La estructura creciente de las últimas semanas es destacable pero todavía insuficiente para considerar que la tendencia bajista de medio plazo que parte desde los actuales máximos anuales toca a su fin.

Duro Felguera se gira a la baja a la altura de su directriz bajista de medio plazo que parte desde los actuales máximos anuales de los 1,48, movimiento que permite registrar un máximo relativo decreciente en los 0,92 y que actúa ahora como resistencia. El freno al avance de las compras llevado a cabo durante las últimas semanas es clave dado que pese al respaldo del volumen de contratación, las lecturas del oscilador MACD en terreno de sobrecompra acumulada podrían propiciar de nuevo un ataque bajista que sitúe a la curva de precios por debajo del soporte de corto plazo situado en los 0,78 y cuya perforación habilitaría un retroceso hasta los 0,70.

Duro Felguera en gráfico diario con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)