Mal comienzo de la semana en Europa con los ojos puestos en dos eventos importantes, el dato de creación de empleo de Estados Unidos el viernes y la reunión del BCE del jueves. El Ibex 35 ha sido el mejor de todos porque el daño bancario ha estado centrado en Alemania con esa ampliación de capital de Deutsche Bank y además el diferencial ha girado un poco dándonos algo de apoyo.
 
La sesión en Europa no ha sido nada del otro mundo y es que ya comenzamos la sesión regular con la mosca detrás de la oreja porque entramos en un par de semanas muy importantes por cuatro eventos muy significativos, aunque los dos principales son lo que tengan que decir el BCE esta semana y la FED de la semana que viene.

Todos los súper sectores de Europa han acabado en negativo con especial daño en el de recursos básicos con un descenso de -2,18%, algo que no es raro si tenemos en cuenta que China ha rebajado al 6,7% su perspectiva de crecimiento para 2017. Evidentemente, esta posibilidad de menor demanda también ha afectado al sector de petroleras que ha acabado con un descenso de -0,42%, pero que ha llegado a ser bastante peor en algunos momentos del día.

Alemania ha tenido la peor parte del día de hoy por esa ampliación de capital de Deutsche Bank que le ha hecho perder más del -7% y poner en negativo a todo el sector salvo algunos bancos españoles, marcando un giro en el diferencial entre los dos países que se ha notado al poner al Ibex 35 en positivo y al índice alemán en negativo.

El súper sector de automoción y recambios también ha estado muy movido aunque ha terminado en -0,57%, ya que Volkswagen dentro de Europa tiene otro grupo fuerte que está en proceso de creación formado por la francesa PSA que adquiere Opel y Vauxhall a General Motors.

Por lo demás, ha aumentado algo la tensión en Francia con respecto a sus elecciones porque Allen Juppé dice que no se ve para entrar en la carrera presidencial, por lo que Fillon no tendría sustituto claro si dejase de ser el candidato de la derecha. Con esto, la prima de riesgo en Francia ha aumentado.

Vamos con la crónica de la sesión al completo:

Comenzamos una semana en los mercados en donde volvemos a poner el cartel de “importante”, pues si uno de los protagonistas la semana pasada fue toda esa retahíla de comentarios desde miembros importantes de la Reserva Federal acerca de que no verían mal una subida de tipos de interés en la reunión de la semana que viene, hoy acabaremos la semana con el dato de creación de empleo del mes de febrero, por lo que será un puntal importante para saber si tendremos al final la primera subida de tipos de 2017.

La cuestión es que tenemos dos frentes abiertos, el primero de ellos es la Reserva Federal que va viendo cómo las tendencias de los puntos donde mira van poco a poco hacia el objetivo y van apoyando la idea de que se podrá seguir subiendo los tipos de interés de forma gradual. De momento la expectativa del mercado e incluso de la propia Reserva Federal es la de subir tres veces los tipos en 2017 pero algunos bancos, si sigue la tendencia actual, esperan que en 2018 tengamos nada menos que cuatro subidas de tipos.

Algunas personas importantes de Wall Street ya han dicho que debemos tener muchísimo cuidado porque si los tipos suben sin ninguna compensación, podríamos meternos en zona de problemas ya que los tipos de interés en el mercado secundario en Estados Unidos, y en el primario también, están hasta ciento punto contenidos precisamente porque desde Japón y la zona euro, se está enviando mucho dinero de inversores que no aguantan los tipos tan bajos, incluso negativos, en algunos de los mercados. Por lo tanto, si existe un momento en donde las zonas de los programas cuantitativos actuales, empiezan a subir tipos de interés y ese flujo de dinero desde estas economías a Estados Unidos se interrumpe, esa mano compradora podría desaparecer y ayudar a subir los tipos en el mercado secundario todavía más en Estados Unidos, así que si llegásemos a estar demasiado pronto por encima de la zona del 3,5%, el peso negativo en la economía sería demasiado como para poder seguir creciendo.

Con lo anterior encima de la mesa, la otra pata es la esperanza que se tiene en ese inmenso programa de inversión en infraestructuras y la rebaja fiscal que tiene planeado Donald Trump. Esto es lo que puede compensar la subida de tipos de interés, más inversión y más crecimiento, pero la fe del mercado en el nuevo presidente es prácticamente ciega, pero se necesita que vayamos viendo realidades. El problema que tenemos en estos momentos es que las realidades que hemos visto desde la Casa Blanca son en materias poco interesantes para la economía y los mercados no van a aguantar toda la vida, por lo que el riesgo de una corrección va aumentando día a día. Evidentemente, mirando el comportamiento del mercado desde que Trump es presidente, tenemos compras con los rumores y hemos tenido más compras con las noticias, pero porque son noticias de cosas que sí se han hecho realidad que tienen poca importancia, por lo que ha habido un aumento de la ilusión por la realización de las cosas más importantes, precisamente lo que todavía nadie tiene claro ni detalles importantes.

