentar los tipos más allá de lo que la FED tiene ya planeado, porque la inflación ha descendido un poco y además está por debajo del objetivo marcado.

Como podemos imaginarnos, problemas en los bancos son problemas en el Ibex 35 y nos llegan en mal momento, pues se nos ha cortado en seco ese nuevo rebote desde la zona de los mínimos del mes en donde los índices más importantes de Europa tuvieron una muestrar interés comprador y es el único que ha intentado romper la al alza, así que la decepción es bastante más importante que en el resto de índices.

Por otro lado, también aparecen informes acerca de la inestabilidad política a la que podríamos vernos sometidos dentro de poco, algo que debería ser monitorizado por el comportamiento relativo de nuestra deuda y de nuestra bolsa con la de Italia, que es la más comentada por similitud de entorno político.

Enlazando todo lo anterior: la decepción de los bancos, que la economía no se va a sentir muy apoyada por las promesas de Donald Trump, el no ver dos subidas de tipos de interés más por parte de la Reserva Federal, está el crudo.

Las petroleras ayer tuvieron un descenso de -1,82% en el sector energético del SP 500 y hoy son de las peores en Europa. La bajada del precio del crudo en el día de ayer fue muy importante porque aunque la OPEP acordó una extensión en tiempo de los recortes de la producción en nueve meses, todo el mundo entendió que no era suficiente para poder acotar de verdad el incremento de producción de Estados Unidos y, sobre todo, intentar contener esa posible venta de la mitad de la reserva estratégica en el mercado para conseguir ingresos suficientes para poder llevar a cabo la reforma fiscal dejando neutro el déficit.

Por lo tanto, tenemos un conjunto de circunstancias que no son cómodas para los operadores, y teniendo en cuenta que el lunes es fiesta en Estados Unidos por el Memorial Day, ante el largo fin de semana es normal que haya ventas en los activos de riesgo.

El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue siendo neutral. La tensión se mantiene como hace dos días y estamos pendientes de un posible cambio de dirección pero todavía no se ha producido.

Ayer Estados Unidos lo hizo mejor que Europa ¿está pasando algo?

La respuesta es sencilla y además la tenemos delante de nuestras narices. Simple y llanamente, fíjense en el comportamiento del euro dólar desde que ha llegado Donald Trump a la presidencia.

Evidentemente, hay factores subyacentes como la diferencia entre bancos centrales que hace que la euro zona sea más atractiva que Estados Unidos, pero si se estira mucho de la cuerda, empiezan a aparecer momentos en donde esa diferencia es contraproducente. En este caso, el euro hace que se encarezcan las exportaciones de la zona euro pero favorece las americanas.

Tirando del hilo de lo anterior, acabamos llegando a un punto clave. En el gráfico adjunto pueden ver la comparativa del NYSE con el dólar index. Pueden ver que la fuerza comparada entre ambos, el indicador que está justo debajo, ha marcado muy bien los momentos en donde la debilidad del dólar ha sido favorecedor de los activos de riesgo. Ahora mismo el dólar index está perdiendo la directriz alcista desde los mínimos de 2016 y eso ha resultado en un nuevo pulso e impulso alcista para los activos de riesgo, que están siendo favorecidos por este factor desde comienzos de año, exactamente lo mismo que hemos visto en el eurodólar.

Williams, presidente de la Reserva Federal de San Francisco, no habla de manera esperanzadora sobre las políticas fiscales de la Casa Blanca

A Reuters les dijo ayer está inviertiendo más tiempo pensando en cómo las políticas fiscales del presidente Trump podrían afectar a la economía… Y al final llega a la conclusión de que son efectos de corto plazo pero muy poco de largo plazo.

Con respecto a las subidas de tipos de interés, dice que debido a que la inflación se mantiene por debajo del objetivo del 2%, y encima se ha suavizado un poco, no hay presión para que haya otras dos subidas de tipos de interés este año.

Subasta de Italia, datos completos

Se colocan 3500 millones de deuda con un vencimiento a 2019 con una rentabilidad media de -0,078%. La demanda es de 1,73.

A 2028 se colocan 984 millones de euros con una rentabilidad del 1,21% y una demanda del 1,67.

A 2041 se colocan 472 millones con una rentabilidad del 1,78% y una demanda de 1,86.

Los resultados empresariales destacados hoy en EEUU:

- Big Lots presenta unos resultados ajustados de 1,15 dólares, por encima de los uno dólares esperados y subiendo desde los 0,82 $ del mismo período del año pasado.

Las ventas no tienen demasiada variación pero es a la baja, pasando de 1310 millones de dólares a 1300, también ligeramente por debajo de lo esperado que era sin cambios con respecto al año pasado. Las ventas en centros con más de un año bajaron -0,9%.

El punto que está celebrando el mercado haciendo que suba en el fuera de horas más del 8% es que la previsión para el segundo trimestre hace que los beneficios estén en una horquilla de 0,58 $ a 0,63 $, por encima de lo esperado.

Para todo el año, la expectativa de beneficios por acción rondará desde los 4,05 $ a los 4,2 $ subiendo fuertemente desde los 3,95 $ anteriores hasta los 4,1 $. También reafirma su expectativa de ventas de todo el año entre el 1% y el 2%.

