Tras caer desde los 12.35 euros con los que registraba máximos en Abril hasta niveles del entorno de los 7 euros alcanzados en Junio y en Julio de este año, la cotización de Telecinco iniciaba una fase en la que se producían varios rebotes que dan paso a una recuperación parcial de la caída y al establecimiento de un sesgo técnico de mayor neutralidad limitado al alza por la resistencia de corto en los 8,66 euros.
 Tras superar dicha resistencia el 22-julio la estructura técnica adquiere un sesgo técnico moderadamente alcista que se mantendría mientras no se pierda el soporte de seguimiento en los 8 euros. Aunque la siguiente resistencia relevante se encuentra en la zona de los 10,40 euros, la fuerte sesión bajista del 29 de Julio genera una vela negra que supone una señal de debilidad, una pauta de giro que reduce la impulsividad de corto estableciendo un movimiento de mayor neutralidad. Sólo en el caso de superarse los máximos de esta pauta, en los 9.38 euros, advertiría de la formación de un nuevo tramo al alza, con objetivos en los 10.21-10.40, mientras no lo haga es probable la necesidad de búsqueda del soporte de apoyo de los 8 euros.

Fuente: Inversis Banco