La sesión en Europa ha tenido volatilidad con punto álgido cuando se abrió la sesión en Estados Unidos.

Los datos macroeconómicos han sido los protagonistas en el día de hoy junto con algunas partes de las materias primas, en concreto el mineral de hierro y el petróleo.

A la sesión en Europa le costó arrancar, pero en cuanto supimos datos de inflación de la zona euro, los operadores encontraron motivo suficiente como para intentar movernos. La cuestión es que la inflación de la zona euro en su lectura preliminar del mes de Mayo confirma que hemos dado un paso atrás, lo que hace que nos acordemos de los comentarios del BCE diciendo que todavía no las tenían consigo con la inflación subyacente. Con esto, todo el mundo se puso a intentar jugar por las correlaciones de ver a un BCE con motivos para mantener las dudas acerca del momento en el que puede cambiar el sesgo. De momento, el mercado dictaminó que era positivo para los activos de riesgo y eso nos permitió intentar cambiar de dirección en el largo plazo con un futuro del índice alemán pisando por encima de la directriz bajista desde los máximos del mes.

El punto negativo lo hemos tenido siempre en el crudo, que a la hora del cierre europeo estaba perdiendo más del 3% y situándose por debajo de los 48 $. Además, el mineral de hierro ha tenido descensos cercanos al -4%, lo que ha hecho que el supersector de recursos básicos haya sido uno de los peores junto con el de las mineras.

En cuanto abrió Wall Street, empezamos a conocer datos macroeconómicos y el mercado se lo tomó muy mal, sacándonos de máximos a toda velocidad. En concreto, la venta de viviendas pendientes de escriturar acelera el descenso y además el indicador de directores de compra del área de Chicago mantiene su posición en expansión pero desacelera más de lo esperado. Para que nos hagamos una idea, recuerden que hemos tenido una segunda lectura del producto interior bruto del primer trimestre en Estados Unidos más alta de lo esperado, y además la Reserva Federal cree ver una aceleración de la situación económica, por lo que datos peores de lo esperado no es precisamente lo que necesita el mercado para confirmar una reactivación de la economía en el segundo trimestre.

Vamos con la crónica de la sesión:

Se esperaba apertura bastante plana en Europa

1- El cierre de ayer en Wall Street fue poco inspirador, con pequeños retrocesos ante el mal desempeño de los sectores de energía y de banca. 

2- Sigue la consideración de que hay más riesgo político en Europa, tras los comentarios italianos del lunes de posibles elecciones anticipadas, el desacuerdo en Grecia, y nuevos sondeos electorales dados esta noche en UK, en los que se ve que a May podría salirle el tiro por la culata, y en lugar de ganar escaños con la jugada de las elecciones anticipadas terminar perdiéndolos. 

3- El Nikkei ha cerrado con moderadas bajadas. 

4- La situación técnica sigue siendo de atasco en Europa, y de intento de romper el lateral  en EEUU, pero aún no está confirmado. 

5- El petróleo vuelve a empeorar, a pesar de todo lo que está haciendo la OPEP para intentar que suba. 

6- Podría ayudar al sectorial de materiales básicos el hecho de que se hayan dado datos de PMI oficlales en China, que han quedado algo mejor de lo esperado. Este sector es muy sensible a estas cosas. 

7- Muchos comentarios en el mercado sobre una información que difundió Reuters ayer, citando fuentes internas dentro del BCE. Esta agencia nunca se ha equivocado cuando ha citado a esas fuentes, así que seguramente será correcto. Lo que dicen es que el BCE en la reunión de la semana que viene va a ser más duro de lo habitual, ya que tiene un fuerte debate interno en su seno, con muchos consejeros pidiendo ya que se reconozca la mejora de la economía y que se empiece a avisar de la retirada de estímulos. 

8- Hoy es fin de mes, con lo que podría haber algunos movimientos de cuadres de carteras. 

Datos macro europeos a destacar

Se ha dado ya ventas al por menor en Alemania con -0,2% cuando se esperaba +0,2%

Se ha dado IPC en Francia con +0,9% interanual cuando se esperaba +1,1%

A las 10h paro en Alemania

A las 10h30 datos de préstamos en UK

A las 11h IPC de Italia

A las 11h inflación de la eurozona, se espera +1,5% interanual. 

Información corporativa: 

EDF. El organismo de control francés deja para el otoño su decisión sobre la central de Flamanville

Air Liquide. Consigue nuevo contrato en China de 100 millones

Engie. Compra la compañía sueca Icomera. 

Suez consigue contrato de 195 millones en Panamá

Commerzbank. UBS sube de vender a comprar. 

Banca italiana. El fondo de salvamento bancario italiano rechaza la demanda de inyección de fondos de Popolare di Vicenza y de Veneto Banca, alegando que no cumplen con las condiciones reglamentarias. 

