BURBUJA (2007) >>>> CRISIS (2009)

En el año 2007 se alcanzó el punto máximo de la burbuja inmobiliaria, acompañada de un ciclo de crédito tóxico que sugería una importante infravaloración del riesgo. Una complacencia que llevó a una inversión de la curva de rentabilidades esperada, tal como se aprecia en la línea roja del gráfico. La ausencia de primas de riesgo