Las bolsas europeas se encuentran a estas horas con bajadas moderadas, pero claras. Los renovados problemas de los bonos de la eurozona, que vuelven a ser vendidos (con la subsiguiente subida de tipos real), están perjudicando.
 
Otro protagonista del día es el dólar. El dólar index frente a los principales cruces toca máximos de 14 años.
 
La bolsa griega es la excepción con fuertes subidas de más del 2% ante los datos de mayor crecimiento y de reducción del déficit público. Además los operadores creen que la visita de Obama ayudará a convencer a los acreedores de que aligeren la deuda. ¿Se habrá enterado Tsipras que Obama ya no pinta nada?
 
Se comenta en mercado que muchos operadores grandes le van huyendo a Europa, porque el pinchazo de la burbuja de bonos, no auguraría nada bueno, porque temen más líos con el referéndum italiano del día 4, al igual que las elecciones francesas de dentro de pocos meses con el frente Nacional de M. Le Pen a la cabeza.
 
Otro valor que está influyendo en el día de hoy muy negativamente es Bayer. Baja 5%, la mayor bajada del EuroFirst 300, tras una colocación de 4.000 millones de euros de convertibles para financiar su famosa adquisición de Monsanto. Influye mucho en el Dax y este contagia a los demás, que en cuanto huelen las resistencias se sumergen en una lluvia de papelones, en esencia lo mismo de todo el año 2016.
 
Ayer esbozábamos una teoría, basándonos en los spreads, que el dinero de las manos fuertes se estaba yendo a las compañías más pequeñas, porque se entiende que les favorece más la victoria de Trump. Y es que evidente, que si hay una fortísima bajada de impuestos, a quien beneficia es a los pequeños, porque las supergrandes empresas ya están pagando poquísimos impuestos. Y eso es así en EEUU, en el Congo Belga y aquí, sobre todo aquí. Si comparamos los impuestos que paga una pequeña S.L. como la que podemos tener muchos, y una gran empresa de miles de empleados, es de escándalo la diferencia. Total, que como decíamos, la teoría era que se iban a las pequeñas. Pues bien, hoy muy amablemente, mi buen amigo Miguel Larrañaga, un veterano sabio de los mercados, me ha mandado con permiso de reproducción un excelente artículo que han publicado en la web amiga de www.markettiming.es (que no me cansaré de recomendar porque es muy buena al igual que su libro). Y según el concienzudo estudio que se hace en esta web, la teoría está confirmada…el dinero se está yendo al Russell, tomen muy buena nota. Y si no lean, les dejo con su artículo. Especial atención al número de valores que están acompañando al Russell a máximos…
 
¿QUÉ HACE LA MANO FUERTE EN WALL STREET?

¿Qué hace la mano fuerte en Wall Street?

Que la mano fuerte se ha posicionado en Wall Street es sabido. Distintas fuentes de información, como el saldo de los hedge funds y de los gestores institucionales, así lo ratifican. Ahora bien, ¿qué está haciendo la mano fuerte en Wall Street?

Muchas veces, a la hora de hacer un análisis de Bolsa es útil seguir una lógica contraria. Iremos desde el bosque hasta el árbol y eso supone en un primer paso determinar si nuestros 'chivatos' sobre el comportamiento de la mano fuerte están de acuerdo con esta idea de que el saldo de los que mandan en el mercado es ahora mismo comprador.

 

Primera sorpresa: a lo mejor ya han vendido


Para ello, partiremos de nuestro índice de referencia, el S&P 500 y el cálculo del comportamiento de la mano fuerte para el conjunto del Nasdaq y el Nyse:

Pues no están tan claras las cosas. Es cierto que para el conjunto del mercado, la mano fuerte (representada con el área azul) pasó a saldo comprador justo en el comienzo de la reacción, pero poco a pocoha ido perdiendo potencia y ahora mismo, según nuestros datos, el dinero inteligente se encuentra en fase ligeramente vendedora.

Sin duda, esta información del indicador es concordante con el gráfico del S&P 500, que muestra claramente agotamiento e indecisión.  Y recordemos que se trata del conjunto del mercado y que pueden existir nichos en los que la situación sea distinta.