Ericsson. El inversor activista Cevian Capital compra más del 5%. 

Continental. Exane sube de infraponderar a neutral. 

ING. HSBC rebaja de comprar a mantener. 

Havas. HSBC rebaja a mantener. 

Syngenta. Chemchina tiene ya el 95%

Deutsche Bank. La FED le impone 41 millones de multa por no tener los sistemas correctos para detectar blanqueo de dinero

E.ON contrata a Goldman para estudiar la venta de lo que le queda en UNIPER

Electrolux. Goldman la quita de su Pan Europe Conviction buy list. 

ENI. Pierde contrato importante en Nigeria

Vivendi consigue aprobación condicional para aumentar control de Telecom Italia. 

Europa intenta apoyarse en los datos macroeconómicos, lo que podría hacer el BCE con ellos y las reacciones que estamos viendo en el mercado secundario de deuda

Seguimos pasando una fase un tanto especial en los mercados, no sólo porque es más corta de lo normal por la festividad del lunes en Estados Unidos, sino porque estamos teniendo unos datos económicos importantes que pueden influir en el resultado de las reuniones de los bancos centrales del mes que viene.

En concreto, desde ayer, estamos conociendo los datos preliminares del mes de mayo y la verdad es que son como para tenerlos en cuenta. Hay que recordar que el BCE ha estado por pasiva y por activa diciendo a los mercados que sigue sin tener confianza en que la inflación subyacente se pueda sostener por sí misma, así que se requiere un alto grado de intervención para poder sostener a la economía a través de la transmisión hacia el consumo interno. Ayer vimos que España en la inflación mensual tuvo un paso atrás, algo que se repitió en Alemania y hoy se ha confirmado tanto en Italia como en el global de la zona euro.

Esto ha ayudado a que el mercado secundario de deuda vea de forma amplia una rebaja de los tipos de interés pero que se está viendo de forma más acusada en los países de la periferia.

La cuestión es saber cómo va a lidiar esto el BCE en la reunión del mes que viene, ya que una inflación débil favorece que no haya prisa en eliminar el programa cuantitativo o cambiar el tono por parte de los tipos de interés, porque no se está llegando al objetivo deseado. El programa cuantitativo tiene una fecha final y cada vez que estamos más cerca y muchos en el Consejo de Gobierno ya están diciendo que debemos ponernos las pilas para intentar decidir qué es lo que se va a hacer una vez el programa cuantitativo termine. Por lo tanto, las fechas empiezan a reducirse pero al mismo tiempo los datos macroeconómicos no les están ayudando a tomar una decisión. La otra cara de la moneda está en la parte del crecimiento, ya que están contentos con el desarrollo de los acontecimientos, pero parece ser que el punto flaco está en los salarios de la periferia, que no añaden ese punto de inflación necesario para poder alcanzar el objetivo.

Lo anterior, lejos de ser negativo para el mercado, en cierto punto es positivo porque no hay prisa para encarecer los créditos y la diferencia con respecto a la Reserva Federal se mantiene, lo que favorece que sigue habiendo flujo de dinero hacia nuestro área económica, algo que se puede notar en el par eurodólar que está subiendo 0,3% e intentando mantener una actitud positiva dejando mínimos cada vez más alcistas.

En estos momentos tenemos más supersectores alcistas que bajistas, teniendo al que mejor lo está haciendo el de construcción y materiales con 0,75%, bebidas y alimentación con 0,69% y las telecomunicaciones 0,57%.

El peor de todos es el de recursos básicos que está descendiendo -1,67% por el desplome de los precios del mineral de hierro cercano al -4%, seguido del de petroleras con -0,75% con un crudo de referencia en Estados Unidos que está descendiendo más del -2% y acercándose a la cota de los 48,5 $, un mensaje muy claro del mercado en el sentido de que el movimiento de extensión de recorte de la producción por parte de la OPEP y sus asociados en nueve meses, no consigue compensar el aumento de producción de Estados Unidos y el incremento constante de instalaciones de crudo en activo, junto con la posibilidad de la venta en el mercado de la mitad de su reserva estratégica.

El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue siendo completamente neutral y la actividad ha bajado un poco más. Seguimos expectantes por ver si existen cambios.

Los datos de China, PMI

Hoy hemos conocido el indicador de directores de compra oficial de China del mes de mayo. El correspondiente al sector de manufacturas se sostiene en 51,2, lo esperado y además exactamente igual que el mes anterior, por lo que no hay disgusto pero tampoco alegría.

Con respecto sector de no manufacturas, aquí sí tenemos algo de mejoría, pasando de 54 a  54,5, mucho mejor que el 54,1 esperado.

Coeure habla sobre Grecia

Dice que es esencial que las autoridades griegas sigan mostrando un compromiso serio con los objetivos que se han impuesto y las medidas tomadas. Las discusiones acerca de las medidas de deuda de medio plazo de Grecia y un nuevo programa del Fondo Monetario Internacional se espera que terminen en las próximas semanas.

