Este año conocíamos la noticia de que un hedge fund llamado Ackman, que señalaba que Herbalife era una estafa piramidal. Incluso dedicó un día anunciado a bombo y platillo a señalar que este tipo de compañías vendía productos que representaban el sueño americano, pero que detrás había un fraude y que los productos no respondían a las indicaciones que señalaban.

El día antes de su exposición la compañía caía un 20%, pero al día siguiente recuperaba fuertemente en tono a un 20% o un 25%. ¿Cuál es la situación actual del valor? Aquí vemos una caída que llevó a la acción desde los 75 dólares hasta la zona de 55 dólares. Posteriormente vimos que tocó máximos en la zona de 80 dólares.


En el entrono de los 68 y 69 dólares ahí frenó su subida y comenzó su descenso. Estos últimos días ha sido protagonista. Hemos visto fuertes descensos si se dan cuenta hasta por debajo de los 40 dólares, porque comentaban que había un accionista de referencia, que se había deshecho de un gran paquete.


Ha corrido el rumor de que era Carl Icahn el que había vendido sus acciones y ayer el valor ha tenido subidas fuertes, hasta los 44 dólares, porque se ha desmentido que éste hubiera vendido su participación. Es un valor fuertemente volátil. Desde el punto de vista técnico vemos como hay dos módulos bajistas. Uno que va desde la zona de 83 dólares hasta los 33 dólares y otro segundo módulo que va hasta los 38 dólares, que no ha llegado a cumplirlo del todo.

La pregunta es si habrá un tercer módulo. Mi opinión es que sí y que finalmente este tipo de compañías va a sufrir. Bien por la salida de algún inversor significativo o porque realmente al final se descubra que es algún tipo de estafa piramidal.