 

El Nyse por un lado; el Nasdaq por otro


Wall Street es muy grande y en los últimos días se ha producido algo que hacía mucho tiempo que no se veía: el Nyse va por un lado y el Nasdaq por otro. El mercado sabe que las empresas tecnológicas, internet, la globalización de los negocios y la deslocalización de la producción no son cosas que le agraden en exceso al nuevo presidente. Y, en consecuencia, se ha producido varios días el fenómeno de ver al Dow Jones marcando máximos históricos y al Nasadq 100 cayendo a plomo.

Por ahí podemos tener una primera pista. Son muchos en el mercado los que comparten mi idea de que sin el Nasdaq no se va a ninguna parte y ver que las empresas que hasta ahora se habían mostrado más potentes activan el modo defensivo ha preocupado a más de uno.

N0 obstante, tenemos a dos de los índices más importantes de Wall Street en máximos históricos y uno tiende a pensar que eso no ocurre sin la participación de la mano fuerte, así que indagaremos en ellos:

 

Dow Jones


s1


Este es el gráfico que presenta el índice Dow Jones de Valores Industriales, para muchos el índice más importante de Wall Street y para muchos más el único que conocen.

Vemos en él una potente subida del precio tras las elecciones que han llevado a Trump a ser el futuro inquilino de la Casa Blanca. Es el gráfico que nos han puesto casi a diario en los informativos de la tele, así que tendremos que mirar por debajo. Eso no nos lo ponen en la caja tonta.

Confieso que con el indicador de mano fuerte y mano débil me he llevado una sorpresa: la mano fuerte ha reducido su saldo vendedor, pero no está compradora en el conjunto de los 30 valores que componen este índice. Aclaro para quien no nos conozca que el indicador se calcula con la suma de los volúmenes diarios de los valores que componen el índice.

¿Es suficiente para que el índice suba  hasta máximos históricos que, simplemente, disminuya la presión vendededora? En mi opinión, en las actuales circunstancias, sí. Y voy a tratar de razonarlo.

Lo que nos muestra el gráfico es una explosión de la mano débil compradora en el Dow Jones. Y eso es perfectamente compatible con varias cosas:

 
  • La idea muy extendida de que si alguna empresa es americana de bandera, ésas son las del Dow Jones (por supuest0, es una idea falsa)
 
  • La concentración de los pardillos en estos valores pensando que van a ser los más favorecidos por las medidas que Donald Trump se propone llevar a cabo. Hablo de muchos miles de pardillos a los que les han dicho que la Bolsa va a subir y sólo conocen el Dow Jones.
  •  
Obviamente, tengo que desarrollar el paréntesis. Pensar que las empresas del Dow Jones van a ser favorecidas por las políticas de Trump es demasiado pensar. Alguna habrá que pueda salir beneficiada, pero Apple no parece ser de las favoritas del nuevo dueño del mundo. O Microsoft. O Goldman Sachs, o Citi. Recordemos las soflamas lanzadas contra la gran banca y su determinación de reconstruir un mapa bancario en Estados Unidos con mayor protagonismo de los bancos pequeños y locales. O General Electric, que ha hecho de la deslocalización una bandera…

No es de extrañar que la mano fuerte no termine de apostar por el Dow Jones, desde luego. Habrá acompañado el movimiento, entrando y saliendo, con alguna apuesta concreta de empresa que sí vaya a ser beneficiada, pero no parece que hayan entrado a saco, con el dinero a carretillas, sino que el dinero, a paladas, procede de los pardillos. A ver qué pasa ahora que empieza el índice a mostrar síntomas de agotamiento.

Complementariamente, el gráfico presenta un segundo indicador, Top Bottom / Bottom Top. En la línea azul tenemos los valores alcistas en el índice siguiendo la teoría de Dow que, además, son más alcistas que el día anterior. En rojo, el polo opuesto, los valores bajistas por la teoría de Dow que, además, son más bajistas ese día que el anterior.