Por otro lado, los participantes deben hacer su parte poniendo encima de la mesa las condiciones que de una manera definitiva permitan una total recuperación del sistema bancario.

El algo que recuerda a Italia, dice subraya que se necesita una acción rápida y decisiva sobre los préstamos en problemas del país. Dice que se necesita ser suficientemente específicos y el análisis del FMI de la sostenibilidad de la deuda será un aporte muy importante para poder conseguirlo.

Pone como fecha el 15 de junio, la reunión del Eurogrupo, para conseguir un acuerdo y también dice que debe haber claridad acerca de las medidas en la deuda como condición necesaria para que la deuda del país vuelvan a tener el potencial de ser elegible en el programa cuantitativo del BCE.

Los datos de Europa de hoy:

Alemania:

- Ventas minoristas de Alemania del mes de abril nos da una sorpresa negativa pues no continúa con el ascenso, pasando de un incremento de 0,2% a un descenso de -0,2%, peor de lo esperado que era mantenerse con un crecimiento del 0,2%.

La decepción se mantiene en las ventas interanuales pues pasamos de un crecimiento del 2,9% a un descenso de -0,9%, muchísimo peor de lo esperado que era un incremento del 2,3%.

- El desempleo en Alemania en el mes de mayo descienden 9000 personas, manteniendo la tendencia bajista desde hace ya muchos meses. El cambio es menos de lo esperado que era una reducción de 15.000 y se frena antes de la reducción de 15.000 del mes anterior. El desempleo total se mantiene en 2,5 millones de personas.

La tasa de desempleo mejora pasando de 5,8 a 5,7, mejor de lo esperado que era mantenerse el 5,8.

Francia:

IPC preliminar del mes de mayo nos deja una lectura de 0,1%, lo mismo que el anterior pero más bajo que el 0,2% esperado.

En la interanual tenemos un incremento del 0,8%, pero bajando desde el 1,2% anterior y también peor de lo esperado que era acelerar un poquito hasta el 1,3%.

España:

El balance por cuenta corriente de España del mes de marzo arroja un superávit de 1320 millones de euros, recuperando con creces el déficit de 200 millones del mes anterior.

Reino Unido:

Créditos al consumo mantienen un crecimiento importante pero desciende con respecto al mes anterior. En abril tenemos una concesión de 1525 millones de libras, bajando desde los 1613 del mes anterior, mejor de lo esperado por 25 millones.

La concesión de hipotecas en el mes de abril se mantiene muy alta, pasando de 66.040 a 64.640, peor de lo esperado que era 66.050. El montante de los créditos hipotecarios frenan desde los 3100 millones de libras hasta las 2700, peor de lo esperado que era reducirse sólo en 100 millones.

La M4 acelera desde un crecimiento del 0,3% a otro del 1,2%, muy por encima de lo esperado que era 0,4%.

Eurozona:

- IPC de la zona euro en su lectura preliminar del mes de mayo nos deja en la interanual una desaceleración, pasando del 1,9% al un, 4%, por debajo del 1,5% esperado. Se confirma esa predicción del BCE diciendo que la subyacente no acaba de mostrar signos de fortaleza, pues pasa del 1,2% al 1%, lo esperado.

- Tasa de desempleo de la zona euro del mes de abril mejora pasando del 9,4% al 9,3%, mejor de lo esperado que era sin cambios.

Italia:

IPC de Italia en su lectura preliminar del mes de mayo también ofrece una desaceleración, pues pasamos de un incremento del 0,4% a estar en negativo -0,2%, lo esperado. En la interanual también se muestra este paso atrás pues de un incremento del 1,9% pasamos a otro del 1,4%, lo esperado.

Los datos de EEUU de hoy:

- Índice de directores de compra del área de Chicago del mes de mayo nos da una noticia negativa pues pasa de 58,3 a 55,2, peor de lo esperado que era bajar a 57.

Estamos esperando recuperación económica para apuntalar la mejora de la lectura del Producto Interno Bruto del primer trimestre y esto no es lo que necesitamos, por lo que es negativo para el mercado, negativo para el dólar y positivo para los bonos.

- Venta de viviendas pendientes de escriturar en Estados Unidos en el mes de abril nos deja una aceleración en el descenso de -1,3%, dando más cuerda a la bajada de -0,9% del mes anterior y completamente contrario al incremento del 0,5% que se esperaba.

De momento las cifras siguen dando la razón al sector en el sentido de que hay escasez de viviendas para la demanda, sube el precio de las ya existentes, pero lo que se construye parece que no va de camino a las ventas, sino destinados al alquiler que son más lucrativos para toda la cadena de producción del sector.

En cierto sentido es negativo para el mercado, también lo es para la economía, negativo para el dólar y positivo para los bonos.