La compañía ha reducido su pronóstico de ganancias para el conjunto del año, después de que sus ingresos en la región de Asia sigan sin estar en línea con lo esperado.
Yum Brands redujo su pronóstico de beneficios para el ejercicio, por segunda vez, herido por la recuperación más lenta de lo esperado de las ventas en China tras un susto de seguridad alimentaria en julio.

Las acciones de la compañía, que propietaria, entre otras, de Pizza Hut y KFC descienden más de un 6% en las primeras operaciones. La compañía dijo que espera que el crecimiento del beneficio para todo el año esté en un porcentaje de un dígito. Anteriormente se había recortado la previsión del 10,6% desde el 20%.

Un informe de la televisión había mostrado en julio la manipulación de carne inadecuada por parte del proveedor de Shanghai Husi, que ahuyentó a los clientes en China, el mayor mercado de Yum de ventas.

La seguridad alimentaria es un tema muy controvertido en China, donde se han producido numerosos escándalos de fotos de aceite comestible en mal estado.

Así, Yum dijo que espera que el beneficio de 2015 crezca al menos un 10%, mientras esperaba el beneficio operativo de la división de China crezca al menos un 15%.

En este sentido, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión muestran que Yum Brands se encuentra en fase de consolidación, mientras que recibe una puntuación de 5 puntos en una escala que oscila del 0 al 10.

Este análisis técnico pone de relieve que aunque la tendencia que muestra el valor a medio plazo es alcista, a largo plazo se mantiene bajista. Asimismo, el volumen a medio y largo plazo es decreciente. Los puntos positivos que muestran estos indicadores es que el momento total lento y total rápido se encuentran en positivo, además de que la volatilidad a medio y largo plazo es decreciente.

Indicadores Premium Yum Brands


Si quiere recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí.