Cómo se agradece ver al mercado retomar posiciones y aumentar los precios de la renta variable tras pasar por una auténtica pesadilla en los últimos días.

De China vino la tormenta y parece que de China está viniendo la calma, ya que el banco central del país ha dado un paso adelante que está gustando a los inversores, por lo menos en Europa, aunque ha tenido alguna ayuda desde la zona euro en forma de declaraciones verbales diciendo que no se espera que los países principales tengan problemas por el terremoto chino, lo que han gustado y ha permitido mantener las ganancias de la apertura de la sesión continuando con la vuelta al alza de ayer.
En estos momentos la sesión en Europa sigue teniendo el mismo carácter que la apertura, dejándose llevar por ese rebote que comenzó en Wall Street cuando el Dow Jones casi toca los mínimos de 2014 y además Apple rondó los máximos de 2012, en donde empezaron a aparecer compras que redujeron las pérdidas de forma considerable, aunque en lo que quedó vendido fue también extraordinariamente importante.

Bien, hoy China ha vuelto a tener desplomes superiores al 7% porque los inversores seguían sin ver pasos concretos del Gobierno para intentar ayudar a crear un potencial de recuperación de las pérdidas que el propio Gobierno había generado a los inversores extranjeros al devaluar tres veces la moneda, por lo que todo el mundo seguía pensando en sacar el dinero del país para meterlo en otros lugares más rentables.

Tras dos días seguidos de fuertes desplomes, parece que el Gobierno chino ha entendido el mensaje del mercado y que la solución a sus problemas no es devaluar la inversión extranjera en el país para potenciar las exportaciones, sino actuar desde dentro del país para fortalecer la economía, así que ahora han dado los pasos que nos hubiese gustado ver antes de devaluar la moneda y que nos habría ahorrado todo este episodio, seguramente.

En concreto, han bajado el ratio de los requerimientos de reservas a los bancos más grandes, han bajado los tipos de interés, y en su conjunto supone una inyección de liquidez importantísima a medio plazo y de recursos para sostener la economía, así que todo el mundo está intentando participar para intentar recuperar parte de lo que nos hemos dejado en las últimas sesiones.

Se esperaba este movimiento para esta semana o la que viene, e incluso el mercado la esperaba para este fin de semana, pero tras dos días de descensos fuertes, al final se han decidido a bajar los requerimientos de reservas a los bancos.

El mercado está rompiendo máximos del día por la buena noticia.

China baja el RRR para casi todos los bancos grandes al 18%, 50 puntos básicos menos. Tendrá efecto el 6 de septiembre.

Esto significa que hay más dinero disponible para préstamos y apoyar la economía.

El Banco Central de China dice que habrá una bajada adicional de 50 puntos básicos para bancos comerciales rurales y bancos corporativos rurales.

También una bajada adicional de 300 puntos básicos para compañías de Leasing financiero y de leasing de automóviles.

Dicen la volatilidad del mercado requiere políticas monetarias y herramientas más flexibles.

Reducen el RRR para dotar de liquidez de largo plazo y ayudar a sostener la economía.

También bajan los tipos en -0,25% quedando el dinero a 1 año al 4,6% y depósitos al 1,75%.

Total, que el mercado se ha puesto a darle la vuelta a los movimientos que hemos visto en los últimos días:

- El dólar se recupera, por lo que el EURUSD baja y el USDJPY sube.

- El dinero sale de la seguridad de la deuda de Alemania haciendo que sus tipos suban.

- El mercado da extensión a las karakasas generadas ayer.

¿Y ya está? Para nada. La situación es que se necesita ver que esto funciona y no hay que olvidar que lo anunciado hoy por China es aplicable el 6 del mes que viene… y hay que ver si funciona, así que la volatilidad seguirá siendo vecina nuestra durante un tiempo, por lo que no hay que bajar la guardia en ningún momento.

A esta hora todos los súper sectores del Stoxx 600 está subiendo con mejoras superiores al 3% en donde brilla con luz propia el súper sector de recursos básicos mejorando más del 6% y las petroleras casi el 4,6%, pero el pedal de aceleración del índice alemán que reside en el de automoción y recambios está subiendo más del 5% al igual que las químicas. El Ibex 35 también tiene bastante apoyo porque el súper sector bancario está subiendo el 5,75%.

Con respecto a las materias primas, prácticamente todas están aumentando su precio menos el oro, fiel a ese punto de refugio que tiene y que en este mismo instante no se considera necesario.

El crudo de referencia en EEUU se acerca otra vez a la cota de los 40$ dólares subiendo algo más del 3% y el cobre es el mejor de los metales subiendo casi el 1,3%.

Los futuros del Globex auguran una fuerte apertura de Wall Street ya que los tres índices importantes están subiendo más del 3%.