Vemos claramente cómo la línea azul ha pasado por mejores momentos sin necesidad de tener al índice en máximos históricos. No es muy buen síntoma, la verdad.

 

Russell 2000


Es curioso. El índice de las 30 mayores megaempresas y el de las 2000 empresas más pequeñitas del mercado están en máximos históricos y el resto no. ¿Los extremos se tocan?

s2

Este gráfico tiene un perfil muy parecido al del Dow Jones en la zona de precio, incluyendo el hecho de que el índice esté desde la sesión de ayer marcando su máximo valor histórico.

Pero donde tiene rasgos completamente distintos es en la parte inferior. El indicador de mano fuerte nos advierte de que asistimos a una entrada masiva de dinero inteligente en los pequeños valores de Wall Street. (Cuando hablo de entrada masiva hablo de los niveles de volumen en los que se mueven estas empresas, nada de explosiones y tal).

Tiene lógica. Las empresas del Russell 2000 sí tienen exactamente el perfil de empresa favorecida por las ideas con las que ha ganado el nuevo presidente. El proteccionismo las eliminará competencia y, de otro lado, generan empleo local, sin trasladar producciones y sin ansias globalizadoras. Con una explicación de 'trazo grueso' podríamos decir que muchas de ellas generan empleo en el semilero de votantes de Trump.

Ahora bien, ¿el pardillo que ha entrado como loco al calor de supuestas ganancias sabe que existen siqueira estas empresas? Incluso, en el supuesto de que las conociera, no veo yo al inversor oportunista que se ha posicionado en el Dow seleccionando compañías del Russell con potencial alcista. En cambio, sí veo a los más listos de la clase tomando posiciones incluso de largo plazo.

Para más abundamiento, el indicador inferior, Top Bottom / Bottom Top, nos muestra una línea azul en progresión, lo que sup0ne que cada vez hay más valores alcistas que cada día lo son más, en tanto que el Dow Jones parecía haberse estancado el asunto. No obstante, en valores relativos, los números del Dow siguen siendo mejores que los del Russell, lo que habla del potencial de mejora que aún le queda al índice de los más pequeños.

 

Índices en máximos ¿y valores?


Pero no me puedo conformar solo con estos resultados y tendré que buscar desde otra perspoectiva qué está pasando en ambos índices. Es aquí cuando recurro siempre a aquella idea del gran José Luis Cárpatos de preguntarse cuántos valores del índice acompañan a éste en el asalto a los máximos.

Vamos con el Dow Jones:

s4


Recuerdo que este indicador nos muestra el número de valores del índice que está en máximos anuales o a un 1% (azul), un 3% (verde) o un 5% (rojo). ¿Qué obtenemos?

Efectivamente, hay una muy buena reacción de valores que están en máximos o cerca de ellos pero el porcentaje es claramente inferior al conseguido en el anterior asalto a los máximos, tras el Brexit, y además, va bajando poco a poco en las últimas sesiones.

Al ser el Dow un índice con pocos valores, lo normal es que sean más de la mitad los valores que 'acompañan' al índice acercándose a sus propios máximos. En esta ocasión, ha conseguido una estimable marca del 56%, pero ha sido flor de un día y ya ha vuelto a caer por debajo del 50%.

¿Pasa lo mismo en el Russell 2000?



De nuevo tenemos un indicador alcista que supera las cotas de máximos anteriores e incluso del máximo histórico anterior aunque no haya entrado en el gráfico que he subido. Esta sí parece una subida 'en forma' a pesar de que el porcentaje de valores que 'acompañan' a máximos al índice sea inferior al registrado en el Dow Jones. Estamos hablando de dimensiones completamente distintas y que un 42% de 2000 valores esté en máximos anuales o a menos de un 5% de ellos sí es un valor muy a tener en cuenta…

Por tanto, volvamos al principio y respondamos la pregunta. ¿Qué hace la mano fuerte en Wall Street? Posicionarse en el Russell y acompañar en el Dow Jones.

¡¡Buen trading!!

Fuente de este artículo: www.markettiming.es
Republicado con permiso expreso de los propietarios del artículo.