En la sesión europea vamos a tener dos focos de importancia que sobresalen sobre el resto.

Por un lado, el sector bancario va estar muy pendiente de lo que pueda pasar con Deutsche Bank ya que este fin de semana ha confirmado una ampliación de capital de cerca de 8000 millones y además un programa de reestructuración precisamente porque los planes de recorte de costes no han funcionado lo que debería. La semana pasada ya tuvimos movimiento en el valor en ese sentido y ya veremos cómo se lo toma la zona de la periferia porque los problemas de fondo no han desaparecido.

Enl segundo punto de importancia tampoco salimos de Alemania, ya que afecta al súper sector de automoción y recambios. Resulta de todo el sector le ha pedido a Donald Trump una revisión de las medidas medioambientales que puso en marcha Barack Obama y la nueva administración ha dicho que las va a revisar en breve, así que todo el mundo está pendiente de si hay permiso para aumentar el daño medioambiental y a la salud bajo la nueva presidencia.

Por otro lado, manteniendo las noticias del sector automoción, el grupo francés PSA ha confirmado que va a comprar, o quiere comprar, a General Motors la marca alemana Opel y también la británica Vauxhall, por lo que permite a la norteamericana salir de Europa.

Otro punto importante que debemos vigilar, ya fuera de Estados Unidos y de Europa, es que China ha rebajado su perspectiva de crecimiento para este año al 6,5%, por lo que tenemos vibraciones negativas desde Asia, que nos van a hacer daño y que pondrán más peso en la posible espera al dato del viernes de creación de empleo.
En el plano macroeconómico, no tenemos datos importantes en Europa

Situación intradía. Los mercados entran en dos semanas vitales

Y decimos vitales porque nos vamos a encontrar lo siguiente: reunión del BCE, creación de empleo de Estados Unidos del mes de febrero, reunión de la Fed y vencimiento trimestral de derivados.

A todo lo anterior, no debemos olvidar añadir cualquier nuevo movimiento del Presidente Donald Trump y la contención de respiración que tenemos todos por esa posible presentación de su fabuloso plan de recortes y rebajas fiscales.
Vamos a comenzar.

La sesión en Europa en estos momentos no está siendo positiva pues la mayoría de los índices importantes están en negativo porque estamos afectados por dos hechos principalmente:

1.- China ha reducido su expectativa de crecimiento para 2017 al 6,7%, lo que eliminar esa pequeña aceleración que tuvimos en el último trimestre del año pasado. Menor crecimiento en el gigante asiático tiene repercusiones en prácticamente todas partes si no hay otras áreas que compensen ese ligero descenso de la actividad, como por ejemplo Estados Unidos. En este momento la mayoría de súper sectores están en negativo y los peores están localizados en el súper sector de recursos básicos, donde están las mineras, y también las petroleras, con bajadas entre -1% y -1,5%.

2.- El otro factor que está haciendo que el súper sector de bancos esté bajando -0,75%, es esa ampliación de capital del Deutsche Bank cercana a los 10.000 millones de euros en donde el gobierno alemán está poniendo cara de póquer, limitándose a decir que es un movimiento satisfactorio porque de esa manera se fortalecerá el banco y eso también favorecerá la economía alemana.

El bancos el peor del día con un descenso que supera el -6% pero también hay problemas en algunos bancos británicos como por ejemplo RBS que baja -2%. Por una vez, el sector español es el que esta poniendo la alegría, con un banco popular que sube cerca del 2,67% al aparecer informaciones de que la nueva cúpula directiva podría estar preparando el banco para ser objetivo de una OPA, o por lo menos endulzarlo un poco a ver si algún pez grande le apetece el bocado.

Hay un factor que está intentando apoyar al mercado y no es otro que las fusiones. En este caso vuelven a aparecer noticias del sector de la gestión de activos que tienen como uno de los protagonistas a un valor en las aseguradoras. Dicho valor es Standard Life y que mejora el 5,55%. Viendo estos vientos de concentración en el sector, la subida se está contagiando a los valores que son similares, así que tenemos por ejemplo a Scor subiendo el 2,03%. En general, el súper sector de aseguradoras sólo sube 0,2%.