- Costco presentó ayer tras el cierre unos resultados del tercer trimestre de 1,59 dólares, por encima de los 1,31 dólares esperados y subiendo desde los 1,24 dólares del año pasado.

Las ventas mejoran de 26.150 millones de dólares a 28.220, un incremento que ronda el 8%, ligeramente peor de lo esperado. Las ventas en centros con más de un año subieron el 5%, por encima de lo esperado.

Los datos de Europa de hoy:

Italia:

Confianza del consumidor de Italia del mes de mayo da un paso atrás bastante importante pues pasa de 107,4 a 105,4, peor de lo esperado que era bajar sólo -0,1.

Confianza empresarial también tenemos un paso atrás inesperado pues el mercado se había hecho la idea de que pasaríamos de 107,7 a 108, quedando finalmente en 106,9.

Los datos de EEUU de hoy:

- Pedidos de bienes duraderos de Estados Unidos del mes de abril nos deja una variación negativa de -0,7%, menos malo de lo esperado que era bajar -1,2% y recortando desde el incremento del 2,3% del mes de marzo que se ha revisado al alza desde el 1,7% anterior.

Si quitamos los transportes, porque pocas unidades pueden modificar mucho la cifra general, tenemos un descenso de -0,4% cuando se esperaba un incremento del 0,5%, eliminando la mitad del 0,8% de crecimiento del mes anterior.

Paso atrás importante en ambas cifras, donde la que duele más es la de sin transportes por salir al contrario.

Necesitamos que estas cifras crezcan para pensar que se apuesta por crecimiento y proyectos de largo plazo, así que el dato tiene un sabor negativo para el mercado aunque no tanto como podría serlo. Es ligeramente negativo para el mercado, ligeramente positivo para los bonos y negativo para el dólar.

- Segunda lectura del producto interior bruto del primer trimestre de Estados Unidos que queda en un crecimiento del 1,2%, por encima del 0,9% esperado y además subiendo desde el anterior en el 0,7%.

El gasto del consumidor mejora el 0,6%, subiendo desde el anterior 0,3% y además los bienes duraderos mejoran muy poco aunque reducen el descenso, pasando de -2,5% a -1,4%.

Muy importante la inversión de los negocios pues la lectura anterior nos dejaba en el 9,4% y ahora acelera hasta el 11,4%. En los equipos mantenemos buen ritmo pero un poco menos, pasando de un crecimiento del 9,1% a otro del 7,2%. Propiedad intelectual y software aceleran desde el 2% hasta el 6,7%.

Hasta aquí son buenas noticias porque la inversión empresarial empieza a acelerar y es la que falta de verdad para poder soportar la mejora iniciada por el consumidor.

El PCE se mantiene con un crecimiento constante del 2,4%, el subyacente mejora un poquito hasta el 2,1% desde el 2% anterior.

La inversión inmobiliaria mejora un poquito del 13,7% al 13,8% y la inversión empresarial en estructuras también acelerar el 22,1% al 28,4%.

Las importaciones mantienen el crecimiento per un poco menos, pasando del 4,1% al 3,8%, y las exportaciones se mantienen constantes en un crecimiento del 5,8%.

El cambio los inventarios se reduce pues pasa de 10.300 millones de dólares a 4300, lo que resta 1,07 puntos porcentuales al cambio del producto interior bruto.

Este dato debería suponer un poco de alivio y respiró porque coincide con una sensación de que las cosas están mejorando un poco, y eso se ve no sólo en que el consumidor sigue gastando sino que aumenta la inversión empresarial, el punto flaco que hemos tenido en años anteriores y que evitaba que la Reserva Federal pudiese subir los tipos de interés como debiera.

Por lo tanto, un producto interior bruto del primer trimestre que es más fuerte de lo que se esperaba en un principio, el consumidor sigue a buen ritmo, pero muchísima alegría y potencia por parte de las empresas que aumenta la inversión y eso es muy bueno para el mercado. Es bueno para el dólar y malo para los bonos

- Confianza del consumidor de la Universidad de Michigan en su lectura final del mes de mayo queda en 97,1, más bajo que la preliminar en 97,7 y muy ligeramente por encima del final del mes de abril en 97, peor de lo esperado que era quedar en 97,5.

El índice de condiciones actuales final queda en 111,7, bajando desde el preliminar en 112,7 y también bajando desde el final del mes pasado en 112,7, peor de lo esperado que era por lo menos estar en 112,5.

El índice de expectativas finaliza el mes en 87,7, un poquito más alto que el del mes pasado en 87 pero lejos de la preliminar en 88,1, también por debajo de lo esperado que era 87,9.

Tenemos una mezcla un poco rara, porque la confianza sube muy poco y el indicador de condiciones actuales está bajando. No es lo que se necesita en este momento, ya que necesitamos que se mantenga alta la confianza. En cierto modo sigue alta, pero cualquier intento de descender puede poner a todo el mundo nervioso, aunque lo que hemos visto en el producto interior bruto del día de hoy, con las empresas aumentando la inversión, puede intentar paliar las cosas. El dato es ligeramente positivo para el mercado, ligeramente positivo para el dólar y ligeramente negativo para los bonos.

- El Instituto del ciclo económico ECRI nos deja un indicador semanal que baja de 144,5 a 144,1 y el anualizado semanal mejora de 5% a 5,1%.