Por fin llega el rebote a las bolsas europeas.
 
Típico por otro lado en estas situaciones bajistas. Siempre cuando llegan son violentos y acelerados, porque se cierran muchos cortos tomando beneficios.
 
Hay varias razones, que vamos a ver en detalle.
 
La primera y principal el fuerte rebote del petróleo, que esta mañana estaba cerca de los 30 dólares el barril y ahora ha subido a 31,60, y en % es mucha subida.
 
Corrieron rumores a primera hora de la mañana alimentados por los responsables petroleros de Nigeria, de que al menos tres miembros de la OPEP habían pedido una reunión extraordinaria si el petróleo llegaba a 30. Cualquiera sabe si esto iba en serio o no, pero el mercado que ya anda dando vueltas de hace tiempo, sobre si el 30 podría ser el suelo, no se lo ha pensado dos veces, y ha rebotado casi enseguida, por si acaso, por las típicas tomas de beneficios, y los que buscan acertar suelos.
 
Luego se ha desmentido por otros miembros de la OPEP que esta reunión fuera posible, pero el rebote ya estaba en marcha y era imparable. Y las bolsas ya saben que tienen una correlación con el petróleo altísima.
 
En segundo lugar, por la sobreventa acumulada, que era altísima. Llevamos muchos días cayendo a plomo, con la peor apertura del año de la historia, no es difícil imaginar que algún rebote fuerte como mínimo tenía que haber. Y aquí lo tenemos.
 
Pero hay algunos factores corporativos que ya en menos medida también han sido importantes.
 
En primer lugar tenemos la muy fuerte subida del sectorial de automoción.
 
Y gracias al fabricante galo de automóviles PSA Citroen que sube el 6,5% nada menos el mejor del CAC40 de Francia, tras dar sus resultados comerciales de 2015 que son buenos, y lo más importante muestran que está dependiendo menos de China y más de Europa, lo cual es algo bueno en estos tiempos. Esto ha contagiado a su compañero de sector Volkswagen que es el que más sube del Dax alemán.
 
Orange anima al sector de telecos con una subida del 5%. Tras decir su patrón que las discusiones con Bouygues para una compra están avanzadas, pero ha dejado claro que no va a meter al grupo en una operación ni demasiados costosa ni demasiado arriesgada.
 
Tesco en el sector de distribución sube el 7% y es la mejor del Footsie 100 de Londres, ante la creencia del mercado de que el jueves va a dar buenas cifras financieras, al ver que su competido Morrisons que a su vez sube el 8% las ha dado hoy.
 
Pero aún hay más. SAP sube más del 4% tras dar resultados mejor de lo esperado y está contagiando al sectorial tecnológico.
 
A partir de ahora ya nos metemos en temporada de resultados, y como estamos viendo hoy, va a ser un factor que a diario, va a mover las bolsas, y determinados sectores.
 
Hay que recordar que en EEUU ayer tras el cierre publicó resultados Alcoa y que no fueron buenos.
  
Desde el punto de vista técnico, los gráficos siguen muy deteriorados, y esto hay que considerarlo un rebote, y una ocasión para soltar enganchones. Si al final es algo más ya lo veremos, de momento es lo que hay.
 
También ha ayudado mucho los esfuerzos que está haciendo a diario el Banco central chino por intervenir a favor del yuan para evitar un pánico financiero. Pero no nos fiemos, posiblemente su intención sea calmar los ánimos, para volver a devaluar cuando haya menos miedo.
 
Uno de los sectores que tiene ahora mismo el gráfico más de delicado, es como podemos ver a continuación el biotecnológico.
 
 
s1
 
Fuente: http://www.howardlindzon.com/wp-content/uploads/2016/01/biotech.png
 
 Vista la actualidad, vamos a ver un tema interesante, de historia económica, que publicaba ayer The Economist, y que me llamó ayer mucho la atención.
 
Como pueden ver en la infografía adjunta, la ola inflacionista terrible que creó… Cristobal Colón con el descubrimiento de América. La plata se usaba como moneda base… en América se descubrieron nuevas minas, por cantidades muy importantes. Cuando la plata se empezó a importar su valor bajó notablemente, y los productos se pusieron a subir para compensar, y se montó una buena.
 
Recuerda algunas cosas modernas no muy lejanas en ambas direcciones. En realidad los tiempos no cambian tanto J
 
s2
 
 
But there is one important market that Mssrs O’Rourke and Williamson ignore in their analysis: that for silver. As European currencies were generally based on the value of silver, any change in its value would have had big effects on the European price level. Smith himself argued this was one of the greatest economic changes that resulted from the discovery of the Americas:

The discovery of the abundant mines of America, reduced, in the sixteenth century, the value of gold and silver in Europe to about a third of what it had been before. As it cost less labour to bring those metals from the mine to the market, so, when they were brought thither, they could purchase or command less labour; and this revolution in their value, though perhaps the greatest, is by no means the only one of which history gives some account.

The influx of about 150,000 tonnes of silver from Mexico and Bolivia by the Spanish and Portuguese Empires after 1500 reversed the downwards price trends of the medieval period. Instead, prices rose dramatically in Europe by a factor of six or seven times over the next 150 years as more silver chased the same amount of goods in Europe (see chart).
 
Fuente: The economist