Esto sólo pora empezar la semana, pero es que según vayan pasando los días, encontraremos que empezaremos a tener los datos preliminares de ese plato fuerte que tenemos el viernes en forma de creación de empleo de Estados Unidos del mes de febrero. Recuerden la gran cantidad de comentarios desde dentro de la Reserva Federal que tuvimos en la parte final de la semana pasada diciendo que todo el mundo veía bien una subida de tipos en la reunión de la Fed que tenemos la semana que viene, así que el mercado en Estados Unidos se ha puesto a moverse para descontar ese movimiento al alza en el mes de marzo. Según dicen ellos, poco a poco estamos en un rumbo más o menos sólido para conseguir los objetivos que se habían marcado, por lo que no hay razón para esperar más y es la manera correcta para eliminar de forma preventiva algunos efectos secundarios de tener los tipos demasiado bajos en un momento en donde todo parece estar despertando. Aún así, recordemos que la subida de tipos de la semana que viene está referenciada a que los datos macro confirmen las expectativas, así que el dato de empleo va a ser una de esas referencias a vigilar.

Pero es que antes de la Reserva Federal, tenemos esta semana la reunión del BCE. Recuerden el fuerte incremento de la inflación que hemos tenido en casi todos los países de la zona euro y que en general estamos ya prácticamente encima del objetivo de inflación que se había puesto el Consejo de gobierno, así que todo el mundo está mirando de frente a ver qué es lo que nos pueden ofrecer en esa reunión, sabiendo que Alemania está incrementando el pulso y las voces para que se vaya pensando ya en una normalización de la política monetaria.

No debemos perder de vista que la actuación del Banco Central Europeo y el Banco de Japón está ayudando a que haya un flujo de dinero nada despreciable desde estas 2 áreas económicas hacia Estados Unidos, lo que supone una mano compradora para intentar mantener los tipos en el secundario más o menos relajados sin dejar que se vayan mucho al cielo por incremento de los precios del crudo por el despertar de la inflación. Si el BCE empieza a cortar el QE, cosa que sabemos que pasará en algún momento, pero si ocurre antes de lo esperado, ese  flujo puede verse alterado y las rentabilidades en el mercado secundario podrían moverse en consecuencia, por lo que si no se hace de forma ordenada, podríamos tener bastantes turbulencias en las economías. También hay que decir que Alemania le ha pedido al BCE que no tenga miedo de empezar a normalizar la política monetaria precisamente por esas posibles turbulencias.

Como traca final, una vez sabido lo que va hacer el BCE, una vez sabido también el dato de creación de empleo y lo que piensa la Reserva Federal, el viernes 17 de este mes tenemos el vencimiento trimestral de derivados que podría tener lugar en máximos de Wall Street, por lo que debemos estar muy atentos a qué es lo que puede pasar detrás de ese vencimiento para saber cómo se toma el mercado el posible factor que falta por aparecer: los detalles finales del programa de inversión en infraestructuras en Estados Unidos de Donald Trump y también el programa de rebajas fiscales. Todo el mundo está esperando como agua de mayo los detalles que no acaban de llegar, por lo que visto comportamiento del mercado en donde siempre se ha comprado más riesgo cada vez que el presidente ha firmado una promesa electoral, aunque hayan sido las menos significativas, mucho cuidado debemos tener con una nueva subida de tipos de interés y la aparición de esos detalles, pues sopesar todos los ingredientes es lo que nos puede dar el comportamiento del vencimiento de junio.

El saldo de las instituciones al cierre del viernes sigue siendo totalmente neutral y se mantiene lo que hemos visto últimamente, que dentro de la neutralidad, el nivel de las ventas es demasiado alto para nuestro gusto, por lo que debemos seguir muy pendientes de los acontecimientos.

La sesión en Estados Unidos no ofrece demasiadas sorpresas

Wall Street ha tenido una apertura negativa en este momento todos los sectores del SP 500 están en negativo con los bancos como el peor con un descenso de -1%. Esto ya lo vimos en la apertura de Wall Street porque el gráfico a meses estaba bastante sobrecomprado, por lo que este hecho, combinado con la espera al dato de creación de empleo del viernes, nos podían traer en una fase de letargo bastante importante.

Recuerden también la situación de algunos índices como por ejemplo el Nasdaq compuesto en donde la vuelta a la baja de finales de la semana pasada nos ponía en una situación bastante comprometida porque estábamos también saliendo de la sobrecompra.

Los futuros sobre fondos federales han aumentado casi un 10% la probabilidad de que veamos una subida de tipos el mes que viene y además los pedidos a fábrica han quedado mejor de lo esperado, lo que significa un apoyo más a esa subida.
En Europa, ya saben que no tenemos carácter para ir desconectados de Estados Unidos, así que los poemas han vuelto otra vez poniendo el futuro del índice alemán muy cerca del soporte de los máximos de agosto con un Deutsche Bank que acelera las pérdidas hasta el -7% por esa ampliación de capital.

