Los grandes selectivos bursátiles del Viejo Continente se desploman al unísono con caídas medias del -1,5%, retrocesos que son inferiores a los registrados por nuestro selectivo IBEX 35 bajo estudio, cuya versión al contado, termina la jornada de hoy miércoles con un recorte del -1,79% que le obliga a partir en la jornada de mañana desde los 10.876,1 puntos.

Las ventas atacan con fuerza de nuevo a partir de los 10.964 puntos, caídas lideradas por el sector bancario y que vienen respaldadas, ahora si, por el volumen de contratación. Dicho movimiento bajista presenta toda la validez desde una perspectiva técnica, todo lo contrario a lo que venía sucediendo a lo largo de las últimas jornadas de cotización en las que las compras no lograban despejar las dudas pese a respetar soportes.

IBEX 35 en gráfico de 5 minutos con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)

El impulso bajista perfora el soporte de los 10.837 puntos, en una sesión en la que las ventas han controlado de principio a fin, anulando las mínimas opciones que las compras ponían sobre la mesa cuando han intentado, en el primer tramo de la jornada, cerrar el hueco bajista de apertura en torno a los 10.990 puntos.

La vela de hoy es importante, pero para los lectores habituales a esta sección, no debería sorprenderles. El cierre permite la actualización de objetivos a la baja situados en los mínimos registrados tras las elecciones francesas situados en los 10.622 puntos, cota que además funciona como aproximación a su media móvil simple de medio plazo. En este sentido, los osos (bajistas) logran un nuevo zarpazo al corto plazo que debería permitir al oscilador MACD mantener su inercia bajista, movimiento que consideramos saludable dado que permite normalizar lecturas de sobrecompra acumulada.

IBEX 35 en gráfico diario con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)