Las bolsas europeas a estas horas bajan en un entorno de alta volatilidad.
 
La liquidez está bajando de manera muy notable, como es normal en estas fechas, porque hay muchos operadores que van saliendo de vacaciones y esto va acelerando y exagerando los movimientos.



 
Los spreads de oferta y demanda de muchos valores se abren. En estos tiempos modernos estamos acostumbrados a los spreads de la horquilla cerrados, pero vean cómo se las gastaban antiguamente:
 

 
Fuente: http://i0.wp.com/www.philosophicaleconomics.com/wp-content/uploads/2015/11/bid-ask-spread.jpg
 
¡Cómo para hacer intradía! Ya ven como ha cambiado el mercado…
 
Pero sigamos con la actualidad…
 
Lo malo es que las buenas noticias nos sirven para subir, pero solo sirven para que se metan un papelón, en esa ocasión sin motivo. Parece un concurso de papelones.
 
Primero hemos subido porque ayer Wall Street cerró en los últimos 20 minutos muy al alza respecto a donde estaba. Pero entonces papelón.
 
Luego hemos tenido a media mañana otra remontada por una serie de declaraciones del gobierno chino, que parecen indicar que va a tomar más medidas para ayudar a la economía. La remontada ha sido importante, pero de repente, y de nuevo sin motivo, papelón.
 
Y son demasiados papelones, y por tanto más claro imposible que las manos fuertes no confían demasiado ahora mismo en la bolsa. Lo malo, por la cuenta que nos trae es que en la mayoría de crónicas sigue apareciendo como uno de los motivos la inestabilidad de España. Nos hemos metido de nuevo bajo el foco de los mercados, con los líos políticos, y eso es bastante peligroso. Menos mal que está el BCE ahí para tapar todos los agujeros, y que así los políticos puedan prometer todo tipo de disparates y meterse en todo tipo de enredos.
 
El petróleo, los bajos beneficios, la dependencia peligrosa de las bolsas de los bancos centrales, no terminan de dar confianza a nadie.
 
Desde el punto de vista técnico los gráficos europeos siguen deteriorados, y sin posibilidades técnicas claras.
 
 
 
En fin, que tal y como están las cosas, ahora parece que a lo mejor que podemos aspirar en lo que queda de año es a estar en lateral.
 
Y qué mejor que recordar un sistema de laterales.
 
Vean  un extracto del libro de Perry Kaufman donde se relacionan todos los sistemas del mundo :
 
EL SISTEMA DE FASE DE CONGESTIÓN DE NOFRI
 
Los mercados pasan la mayor parte del tiempo en movimientos sin tendencia, yendo de arriba a abajo dentro de un rango determinado por un equilibrio casi estable de la oferta y la demanda. La mayoría de los seguidores de tendencia se quejan del pobre rendimiento resultante de los mercados que no se mueven de forma continua en una dirección. No obstante, sus sistemas están diseñados para conservar el capital asumiendo repetidas pequeñas pérdidas durante estos periodos para capturar el «gran movimiento». El sistema de Eugene Nofri, presentado por Jeanette Nofri Steinberg, se utiliza durante el largo periodo de congestión, dando beneficios continuos pero pequeños. Al sistema de Nofri no le preocupa el movimiento direccional sostenido, por lo tanto el usuario del Sistema de Fase de Congestión puede esperar a estar seguro de un área de congestión bien definida antes de comenzar una secuencia de operaciones.
 
La base del sistema es una vuelta en el tercer día. Si los precios están dentro de un área de congestión y han cerrado en la misma dirección durante dos días consecutivos, se toma la posición opuesta al cierre del segundo día, previendo una vuelta. Si esto es correcto, se toman beneficios al cierre del siguiente (tercer) día. Nofri alega una probabilidad del 75% de éxito utilizando esta técnica y la Teoría de las Rachas apoya esta cifra. Si hay un 50% de posibilidades de un movimiento o bien al alza o bien a la baja en el primer día, hay una probabilidad del 25% de que se produzca el mismo movimiento al día siguiente y una probabilidad del 12,5% en el tercer día. Teniendo en cuenta tanto las comisiones como las variaciones en la distribución, es razonable asumir un 75%.
 
Puesto que la base del sistema de fase de congestión es la escasa probabilidad de una racha durante un periodo de precios lateral, la utilización de una racha de cuatro días en vez de tres debería aumentar la rentabilidad y la fiabilidad de las operaciones individuales al tiempo que reduce el número de oportunidades.
 
El Sistema de Fase de Congestión sólo se aplica a mercados dentro de un rango de trading específicamente definido por Nofri. Se advierte a los usuarios que no deben ser demasia¬do ansiosos y operar en un rango recién formado hasta que haya pasado un tiempo adecuado o haya fallado algún ataque a la resistencia y el soporte. El techo del área de congestión se define como un máximo, seguido inmediatamente por dos días consecutivos de precios menores; el suelo de la congestión es un precio mínimo seguido por dos días más altos. Un nuevo máximo o mínimo cancela el área de congestión. Dos días consecutivos cualesquiera con los precios cerrando prácticamente sin cambios (por ejemplo ± 2 ticks) son considerados como uno solo a efectos del sistema. Estos rangos ocurren con frecuencia y pueden hallarse mostrando en un gráfico los últimos 10 días. En los casos en los que el techo o el suelo se han formado tras una ruptura o un movimiento importante, se recomienda un periodo de espera de 10 días adicionales para asegurar la continuación del área de congestión y limitar el riesgo durante los periodos más volátiles. Recuerde, los sistemas que operan únicamente dentro de un rango ofrecen muchas oportunidades que deben ser ejercitadas con paciencia.
 
Un área de congestión no se forma hasta que puedan identificarse tanto un techo como un suelo. La penetración de un techo anterior y la formación de uno nuevo redefinen el rango sin alterar el suelo; puede darse el caso opuesto con un nuevo suelo. Si se produce una ruptura falsa con una duración de dos o tres días, la prudencia recomienda un periodo de espera de siete días. También es posible utilizar stops de forma lógica, siendo los puntos más evidentes el techo y el suelo del área de congestión actual, pero se podrían formular stops más cercanos basándose en la volatilidad del precio.
 
El sistema de fase de congestión puede utilizarse por sí solo como un método de trading a corto plazo o puede utilizarse para complementar cualquier otra técnica más a largo plazo. Cuando se utiliza para intentar mejorar los precios de entrada o salida, el sistema es válido como mecanismo para afinar el momento exacto de la ejecución – pero sólo dentro de las áreas de congestión definidas por las reglas. No está pensado para ser utilizado en todas las situaciones. El reverso del sistema dice que una señal de entrada dada fuera de un área de congestión debería tomarse inmediatamente porque lo más probable es que se trate de un periodo de movimiento prolongado en una dirección. Pero en un rango de trading, el sistema de congestión de fase puede hacer que una técnica de media móvil pase de perdedora a ganadora.