El aplanamiento de los últimos meses de la curva americana, continúa poniendo a la renta variable contra las cuerdas para las próximas semanas.

La curva formada por los futuros de los bonos americanos (en precio), con una alta correlación histórica frente a la renta variable (S&P 500 en azul), continúa ampliando la divergencia entre ambos productos.

La curva ha vuelto a zona de mínimos del año, manteniendo su aplanamiento constante semana a semana, con una aceleración en la caída, ayer tras el comunicado de la Fed. Por otro lado, el S&P500 ha experimentado un fuerte tramo al alza. El spread está en marcando nuevos máximos, lo que no augura nada positivo. Parece probable que el mercado de renta variable, esté cerca de sufrir una corrección fuerte, que también compensaría  la curva probablemente con subidas.

Por lo tanto, cabría esperar que la zona en torno a los 2800, sea el techo para las próximas semanas, y atendiendo a la  estadística, después del vencimiento, venga una toma de beneficios que podría llevar al S&P hacia los 2700.

Grafico curva americana

 

Plantea tu estrategia de trading con MULTI de