En Europa, todos los super sectores están en negativo con el de recursos básicos como el peor descendiendo -2,18%, seguido del bancario con -1,32% y las tecnológicas con -1,02% al ver que el Nasdaq es el que peor papeleta está presentando ahora mismo.

El vicegobernador del PBoC hablando sobre la economía de China

Es importante escuchar qué es lo que tiene que decir tras haber rebajado la previsión de crecimiento de 2017 al 6,5%.

Dicen que van a mantener el marco de trabajo de la política de tipo de cambio, también manteniendo estable el marco de trabajo de los fondos gestionados, basado en oferta y demanda del mercado con referencia a una cesta.

Dice que el país ha mantenido el precio de su moneda estable en un nivel razonable y equilibrado.

Avisa que el país necesita considerar la salud de su economía en cualquier decisión acerca de subir los tipos de interés.

Recuento de instalaciones petrolíferas realizado por Baker Hughes. Nueva subida

Y esto no para. Nueva semana y nuevo recuento, si miran la tabla adjunta verán que tenemos un incremento de dos instalaciones nuevas, por lo que sigue intacto el incremento de producción en Estados Unidos y ese frente activo contra los recortes de la OPEP para hacer que el precio del crudo no suba tanto como podría y de esa manera no dañar la economía de Estados Unidos.
 
AreaLast CountCountChange from Prior CountDate of Prior CountChange from Last YearDate of Last Year's Count
U.S.3 March 2017756+224 February 2017+2674 March 2016
Canada3 March 2017335-624 February 2017+2064 March 2016
InternationalJanuary 2017933+4December 2016-112January 2016

Puede parecer que el incremento de dos instalaciones nuevas es algo muy poco, pero si miran en esta otra tabla adjunta, donde se ve con más claridad dentro de Estados Unidos y por dedicación de dichas instalaciones, verán que el incremento de las que son especialistas en crudo han subido en siete instalaciones, por lo que el incremento superior a lo que podría parecer en un primer momento.
 
U.S. Breakout InformationThis Week+/-Last Week+/-Year Ago
      
Oil6097602217392
Gas146-51514997
Miscellaneous10110
      
Directional61-8691942
Horizontal6339624244389
Vertical62161458


Trump va a vigilar a China y su gestión de la divisa

El consejero de comercio de la Casa Blanca dice que si Estados Unidos puede reducir sus déficit de comercio por medio de negociaciones, la tasa de crecimiento de la economía debería incrementarse. Considera que reducir el déficit comercial es crítico para la seguridad nacional.

Con respecto al asunto de si China está manipulando su tipo de cambio, dice que hablar de un valor del yuan por encima o por debajo de su valor fundamental es una cuestión muy diferente que de hablar si China manipula esa moneda. Creen que todavía hay necesidad de esperar un informe sobre las divisas por parte del tesoro para confirmar si hay manipulación del yuan. Este informe lo tendremos el mes que viene.
 
Los datos de EEUU de hoy:

Pedidos a fábrica en Estados Unidos del mes de enero nos deja un incremento del 1,2%, por encima del 1% esperado y bajando un poquito desde el 1,3% anterior.

Los pedidos sin transportes, porque pocas unidades pueden distorsionar mucho la cifra final, nos deja un incremento del 0,3%, frenando bastante desde el incremento del 2,4% anterior que se ha revisado al alza desde el 2,1%. La gran noticia es que por lo menos sigue en positivo y se mantiene crecimiento.

Además, los pedidos de bienes duraderos del mes de enero se revisan al alza desde el 1,8% hasta el 2%.

El ratio de inventarios a envíos se mantiene en 1,31 meses.

El dato es positivo para el crecimiento porque el aumento de los precios de las materias primas avanzan demanda y parece que eso se está trasladando a las fábricas de equipamiento.

En general, un dato más de apoyo para que se suban los tipos de interés la semana que viene, lo que tiene un sabor agridulce para el mercado, es positivo para el dólar y negativo para los bonos.

Resumiendo la sesión: mal comienzo de la semana en Europa con los ojos puestos en dos eventos importantes, el dato de creación de empleo de Estados Unidos el viernes y la reunión del BCE del jueves. El Ibex 35 ha sido el mejor de todos porque el daño bancario ha estado centrado en Alemania con esa ampliación de capital de Deutsche Bank y además el diferencial ha girado un poco dándonos algo de apoyo.