Burbuja
en la categoría de Hipotecas
Se denomina burbuja a un fenómeno que se produce principalmente en los mercados financieros y que genera una enorme diferencia entre el valor de unos activos y el precio al cual cotizan. La burbuja es el resultado de varios elementos que coinciden en el tiempo: unas rentabilidades anormalmente elevadas, una participación masiva de los inversores deseosos de obtener esas rentabilidades y una valoración de las empresas cotizadas que no tienen nada que ver con la realidad económica. Aunque el concepto se suele asociar con el de burbuja financiera, también se utiliza para hacer referencia a la sobrevaloración que existen en otros mercados como, por ejemplo,, el de la vivienda. En este caso el término utilizado es el de burbuja inmobiliaria.
La conjunción de los elementos anteriores (rentabilidades elevadas, participación masiva de los inversores y alta valoración de las compañías) produce una situación que, en un plazo más o menos costo, termina por pincharse, provocando una caída espectacular de las cotizaciones. Este pinchazo, que suele producirse de forma traumática, supone una vuelta ala realidad, en un intento por aplicar criterios tradicionales de valoración a determinados sectores o valores. Este pinchazo produce también un efecto dominó en los mercados y llena de desconfianza a los inversores, que necesitarán tiempo para recuperarse.
Según el Fondo Monetarios Internacional, las burbujas bursátiles suelen estallar una vez cada 13 años, tienen una duración de sos años y medio y los precios caen alrededor de un 45%. LAs burbujas inmobiliarias normalmente se producen cada 20 años, duran cuatro años y los precios bajan un 30%.