}

    Ratio de disponibilidad inmediata

    ¿Qué es el ratio de disponibilidad inmediata?

    El ratio de disponibilidad inmediata trata de medir si una compañía cuenta con los activos suficientes para cubrir con las deudas cuyo vencimiento ya ha pasado. Es decir, trata de medir la capacidad inmediata que tiene una empresa para hacer frente a sus deudas. Suele ser empleado para conocer cuál es el nivel de solvencia de la empresa. Es decir, se trata de medir la cantidad de activos líquidos con los que cuenta una compañía para poder hacer frente a sus obligaciones si así fuera necesario. Con todo ello, es un ratio empleado para conocer mejor la capacidad que tiene una compañía y el volumen de sus activos inmediatos o disponibles para hacer frente a sus deudas.

    ¿Cómo se calcula?

    Para calcular el ratio de disponibilidad inmediata es necesario conocer el dato del activo disponible y el pasivo exigible inmediato. En el primer caso, el activo disponible es aquel que una empresa cuenta con él en caja para hacer frente al pago de las deudas. Es decir, se identifica con el dinero que una empresa tiene de forma inmediata en sus cuentas. Forma parte de lo que se llama activo circulante, pero no es lo mismo, ya que en el circulante se tiene en cuenta también con el activo realizable. Dentro del activo circulante lo que se contabiliza es son los bienes y derechos de cobro que la empresa mantendrá menos de un año. Puede estar financiado por el exigible a corto plazo, aunque es aconsejable que una parte del Activo Circulante este financiado por parte del exigible a largo plazo, lo cual daría un fondo de maniobra a la empresa. El activo circulante debe, como norma general, ser mayor que el exigible a corto plazo para evitar problemas de liquidez.

    En cuanto al pasivo exigible inmediato, se entiende como aquella partida que cuenta las obligaciones exigibles antes de un año. Entre las diversas cuentas que aquí se incluyen destacamos: Proveedores (aquellos que suministran a la empresa), acreedores comerciales, deudas con la Hacienda Pública, con el personal de la empresa, de naturaleza financiera y con empresas del grupo.

    Una vez que conozcamos los dos datos la fórmula a realizar es la siguiente:

    Ratio de disponibilidad inmediata = activo disponible / pasivo exigible inmediato

    Sobre el cómo interpretarlo también es sencillo, ya que el resultado que garantiza la tranquilidad sería el que fuera igual o mayor que 1. Si es así, la compañía no debería tener problemas para afrontar los vencimientos de manera inmediata. Algo que daría muestras de solidez y confianza para los inversores de la compañía tanto en acciones como en bonos de la misma. Sin embargo, si es menor que 1, deberíamos mirar el motivo por el cuál la empresa está reflejando ese dato para conocer mejor los riesgos que implica la inversión en dicha empresa.

    Ahora bien, la significación de este ratio es escaso por cuanto recoge masas patrimoniales relativamente poco importantes. Esto supone que sea necesario contar con otros ratios de solvencia para poder tener una idea más fidedigna y real de la situación financiera de la compañía. Además, a la hora de poder mirarlo mejor es recomendable comparar el dato con el mismo ratio de disponibilidad inmediata que tengan empresas del mismo sector para poder saber si la compañía lo tiene alto o bajo con respecto a sus competidores. Así las cosas, no se debería tomar decisiones de inversión en base al resultado de este solo ratio, aunque si nos puede dar información interesante acerca de la solvencia de la compañía y de su volumen de activos para poder hacer frente a sus obligaciones más inmediatas.

    Términos asociados

    Ratios sobre balance

    Entre otros:• Fondo de maniobra sobre ventas • Fondo de maniobra sobre activo circulante • Apalancamiento • Deuda con co ...

    Leer más
    X
    Volver arriba